canalizaciones

TÚ Y YO – Maestro Jesús

“Aprende que cuando tocas el agua del río o de la cascada de donde procede, esa agua te conecta con la tuya, siendo una única. Despierta del letargo de tu vida, se consciente de lo que eres y conecta con la totalidad.”

Fuente: Toni Romero – https://eltododelaesencia.wordpress.com

ESCUCHA…

LEE…

Recojo tierra y agua del rio, la aprieto con la mano y siento el dolor de tantos pueblos en guerra, sangre, sufrimiento e ira. También siento pueblos perdidos por el ego, el poder y la codicia. Al mismo tiempo, siento pueblos alegres, felices, con gratitud, siento a la humanidad partida en dos. El río se bifurca en dos volviendo más allá a convertirse en uno.

Dejo la tierra y el agua de mi mano en el rio, provocando que se aposente la mayor parte de la  tierra a su lugar de origen y que partes de ellas sean aposentadas más adelante de su cauce. Siento el agua pura y virgen acariciar mi mano y el brillo del sol arriba en el cielo.

El agua del rio me transporta donde mis palabras pedian clemencia al Padre para la humanidad, me transporta al dolor y sufrimiento que hombres y mujeres causaron en mi cuerpo físico por seguir una de las dos opciones del río.

El agua del rio me lleva donde una anciana mujer, sentada cerca de un pozo de agua, transmitía paz a través de su ceguera. Ella me dijo: “Siento amor en tu presencia, siento calor y bondad, siento el cielo en ti. Acércate y tómame de las manos, por favor.”

Aquella anciana me estaba observando. Tenia unos ojos maravillosos, grandes y con mucha luz, era bellesima, su resplandor no me dejaba ver cerca de ella. Me enseñó la bifurcación del rio que yo tenía que elegir. Miraba alrededor y todas las personas que estaban por alli no podían verla tal como era.

Abandoné aquel lugar y una voz profunda y con falta de libertad me dijo: “Igual que tú escojes la bifurcación de tu verdad, recuerda que yo siempre estaré allí para recordarte que te equivocas y te abriré las puertas del todo donde no te faltará de nada, mucho más rápida y directamente”.

Acariciando el agua del rio veo una parte de la humanidad escuchando a la ilusión, al ego, a la oscuridad. Acariciando el agua del rio veo otra parte liberándose de trabajos forzados, de necesidades y esclavitud. Las dos partes se juntarán y formarán un único rio que los llevará a la eternidad. Yo estoy en las dos partes, yo estoy en todos los corazones, yo estoy en cada paso de cada decisión. Cuando caigas de dolor, yo acariciaré y sanaré tus heridas, cuando saltes de alegría te avisaré de una posible apertura del ego.

Aprende que cuando tocas el agua del rio o de la cascada de donde procede, esa agua te conecta con la tuya, siendo una única. Despierta del letargo de tu vida, se consciente de lo que eres y conecta con la totalidad.

Tod@s estáis en mi corazón y yo estoy en tod@s vosotr@s.

Jesús

 

Anuncios

One comment

Deja un comentario