conocimiento

SOBRE EL TRABAJO – Luis Lorenzo

«Quizá el trabajo al que te dediques ahora no sea el que vienes a realizar como expresión plena de tu Ser, pero si te catapultará hacia una mayor integración, aceptación y honra de ti mismo.»

ESCUCHA…

 

 

LEE…

No importa en qué trabajes, absolutamente da igual. No importa lo que ganes, el puesto que tengas, si eres autónomo o trabajas para una empresa, si tienes gente a tu cargo o si están a cargo de ti. Algo interesante a ver es el medio en el que nos encontramos para aprender acerca de nosotros mismos.

Todos venimos a aportar nuestro grano de arena a este mundo, sin embargo, nos cegamos en recibir y no dar, en tomar y no ofrecer, de modo que el propio flujo de energía, el equilibrio de las cosas y la vida en sí quedan sin honrar ni valorarse. Te animo a que ofrezcas, pruebes y experimentes algo muy, pero que muy sencillo; dar sin condiciones, sin expectativas, sea donde sea que estés.

Esto no es un decálogo de conducta, sino degustar en el buffet de la vida el manjar del servicio al prójimo. Es posible que no ames ni te apasione tu trabajo, aun así toda situación siempre envuelve un regalo de aprendizaje, pese a que haya momentos de muchas emociones intensas, y a veces, difíciles de gestionar. Pero, una vez pasadas esas emociones, ¿acaso no se puede volver a caminar desde tu centro?

Nunca sabes si la persona con la que tratas como cliente necesita una sonrisa amistosa, una conversación amena o un tanto informal más allá de lo que se espera de tu “puesto”. Nunca sabes si un compañero o compañera necesita alguien que le escuche sin intención de cambiarle. Nunca sabes si un superior necesita que alguien le trate sin miedo ni sumisión, comprendiendo que todos nos ponemos nerviosos y erramos de vez en cuando. Nadie es perfecto…un momento… ¿ tú lo eres?

Nunca sabes si el humor puede hacer más ameno el tedio y el sin sabor de aquellos que por la razón que sea están ahí. Tú. Amigo. Amiga. Tienes el poder de reflejar la autenticidad que otros anhelan y que en sus manos está más allá de las envidias y los celos. Tú puedes perdonar y dejar ir las formas y tratos de quienes critican o chismorrean a costa de tu figura, eso sí, desde la oportunidad de ser firme desde tu Ser poniendo límites y tomando decisiones, es decir, RESPONSABILIZÁNDOTE. Estamos aprendiendo…

¿Recuerdas cuando comenzaste una vez sin saber muy bien qué hacer, quizá con miedo, confusión y hasta soledad? ¿Qué tal un poco de amabilidad y seguridad dando esa chispa de confianza a quienes llegan?

Todo trabajo, sin importar cuál, nos viene con partes “claras” y otras no “tan claras”,  con muchas cosas por aprender acerca de nosotros mismos, para ver nuestras reacciones, pensamientos y acciones. Quizá el trabajo al que te dediques ahora no sea el que vienes a realizar como expresión plena de tu Ser, pero si te catapultará hacia una mayor integración, aceptación y honra de ti mismo.

PD: Paciencia. Ten paciencia, pues a su ritmo, aprenderás lo necesario para que se vaya desplegando tu propósito o misión de vida. Y recuerda, la vida no es solo trabajar. Cada cosa ocupa su justo lugar.

 

Luis Lorenzo

 


 

Aportación

Si así lo sientes, puedes colaborar con nosotros para sostener la labor divulgativa de Mi Voz Es Tu Voz y audioeSSen en favor de la apertura de conciencia con la cantidad que desees. ¡Mil gracias!

€1,00

 

Anuncios

Deja un comentario