canalizaciones

LA INMENSIDAD QUE TÚ ERES – Jesús a través de John Smallman

«Lo que ves e identificas como “tú mismo” no es más que un pequeñísimo fragmento de la inmensidad que realmente eres.»

ESCUCHA…

 

 

 

LEE…

 

La vida es para vivirla, y para ello necesitas usar tus destrezas y habilidades humanas, que son diferentes para cada una de las personas, y eso es parte de tu vida humana y tu experiencia de aprendizaje.

Con algunas personas te sientes en armonía – “en la misma onda” -, mientras que con otras, a menudo parece que no hay punto donde se puedan encontrar e intercambiar ideas significativas. E incluso con aquellos con quienes te sientes más en armonía habrá desacuerdos y confusiones. Sin embargo, estas no son situaciones de conflicto a menos que elijas hacer conflictos al margen de ellas.

Tiendes a hacer eso cuando estás en el miedo, el miedo acerca de las deficiencias o las incongruencias que percibes en ti mismo y por las que te juzgas a ti mismo negativamente, a veces con bastante dureza.

Elegiste experimentar la separación

Como te he dicho muchas veces, ser humano puede ser muy inquietante y perturbador. Elegiste experimentar la separación de la Fuente, y al hacerlo te impusiste severas limitaciones a ti mismo, lo cual puede ser extremadamente frustrante a medida que las interacciones comunicativas entre tú y los demás se descomponen debido a malentendidos o mala interpretación.

En lo profundo de ti mismo sabes que esto no es cómo deben ser las cosas, tienes un recuerdo interno, pero oculto, de saber todo lo que siempre deseaste saber. Y estar sin ese conocimiento o separado de él es intensamente irritante y aterrador porque en consecuencia te ves a menudo como incompetente y temes que otros también vean esto, y te juzguen y te rechacen a causa de ello.

Tú no eres tu ego

Necesitas recordar que eres, siempre has sido y serás, un hijo infinitamente amado de Dios, perfecto en todos los sentidos, porque lo que Dios crea sólo puede ser perfecto.

Lo que ves e identificas como “tú mismo” no es más que un pequeño fragmento de la inmensidad que realmente eres. Tu cuerpo humano no es más que un pequeño receptáculo en el que has derramado una pequeña parte o aspecto de ti mismo para permitirte experimentar la separación, la soledad, el abandono. Al hacerlo, escogiste limitar rigurosamente tu conocimiento de quien eres en la Realidad.

Pero todos habéis sido creados perfectos, en alegría, y aunque ese conocimiento está escondido de vuestra forma humana, todos tenéis un anhelo muy profundo de regresar a la Unidad con la Fuente, vuestro estado eterno y natural.

Esa parte separada de ti mismo desarrolló tu ego para ayudarte a sobrevivir en los reinos físicos, y tú le diste libre reinado para usar tu cuerpo y todas sus habilidades y aptitudes físicas, mentales y emocionales, lo cual el ego ha hecho. Parece que le hubieses entregado tu poder, especialmente cuando tus emociones se descontrolan en el miedo, el pánico o la ira.

Recupera tu poder

Sin embargo, esto definitivamente no es el caso. Puedes dominarlo en cualquier momento que elijas hacerlo retrocediendo de la situación, deteniéndola y observándola. La emoción no se disipará inmediatamente, pero te darás cuenta de que no tienes que actuar sobre ella, que tienes una opción. Con frecuencia decides actuar sobre ella, a menudo irracionalmente, en el momento, porque parece satisfacer una necesidad intensa. ¡Esa necesidad es la necesidad de ser visto, reconocido, honrado, aceptado y AMADO!

Por supuesto que quieres ser amado porque el amor es tu naturaleza. Sentirse no amado es extremadamente doloroso, y esa es la sensación o sentimiento que la separación proporciona en abundancia. La mayoría de ustedes buscan el amor en las relaciones – padres, hermanos, amigos, compañeros de trabajo, miembros del equipo deportivo y compañeros de la vida – pero para que cualquiera de ellos funcione para ti, primero debes encontrar el Amor que reside eternamente dentro de ti.

Tú eres el Amor, y aunque puedas encontrar un consuelo temporal en las relaciones humanas, solo encontrarás alivio, consuelo y contentamiento a largo plazo en una relación humana cuando hayas descubierto la abundancia infinita de Amor que reside dentro de ti.

Para la mayoría de los seres humanos, la etapa de crecimiento es un tiempo durante el cual experimentan muchos juicios negativos y no aceptación. Los seres humanos necesitan sentir el contacto con otro ser humano a menudo y amorosamente desde el momento del nacimiento físico, y a medida que crecen y se desarrollan, para que revelen o descubran el Amor que reside dentro de ellos, pero en su mayoría oculto hasta que lo despiertan amorosamente los familiares cercanos. Cuando esto no ocurre, o bien aprenden a endurecerse, fingiendo a sí mismos y a otros que no tienen necesidades, o eligen ser las víctimas heridas y necesitadas – en realidad ambas facetas tienden a alternarse dentro de ellos dependiendo de las situaciones en las que se encuentran.

Eventualmente, sin embargo, todo el mundo recibe una llamada de atención para alertarlos del hecho de que son seres espirituales. La vida material que lleva un ser humano nunca puede proporcionar verdadera satisfacción. No importa cuánto “material” se reúna, ya sea material – juguetes, casas, coches, obras de arte, objetos bonitos – o emocional – admiración, adulación, respeto, honores – al final ¡nunca es suficiente!

Eres un ser espiritual

Tu naturaleza es el Amor, el Amor de Dios con quien eres eternamente Uno, y la aparente falta de Amor (porque te aseguro que sólo parece que te está faltando) que constantemente experimentas como ser humano, es atrozmente dolorosa y aterradora.

Construiste la ilusión para experimentar esto, pero no tenías idea de lo doloroso que podría ser y sería. Y el llamado de atención que recibes, aunque diferente para cada uno de ustedes, siempre incluye la dolorosa conciencia de que la vida como un ser humano no es y nunca puede ser suficiente.
El Amor que todos buscan reside permanentemente dentro de ustedes, así que dejen de buscar, vayan hacia adentro, quédense quietos y permítanle que los abrace. Y lo hará, si tú lo permites.
Libera la necesidad de vivir con prisa

La mayoría de ustedes tiene grandes dificultades para calmar su mente lo suficiente como para tomar conciencia del Amor interior porque su ego es más vociferantes, en su esfuerzo por convencerlos de centrarse completamente en el ambiente físico que la ilusión apoya.

La paciencia es necesaria, pero en su edad moderna todo es correr, tanto que hacer en tan poco tiempo. Aunque, en realidad, es muy poco lo que hay que hacer a toda prisa.

Meditar, contemplar o relajarse es liberar la necesidad de apuro y, al hacerlo, descubrir que sí tienes suficiente tiempo para todo lo que realmente necesita hacerse para asegurar tu supervivencia saludable como ser humano.

No debes culparte por las enfermedades

Es el ajetreo y las preocupaciones relacionadas a éste, lo que lleva a desarrollar la enfermedad– física, mental o emocional – y por supuesto nunca debes juzgarte o culparte por las enfermedades. Son sólo llamadas de alerta más intensas para persuadirte de ir adentro en donde tienes todo lo que necesitas para encontrar paz, satisfacción y alegría- ¡Amor!

¡Busca el amor dentro de ti!

Cuando encuentras el Amor dentro, Él brilla intensamente desde ti y atrae a otros hacia  ti. El amor es irresistible, pero a menudo se confunden las experiencias humanas temporales con el Amor, y como no duran, pueden causar dolor y sufrimiento.

Ve a tu interior, permanece en quietud, y permite que el amor te abrace como lo hará con toda seguridad.

Entonces la paz te envolverá y descubrirás que tienes la fuerza y ​​la persistencia para permitirteser el Amor que has estado buscando. Cuando esto ocurra, tus miedos y ansiedades serán mucho menos exigentes o intrusivos, tratarás mucho más fácilmente con los asuntos y problemas que tu vida humana te presenta, y entonces encontrarás que esos miedos y ansiedades se han disuelto mientras el Amor te guía a cada momento.

 Tu amoroso hermano,

Jesús.

 

 

TRADUCCIÓN: Carolina Cobelli, redactora de la gran familia de la Hermandad Blanca

FUENTE: John Smallman. (2017). Sananda ~ The Vastness That You Truly Are . 12/8/2017, de Love has won Sitio web: https://www.lovehaswon.org/ascended-master-teachings/sananda-the-vastness-that-you-truly-are

 


 

Aportación

Si así lo sientes, puedes colaborar con nosotros para sostener la labor divulgativa de Mi Voz Es Tu Voz y audioeSSen en favor de la apertura de conciencia poniendo en el recuadro la cantidad que desees. ¡Mil gracias!

€1,00

 

 

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.