Anuncios
canalizaciones eSSenios

UN MENSAJE DE ESPERANZA – Ana, la abuela de Jesús a través de Claire Heartsong

«¿Estás listo para quitar a Jesús y a ti mismo de la cruz del eterno sufrimiento? ¿Estás preparado para cambiar tu enfoque, a fin de que tu conciencia resucite a estados iluminados de felicidad, alegría y armonía, en vez de justificar por qué te sientes traicionado, abandonado, atrapado, impotente y sin esperanza? ¿Estás listo para recuperar tu poder, en vez de entregarlo ciegamente a sacerdotes mediadores, santos, maestros o creencias limitantes que nunca has cuestionado?»

ESCUCHA…

 

 

 

 

LEE…

 

Durante este tiempo de gran caos, en el que la mayoría de la humanidad se siente desalentada y desesperada, es fundamental infundir coraje y esperanza. Una esperanza basada no sólo en un análisis intelectual o una fantasía infantil, sino en una experiencia sublime de ese Mayor Poder y Vida Eterna, en los que una cierta confianza y expectativa de «algo mejor» sean totalmente factibles. Desde una perspectiva más amplia, en un nivel personal, tú puedes traer el ejemplo eterno de amor compasivo y poderoso de Yeshua y María Magdalena a tus elecciones presentes y a las experiencias de tu vida. Haciendo esto puedes efectuar un cambio armónico en el mundo y ayudar en el parto de la Tierra hacia una nueva Edad de Oro de paz, una paz que sobrepasa todo entendimiento, porque consuela completamente lo que nunca ha tenido consuelo, gracias al poder del corazón de la Divinidad Femenina.

¿Has encontrado, amigo mío, una creencia en ti mismo y en una fuente superior de amor que te anima a vivir plenamente en este mundo y a no sentirte desesperado e impotente? El camino de regreso a la esperanza siempre viene después de un ajuste de percepción y actitud; la facultad de alinearse con la capacidad de la Madre Divina de reconocer y sentir la emoción sin juicio o reacción. Cuando hay agradecimiento, perdón y reclamo de la inocencia, hay coraje y esperanza para vivir según los patrones coherentes del amor, sin importar el caos alrededor.

Te ofrezco un modelo o paradigma desde el cual percibir a Yeshua y a tus iniciaciones, mientras estás en medio del caos de la crucifixión y la resurrección planetaria. Se trata de un nuevo modelo de dinámica de coherencia, basado en la ciencia de la mecánica cuántica y la teoría del caos. Se están haciendo investigaciones en tu día que indican que el bienestar y el estado de salud de una persona son mayores cuando su mente, emociones y cuerpo están en relación armónica entre sí, es decir, en un campo de energía coherente.

Las personas involucradas en esta investigación han descubierto que el campo más coherente se llama subjetivamente amor y aprecio. Cuando la percepción limitante y discordante del espacio-tiempo se transforma en una conciencia cuántica integral (espaciosa, que abarca el amor y el aprecio) se produce la sanación o el restablecimiento del orden, el equilibrio y la plenitud. Otra forma de entender esto es ver que la crucifixión, la resurrección y la ascensión son aquellos procesos que convierten la incoherencia en coherencia.

Puedes optar por utilizar esta nueva perspectiva como una oportunidad para liberarte de las creencias ciegas que no has cuestionado y que te han mantenido ignorante y temeroso. Puede que algunos llamen herético a mi modelo de coherencia de la crucifixión y la resurrección. Y puede que otros llamen blasfemia a lo que voy a compartir contigo acerca de mi entendimiento interdimensional de las experiencias de Yeshua. Aunque lo que voy a decir es una revelación cuyo fin es poner al descubierto lo que se ha mantenido oculto, no es mi intención en absoluto sustituir una verdad o dogma por otro. Mi intención es sacudir las viejas formas de pensamiento que te limitan, y despertar formas de relacionarte con tu Creador, contigo mismo y con los demás, que sean más coherentes, más amorosas, y que promuevan tu propio poder.

El proceso de ascensión actual, que genera patrones globales de coherencia o unidad, no requiere encerrarse detrás de muros de clausura o estar en retiros prolongados con maestros profesores, como lo hicimos en el viejo paradigma. La Madre Tierra y tu propia vida son la escuela en la que adquieres poder. Tienes mucho apoyo disponible para ayudarte a alcanzar tu propia maestría. Tienes el apoyo amoroso de tu Madre Tierra que está ascendiendo, de tus compañeros que están despertando, libros, seminarios, modalidades de medicina alternativa, y una amplia síntesis de «lo que funciona» recogida de muchos caminos espirituales. También recibes ayuda de los niños que llegan al plano terrenal y traen su inmenso amor y maestría. Aunque no los puedas ver, también puedes recibir la orientación de maestros ascendidos y ángeles.

Tus experiencias iniciáticas serán, muy probablemente, diferentes de las de Yeshua (ser clavado en una cruz, por ejemplo), pero en esencia son similares. Antes de explorar esto más a fondo, permíteme darte una explicación más completa de lo que significa «iniciación». Una iniciación es aquella experiencia dirigida internamente que te lleva más allá del umbral de un cambio irreversible. En las iniciaciones de resurrección y ascensión, tu antigua identidad limitada se transforma en una conciencia más amplia del potencial inherente. Esto se ilustra en el proceso iniciático de la transformación de una mariposa, que crucifica la vida de gusano para emerger resucitada a una «nueva vida».

A continuación, lee estas cinco características de la iniciación que podrían estar afectando tu vida y pregúntate cuáles parecen tener un significado personal para ti en la actualidad:

  1. Un cambio notable de actitud que te despierta un deseo comprometido de alinear la conciencia limitada con una Voluntad y Propósito superiores.
  2. Cambios físicos en tu cuerpo en los que se eliminan toxinas y se activan los códigos de ADN latentes, las glándulas endocrinas y las funciones cerebrales y neurológicas, lo que resulta en una mejora de la salud y en el aumento del potencial de las capacidades paranormales.
  3. Limpieza emocional y una mayor madurez y estabilidad emocional.
  4. Cambios en la percepción de uno mismo, que conllevan un mayor sentido de divinidad, soberanía, interconexión, y un aumento de la creatividad o facultades super conscientes, como la telepatía y la clarividencia.
  5. Una mayor identificación con los amplios reinos cuánticos unificados, en vez de sólo percibir y dramatizar la idea transitoria y limitante de ser una mente separada en un cuerpo separado.

Tras examinar los diversos aspectos de una iniciación, ¿estás viendo aparecer en tu propia vida algunas de estas características? ¿Cuáles son tus reacciones a las iniciaciones de transformación que tienen lugar en tu día presente?

Ha habido mucha confusión acerca de la naturaleza de la crucifixión y la resurrección. Sin embargo, estas son las iniciaciones de poder fundamentales que experimenta cualquier persona que opta por la unión con Dios. Te ofrezco mi punto de vista con el fin de aportar mayor claridad y motivar la elección de opciones que te brinden un mayor poder personal. No puedes entender la ascensión de Cristo hasta que reconozcas que esos eventos de transformación, que quizá ya estén ocurriendo en tu vida, son iniciaciones de crucifixión y resurrección.

¿Has creído alguna vez que la crucifixión equivale al sufrimiento —generalmente como forma de pagar una deuda—, pecado original, culpa o vergüenza? ¿Sigues insistiendo en que para ser el Cristo, Yeshua debió sufrir y morir a fin de redimir a un mundo caído? ¿Qué sentimientos te surgen cuando contemplas al Hijo de Dios sufriendo en la cruz? ¿Y si Yeshua no sufrió? ¿Y si no murió? ¿Y si su crucifixión fue simplemente una demostración de cómo puedes alinear tu voluntad con la voluntad divina, liberarte de todo apego a una identidad limitada, y abrirte a la forma de ser del Yo Radiante que ya eres? ¡No el yo falso que crees que eres, que está sepultado en el mundo material, sino el Ser que está buscando y respirando a través de la máscara de la pretensión!

¿Estás listo para quitar a Jesús y a ti mismo de la cruz del eterno sufrimiento? ¿Estás preparado para cambiar tu enfoque, a fin de que tu conciencia resucite a estados iluminados de felicidad, alegría y armonía, en vez de justificar por qué te sientes traicionado, abandonado, atrapado, impotente y sin esperanza? ¿Estás listo para recuperar tu poder, en vez de entregarlo ciegamente a sacerdotes mediadores, santos, maestros o creencias limitantes que nunca has cuestionado? Cuando llegue el momento de permitir el crecimiento y la expansión de tu autoridad y divinidad internas, ¿estás dispuesto a volar, libre de las prisiones autoimpuestas formadas por las estructuras y los profesores que una vez te fueron útiles? Si tu respuesta a estas preguntas provocadoras es «¡Sí!», ¡entonces realmente lo celebro contigo!

Una vez que entiendes que Yeshua aprendió en su juventud cómo pasar a través de la crucifixión (muerte de la limitación) y la resurrección (alineación con la vida eterna y la inocencia original), puedes empezar a aceptar la posibilidad de que no sufrió para pagar ningún tipo de deuda. Al recordar lo que he compartido contigo sobre el Rito del Sepulcro, también puedes empezar a entender que en realidad no murió, a pesar de que todos sus signos vitales dejaron de mantener su cuerpo físico por un tiempo.

Al haber dominado los reinos físico y sutil a lo largo de su vida, Yeshua no sufrió en la forma horrible que quizá te han enseñado, o como alguna parte subconsciente tuya insiste en que lo hizo. ¡Él no murió por tus pecados! Él vivió para proporcionar un modelo de amor y perdón, para que tú puedas elegir vivir según las mismas cualidades que él demostró. Te animo a que abandones la idea de que la transformación, el cambio, y desprenderse de los clavos de la limitación o la crucifixión, tiene que ser una dura batalla, llena de drama trágico y plagada de sufrimiento. Si permites que tu conciencia separada «muera» para dar lugar a la conciencia de unidad, pasarás mucho más fácilmente por tu iniciación de crucifixión hacia la resurrección y la ascensión de ti mismo como un Cristo viviente.

Puede que te preguntes, ¿por qué Yeshua y sus discípulos más cercanos de ambos sexos viajaron largas distancias, hasta las escuelas de misterio de Palestina, Egipto y la India, con el fin de participar en arduas experiencias iniciáticas? Mi experiencia fue que las escuelas de misterio y estar en una comunidad de clausura proporcionaron el apoyo necesario que mis compañeros y yo necesitábamos para poder encarnar la inmortalidad y la ascensión, mientras vivíamos en un mundo exterior denso, incrédulo, y obsesionado con el miedo, la mortalidad, el sufrimiento y la separación. Igual que era importante para nosotros sentirnos apoyados en el proceso de ascensión de nuestra conciencia, es igualmente importante para ti que encuentres el apoyo armónico tangible de amigos y familiares que fomenten tu crecimiento espiritual.

Al leer mi historia sobre las extraordinarias experiencias y facultades espirituales de Yeshua y mi familia, tal vez hayas sentido que tú nunca podrás lograr lo que nosotros hicimos porque éramos más «especiales», mejor dotados genéticamente y más dignos que tú. Sin embargo, si nos alejas de ti pensando que eres inferior o indigno, no podrás incorporar a tu vida nuestro ejemplo y mensaje de esperanza. La verdad es que toda la vida está igualmente dotada, incluso cuando las apariencias externas parecen indicar lo contrario.

También quiero volver a enfatizar que no hay nadie mas allá de tu propio ser divino que te vaya a salvar o a evitar que tengas las experiencias generadoras de poder que tu alma desea tener; sobre todo esas experiencias más difíciles que incrementan tu capacidad de conocer y expresar el amor iluminado. De hecho, lo más probable es que te enojaras con cualquiera al que le permitieses interferir con tu soberanía y tu capacidad innata de alcanzar todo o parte de lo que Yeshua demostró.

De cualquier manera que elijas ser más amoroso, amable, tolerante, honesto y generoso, estás cristalizando lo que significa vivir como un Cristo. Cuando tu conciencia sabe literalmente que eres un Creador expresándose en todas las formas y más allá de las formas, tu conciencia se ha cristificado. Eres el camino espiritual que caminas, por lo tanto, no puedes salirte de tu camino. Si deseas un camino espiritual en expansión, necesitas un compromiso continuo, disciplina y atención constante (observando pensamientos, emociones y acciones), mientras alineas tu voluntad humana con la Voluntad Divina, tu Padre Divino.

Tu camino se vuelve aún más espiritual cuando te alineas con el Amor Divino, tu Madre Divina. Esto sucede cuando tienes experiencias en las que sientes literalmente el amor expresándose en ti y a través de ti, como una energía que se expande, abarca y eleva. Cualquier práctica devocional que te ayude a experimentar humildad (estar abierto al amor), admiración, inocencia original y permitir y perdonar facilita la intimidad con tu Corazón Divino, el dulce corazón misericordioso de la Madre de la Vida.

Tal vez hayas sentido como si «revivieras» muchas de las escenas que he compartido contigo, y del mismo modo, quizá te «encuentres caminando con Yeshua» en el resto de los capítulos de mi historia. Para ayudarte a incorporar más fácilmente lo que aún pueda catalizarse, deseo ofrecerte una perspectiva o modelo desde el cual contemplar la crucifixión y resurrección de Yeshua. De esta manera, puedes aumentar el poder de tus propios procesos iniciáticos.

Para obtener una visión alternativa más clara, puedes imaginarte sentado cómodamente y a salvo en el palco de un gran teatro. Desde este lugar puedes ver fácilmente todo el extenso escenario debajo de ti: Jerusalén, Getsemaní y el Calvario. Una vez que has cambiado el punto de vista «normal», tal vez fijo, con el que has visto sólo una parte de lo que está sucediendo en el escenario, puedes comenzar a ver aspectos del drama que se te habían escapado antes. Además de experimentar con mayor plenitud lo que está pasando abajo, te animo a que mires a tu alrededor. Desde este punto de vista más elevado, puedes contemplar una escena más hermosa, llena de gente pacífica y todo tipo de vida prosperando juntos en armonía. Allí es donde Yeshua y sus discípulos tenían puesta su atención, a pesar de que parecíamos estar abajo con las multitudes histéricas que representaban el drama discordante.

Los seres iluminados como Yeshua viven la vida de esta manera, con esta perspectiva más abarcadora, que incluye numerosos niveles arriba y abajo. Yeshua sabía que él era todo: los actores interdimensionales, los escenarios, los roles, la decoración, el público, y el director compasivo, aunque desapegado, que coordina la obra desde un lugar por «encima de todo». Desde esta perspectiva, es fácil darse cuenta de que suceden más cosas de las que uno podría haber pensado previamente que fueran posibles. Yeshua y sus discípulos más cercanos tenían la capacidad de estar en el escenario en el que la mayoría de las acciones intensas tenían lugar y, además, ser conscientes de las realidades o dimensiones más sutiles de «arriba» que expresaban al mismo tiempo otras potencialidades. En otras palabras, Yeshua ejemplificó «estar en el mundo, pero no ser del mundo».

¿En cuál de estos niveles te sientes más a gusto? ¿Abajo, en el escenario, o en el pacífico reino que Yeshua experimentaba? ¿Estás eligiendo con mayor frecuencia poner tu atención en el reino coherente del amor y el aprecio? Piensa en algún momento en que te sentiste desesperado, impotente, triste, enojado o asustado. ¿Cuánto tiempo permaneciste así? ¿Qué haces para recuperar la tranquilidad, la esperanza y el coraje necesario para la vida diaria cuando los has perdido? ¿Puedes hacer lo que hizo Yeshua y «estar por encima de todo», como el director interdimensional de la obra de tu vida? Por favor entiende, mi querido amigo, que no te han dejado aquí solo y sin consuelo; elige estar conectado, esa es la clave. Y cuando la «noche oscura del alma» persista, no te resistas al proceso de parto, encuentra alguna manera de relajarte en el Amor Divino que tú ya eres.

Te ofrezco dos prácticas espirituales simples que te pueden ayudar a «estar en el mundo, pero no ser del mundo», a medida que pasas por tus iniciaciones de crucifixión, resurrección y ascensión.

Encuentra un lugar tranquilo en el que puedas sentarte cómodamente. Pon tu atención en tu respiración y céntrate por completo en el AHORA. No reflexiones acerca del pasado ni mires hacia el futuro. En el instante presente de tu respiración puedes alcanzar fácilmente la Verdad del Ser eterno. Tú y tu respiración son un flujo continuo e ininterrumpido de amor divino. Sé consciente de que estás permitiendo y expresando el amor con tanta fuerza como lo hicieron María Ana, Yeshua y María Magdalena. Con cada respiración, permanece en el ahora, y después, cruza conscientemente el velo de la incredulidad. ¡Siente la energía del amor y la luz expandida y sé consciente de que tú ERES un Cristo-Magdalena iluminado y manifestado, con la energía masculina y femenina completa y equilibrada! Es cuestión simplemente de elegir ser más consciente de en dónde estás poniendo tu atención.

Una advertencia para los sabios: este ejercicio no es un atajo para esquivar la iniciación de la crucifixión. Entiende que esta acción directa, repetida constantemente, puede dar lugar a la transformación (crucifixión) de la identidad limitada que pensabas que eras, y de la expresión limitada de la vida que has vivido. Tu ego, enfocado en un cuerpo físico, no puede parar el inevitable crecimiento espiritual de tu alma, incluso si es necesaria la muerte del cuerpo para su liberación. Que experimentes el crecimiento sin fin de tu alma como sufrimiento depende de cómo y dónde tengas tu conciencia. El propósito de dominar este ejercicio no es dejar pasar las oportunidades de crecimiento en el plano terrenal. Tampoco te excluye de la alegría de practicar ser el Amor Divino, abrazando y ascendiendo TODA tu conciencia, incluyendo tu cuerpo.

Aunque sólo tú puedes atravesar el umbral de la incredulidad y llegar a darte cuenta de que eres un poderoso YO SOY, presentándote plenamente a ti mismo como un Cristo, no estás solo en el proceso y recibes el apoyo que necesitas. Cuando te das cuenta de las muchas oportunidades que tienes de compartir y expresar el poder de tu amor con los demás, sabes que no estás solo. Recuerda que donde dos o más están reunidos, allí estoy Yo; no subestimes el poder de la oración unida en acción.

Ahora voy a compartir otro ejercicio simple que le enseñaron a Yeshua sus padres y abuelos. Si aún no sigues una práctica para la ascensión, te ofrezco este sencillo ejercicio espiritual, que puede ayudarte a desapegarte de los programas de separación que te impiden sentir y expresar totalmente el Amor Divino, tú como tu propio Creador.

Comienza con cinco minutos al día, tomando la decisión de «ser» el Cristo consciente y resucitado que ya eres. No intentes ascender, sino siente el cambio de energía a medida que te alineas con el YO SOY. Entonces, actúa desde ese poderoso lugar de amor resucitado que es amable, compasivo y misericordioso. Cuando puedas mantener cinco minutos de estar completamente presente, con el amor fluyendo sin obstáculos a través de ti, en beneficio de la vida dentro de ti y a tu alrededor, añade otros cinco minutos, hasta que puedas hacer tres incrementos de cinco minutos cada día. Luego, prolonga esos cinco minutos hasta convertirlos en diez, y así sucesivamente, hasta que estés viviendo la verdad de tu ser sin esfuerzo en cada momento del ahora, durante el día y durante la noche.

A lo largo de su vida, Yeshua continuó eligiendo «ser» el verdadero reino de su YO SOY, hasta que cada célula de su cuerpo supo y aceptó la unión con su Creador. De esta forma simple y directa, Yeshua pasó simultáneamente a través de la crucifixión, la resurrección y la ascensión, y ¡tú también puedes hacerlo!

Ahora que estás preparado para ver «La historia más grande jamás contada» con estas nuevas lentes, voy a relatar las semanas de la vida de Yeshua en las que demostró al mundo cómo llegar a ser un Cristo ascendido manifestado. Al igual que él ejemplificó la verdad de la vida eterna y el poder del amor, también lo hicieron muchos de sus amados discípulos y ¡también lo puedes hacer tú hoy! Estás en un proceso de iniciación que te convierte en el participante voluntario y amoroso de un Plan Divino cósmico y global. Mi querido amigo, toma nota: ¡el verdadero propósito por el que has nacido está ocurriendo ahora!

 

Capítulo extraído del libro «ANA, LA ABUELA DE JESÚS»
Canalizado por Claire Heartsong

 

Pasajes del mismo libro narrados por Mi Voz Es Tu Voz:

 

Comprar libro:

Ana, la abuela de Jesús

 


 

Aportación

Si así lo sientes, puedes colaborar con nosotros para sostener la labor divulgativa de Mi Voz Es Tu Voz en favor de la apertura de conciencia poniendo en el recuadro la cantidad que desees. ¡Mil gracias!

€1,00

 

 

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: