conocimiento un audio para ti

EL FINAL DE LA GRANADA NAZARÍ – Malek Chaoufi

«Paseando por los palacios nazaríes tuve una regresión…»

ESCUCHA…

 

 

 


LEE…

 

Paseando por los palacios nazaríes tuve una regresión…

 

La situación es insostenible y muy tensa en el barrio del Albaicín. Estamos cansados de tantas guerras y ahora que me acuerdo, mis amigos astrólogos habían predicho el fin de los musulmanes ibéricos en estas tierras que tanto dieron a nuestros ancestros y al mundo desde hace siglos.

He vivido en varias ciudades de reinos cristianos antes de llegar a Granada, ciudad que me acogió entre brazos y abrazos. Últimamente he estado viendo como cada día iban llegando más moros a Garnata, escapando de las garras de los inquisidores cristianos que los obligaban a salir de sus pueblos y ciudades si no se convertían al cristianismo para luego pasar a ser ciudadanos de segundo nivel, humillados y hasta vejados.

Junto a los moros también habían llegado en masa los judíos y se instalaron creyendo que aquí iban a tener un mejor futuro; pero todo tiene su precio, los que no son  musulmanes pagan más impuestos.
A pesar de que algunos privilegiados trabajan en el palacio de los reyes cristianos, su situación se ha ido deteriorando porque se les impuso llevar sellos distintivos en su vestimenta a fin de que fueran reconocidos, y eso no les ayuda porque la señal llama la atención y muchos de sus vecinos cristianos los humillan y les crean problemas. He oído historias increíbles, que me recordaron el mismo trato que tenían con los almohades.

Los clérigos cristianos están desconcertados con los judíos que se convirtieron al cristianismo y aunque fueron bautizados siguiendo los rituales católicos e iban los domingos a la iglesia, aprendían la biblia y los preceptos de Jesús, seguían practicando a escondidas su antigua fe manteniendo vivo el hebreo y guardando en su corazón La Torá y la adoración a Moisés. Y no fue sorpresiva su llegada, mis amigos que se hacen llamar “cabalistas” del barrio Garnata Al Yehud que trabajaban con la magia mística del judaísmo están muy nerviosos. Me dijeron algo que sigo sin poder creerlo. Según ellos su apocalipsis está llegando… en pocos meses todos los judíos de la península serán expulsados durante unos siglos. Incluso predijeron que los moros serán expulsados también, pero poco después de una rebelión en las Alpujarras. Tal vez sus descendientes vuelvan siglos más tarde para combatir al lado de un dictador generalísimo que partirá desde África… Tal vez siglos más tarde, otros descendientes desarmados y desalmados quieran volver a la Península en busca de un futuro mejor dejando su vida debido a la difícil situación social en el sur del estrecho de Tarik Ibn Ziyad conocido más tarde como estrecho de Jabal (monte) Tarik, Gibraltar para los cristianos.

Por cierto, Tarik fue el primer General que inició la expansión del islam en la península y es conocido según la leyenda por la frase: “El enemigo está enfrente y el Mar está a vuestras espaldas”. Mientras ardían todos los barcos con los que llegaron desde África sin dar opción de vuelta a los que vinieron con él.
Hoy en día, casi ocho siglos después de la llegada de Tarik, muy pocos moros y judíos seguirán discretamente en estas tierras y con el tiempo se adaptarán a su nueva cultura y fe cristiana convirtiéndose en ciudadanos de los reinos cristianos y súbditos de los futuros reyes de la corona.

¿Qué esperar de un sultán que destronó a su padre y desechó a su tío? ¿Qué esperar de Boabdil que es marioneta de su madre? ¿Qué esperar de un político que en lugar de mandar delega su labor a otra gente, quienes actúan según sus intereses mientras él está perdido entre líneas de poesía, palabras escritas que se las lleva el viento, que se las llevará el tiempo?

Mi madre es una bruja cristiana que se exilió cuando yo era niño, unos dicen que se fue a Jerusalén y otros dicen que volvió a su Castilla natal. En cuanto a mi padre me dijeron que era Arquitecto, pero hace años que se fue al norte de África, precisamente a Fez. Cuando llegué a Granada mi padre ya se había ido, era obvio porque percibí que poco se podía construir en la ciudad y en los palacios ya que en las últimas décadas de crisis y debido a las medidas de austeridad, los impuestos aumentaron cada vez más para mantener a los soldados ubicados en las fronteras y defender la ciudad de las guerras.

En cuanto a mí, no sé qué hacer… si quedarme por estas tierras o irme antes del final. Me gustaría seguir mi trabajo de escribir sobre la magia y los naipes o “nawab” de forma clandestina, da igual en qué reino me encuentre, da igual en qué religión me sitúe. Por lo menos, conozco los trucos para no ser capturado por los extremistas religiosos musulmanes, pero temo a la cruel inquisición de los reinos cristianos. Además, salir de la península es un poco peligroso. Muchos de los que se exiliaron a Constantinopla, Túnez, Argel, Fez o Rabat lo está pasando mal porque, al habérseles considerado demasiado abiertos intelectualmente para la nueva cultura, no han sido bien recibidos a pesar de  que compartan la misma fe.

Además soy mestizo, hijo de un matrimonio ilegal fracasado por vivir en concubinato, ya que, en los reinos cristianos, es un delito tener hijos con un hereje. Aun así, puedo adaptarme a las dos culturas; de niño mi madre me enseñó el castellano y, a escondidas de mi padre, la fe cristiana; además me adoptó una pareja de moros cristianos llamados “moriscos” en su pueblo, que me motivaron a aprender idiomas y a conocer las religiones monoteístas.

En cuanto a mi madre, no me enseñó la brujería, pero recuerdo que la veía trabajar en su cuarto entre inciensos, velas y muchas plantas que las hacía traer de oriente y del norte de Europa, además de usar plantas autóctonas de la Sierra Nevada. Me acuerdo de cómo sanaba el cuerpo y alma de los enfermos con oraciones y frases que no entendía.

Tengo buenos amigos de todas las creencias en diferentes parte del mundo, algunos son comerciantes con quienes tengo una excelente relación y pueden acogerme en sus tierras.
Ellos me han ido trayendo una evolución de nawab (naipes). Vi que se expande por Europa, precisamente el origen dicen que es en Italia, se añadieron 22 nuevas cartas majestuosas, conocidas como “Arcanos Mayores”. Además de figurar la reina de la corte en lugar de la carta de la sirvienta ya que los musulmanes no suelen considerar a la mujer como dirigente.

Os cuento un secreto. Yo soy como los astrólogos, aunque me dedico a abrir las puertas del futuro para ayudar a los demás y me encanta investigar sobre dichas cartas. Aunque esté religiosamente prohibido, siempre podemos disimular delante de los malos ojos y las malas lenguas que estamos jugando, mientras que, en el fondo, estamos sanando tanto el consultante como yo, el lector. Soy honesto, os confirmo que soy un hereje para todas las religiones, no juego a ser Yahvé, Dios o Allah, pero tengo dones que heredé de lo divino como los heredó mi madre y nuestro linaje materno. Siempre que puedo, no dejo de hablar con las 40 cartas de los cuatro palos. Las 16 cartas con figuras de la corte no me atraen, me recuerdan al ego del poder.

Es curioso porque no me hablan en ningún idioma en concreto, me hablan con el corazón. Siento tanta conexión que el tiempo se detiene, el espacio se disipa y me encuentro entre las estrellas, brillando como el Sol, iluminando como la luna llena en plena oscuridad, entre lágrimas de alegría, entre lágrimas de tristeza, entre lágrimas de emociones que alcanzan todos los horizontes cuando mi corazón palpita, se dilata mi pupila y cierro mis párpados ornamentados con khol… no tengo palabras y ni siquiera siento mi barba mojada de tantas lágrimas. Aunque no tenga mucho poder, de mi vida me convierto en un naib (virrey) , aunque no tenga mucha fuerza me convierto en el primer naib y aunque no sea privilegiado me transformo en el segundo naib y aunque no sea rico en conocimiento soy como la sirvienta pues estoy al servicio de las cartas del futuro (años más tarde se convertirán en rey, caballo, sota, reina).

Y si me lo permitís me transformo en palos y fluyo: soy la espada que corta cabezas, el basto para iluminar mi camino, las copas para seguir sintiendo y el oro para recordarme que los dones no se compran.
Gracias a la ruta de la seda todos sabemos sobre la influencia que tienen los chinos, indios, persas y egipcios en los nawab aunque no haya sido reportado por Ibn Batuta ese explorador tangerino que hizo el periplo en el mundo durante más de 20 años entre África hasta extremo Oriente. Ni siquiera lo reportó su predecesor Marco Polo que exploró el mundo “conocido” un siglo antes.

Digo un mundo conocido porque escuchamos hablar de un tal Colón que iba cotejando las cortes europeas para cumplir su sueño de llegar a la India cruzando el mar por el oeste y que se puso en contacto con varios sabios musulmanes y judíos de la zona. Por lo visto el loco usaba las millas italianas en lugar de las millas árabes y el colmo es que tenía errores en sus cálculos iba a volver de su viaje como lo hicieron otros navegantes andalusíes.
Es una locura porque no hay nada detrás del horizonte. Pero sin embargo, como dice el proverbio granadino-malekiano: “con el tiempo se sabe que los locos que persiguen sus sueños y los cumplen se convierten en genios”.

De Invasores a invadidos, de invadidos a nuevos invasores.

¿De quién es la Tierra del invasor que transformó la tierra en su casa o del invadido que en algún momento de su historia fue invasor? ¿Y por qué todos lloran por la Tierra Santa, la Tierra Prometida o la Tierra de los Profetas si la tierra es de todos y el que toma el control lo hace para llenar su propio bolsillo, aunque todos estén rezando para el mismo Dios?
Unos volverán a recuperar en forma de renacimiento lo perdido rebuscando las glorias de Júpiter en los romanos, de Zeus en los griegos y otros llorarán lo “perdido” en el al-Ándalus y buscarán la gloria con los turcos. El mundo separado en dos, una vez más el Mediterráneo es dividido en dos cuando pasaron siglos bajo el mismo Imperio y bandera como Griego o Romano.

Y si el día de mañana el islam se radicaliza, que se acuerden que la clave de la luz está en la tolerancia a pesar de las guerras y los impuestos, que la ciencia es un faro, que el arte es la manifestación de Dios, Yahvé o Allah en los hombres y que el corazón puro busca paz y no guerra, busca unir y no separar, busca amar y no odiar.
Sé que estas tierras que serán tomadas por los cristianos estarán a punto de convertirse en Imperio y con el tiempo serán conquistados por otros imperios y que el reino de Castilla y de Aragón por muy unidos que estén se separarán… nada dura para siempre, es la ley de vida, es la ley de todos las naciones del mundo. Todo lo que se ha compartido entre musulmanes y cristianos por la península se quedará en una historia de casi ocho siglos.
Los moros se irán como volvieron y ese es su destino, como lo dice el escudo de los nazaríes “la galiba ila allah” que significa: “No hay vencedor salvo Allah”. El vencedor Allah ya lo ha dictaminado, la fortuna según vi en mis cartas. Volverá la trinidad en cruces a ornamentar los muros de la ciudad, las campanas resonarán por las calles y remplazaran las tres bolas (la vida terrenal, espiritual y celestial) de los minaretes, las mezquitas se convertirán en iglesias y los monjes dibujarán con sus colores monótonos los ahora monasterios que antes habían sido palacios.

El que creo que será su último emir abandonará su ciudad natal dejándola intacta sin derramar ni una gota de sangre y eso es por el amor en prosa y en verso de su ciudad, pero dejará a sus súbditos desprotegidos. El ego lo hará llorar en una montaña dejando el famoso suspiro conocido como “el suspiro del moro”, donde su madre le dirá: “llora como una mujer lo que no pudiste pelear como un hombre”. En el fondo, lloró como un hombre aceptando su parte femenina, pues aquel que se ha ido confiado en que la mejor ciudad del mundo seguirá en buenas manos con sus moros, judíos y cristianos, prefirió construir antes que destruir y es por eso que fue un héroe.

Y últimamente estoy estudiando los 22 maestros; sus imágenes me impactan, pero ante el peligro del final de Granada, el libro que escribí se lo dejé a un buen amigo que vive en el Reino de Aragón precisamente en Barcelona en el Principado de Cataluña, ellos que siempre se han sublevado contra el poder, me acuerdo de la guerra civil que acabó hace casi 10 años y duró una década.

En fin… Los secretos están en buenas manos, algún día se traducirá mi locura mística en varios idiomas, tal vez en esta o tal vez en otras vidas. Si es que renazco.

Os tengo que dejar, acaban de informarme que la Reina Isabel y el Rey Fernando están implacables hasta con los papas más corruptos del Vaticano.
Los reyes están volviendo a pasos agigantados desde Santa Fe para asediar Granada después de tomar hace pocos años Málaga y Almería. Tengo que preparar mis pertenencias… Iré donde las cartas me digan… A un futuro mejor y en paz.

 

Con amor,
Malek

 

Descubre el apasionante libro de Malek Chaoufi, «LOCURA MÍSTICA»

Locura Mística

 


 

Aportación

Si así lo sientes, puedes colaborar con nosotros para sostener la labor divulgativa de Mi Voz Es Tu Voz en favor de la apertura de conciencia poniendo en el recuadro la cantidad que desees. ¡Mil gracias!

€1,00

 

 

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.