Anuncios
decretos salud y nutrición

CAUSAS METAFÍSICAS DEL MALESTAR – Louise Hay

«Las causas metafísicas describen el poder que hay en las palabras y en los pensamientos; poder que crea experiencias.»

ESCUCHA…

 

 

 


 

LEE…

 

Equivalentes mentales

Las pautas de pensamiento que dan forma a nuestra experiencia, tanto el bienestar como el malestar en nuestra vida, son consecuencias de las pautas de pensamiento que forman nuestras experiencias.

 

Todos tenemos muchas pautas mentales que nos producen experiencias buenas y positivas; éstas las disfrutamos. Lo que aquí nos interesa son las pautas de pensamiento negativas que nos producen experiencias desagradables y nada gratificantes.

 

Nuestro deseo es cambiar nuestro malestar en la vida por una salud perfecta. Hemos aprendido que para cada efecto en nuestra vida hay una pauta de pensamiento que lo precede y lo mantiene. Nuestras pautas de pensamiento constantes crean nuestras experiencias. Por consiguiente, al cambiar estas pautas podemos cambiar nuestras experiencias.

 

¡Qué alegría sentí cuando descubrí por primera vez la expresión «causas metafísicas»! Estas palabras describen el poder que hay en las palabras y en los pensamientos; poder que crea experiencias.

 

Este nuevo conocimiento me hizo comprender la conexión existente entre los pensamientos y las diferentes partes del cuerpo y los trastornos físicos. Me enteré de cómo, sin saberlo, había creado mal estar en mí misma, y esto tuvo gran importancia en mi vida. Ahora ya podía dejar de culpar a la vida y a otras personas por lo que iba mal en mi vida y en mi cuerpo. Ahora podía responsabilizarme totalmente de mi propia salud.

 

Sin reprocharme ni sentirme culpable, comencé a descubrir la forma de evitar las pautas de pensamientos de malestar en el futuro. No lograba comprender, por ejemplo, por qué tenía tortícolis una y otra vez. Entonces descubrí que el cuello representa la flexibilidad en las opiniones, la disposición a ver diferentes aspectos de un asunto. Yo había sido una persona muy inflexible que, por temor, me negaba a considerar otro aspecto de algún tema. Pero a medida que me fui haciendo más flexible en mi forma de pensar y más capaz de ver con afectuosa comprensión el punto de vista de los demás, el cuello dejó de causarme molestias. Ahora, cuando siento algo de rigidez en el cuello, trato de ver dónde se halla esa rigidez en mi pensamiento.

 

Cambio de las viejas pautas

Con el fin de eliminar para siempre un trastorno, hemos de trabajar primero en disolver la causa mental. Pero como muchas veces no sabemos cuál es la causa, nos resulta difícil descubrir por dónde comenzar. De modo que, si en estos momentos estás deseando saber cuál es la causa de tu dolor, espero que este librito te proporcione una clave para descubrirla, y sea al mismo tiempo una guía útil para construir nuevas pautas de pensamiento que te producirán salud de mente y de cuerpo.

 

He aprendido que para cada trastorno en nuestra vida hay una «necesidad», de otra manera no lo padeceríamos. El síntoma es solo un efecto externo. Debemos entrar en el interior para disolver la causa mental. A esto se debe que la Voluntad y la Disciplina no funcionen: porque se limitan a luchar contra el efecto externo. Es como cortar la mala hierba en vez de arrancarla de raíz.

 

Así pues, antes de comenzar las afirmaciones de Nuevas Pautas de Pensamiento, es necesario trabajar en la buena disposición a liberar la necesidad de… fumar cigarrillos, o del dolor de cabeza, del exceso de peso o de lo que sea. Cuando la necesidad haya desaparecido, el efecto externo tendrá que morir. Ninguna planta puede vivir cuando se la arranca de raíz.

 

Las pautas mentales causantes de la mayoría de los malestares del cuerpo son la crítica, la rabia, el resentimiento y la culpaPor ejemplo, la crítica: si uno se entrega a ella durante un tiempo suficiente, suele conducir a enfermedades como la artritis. La rabia se transforma en cosas que hacen hervir, queman e infectan el cuerpo. El resentimiento que se alberga durante mucho tiempo se encona y corroe el yo conduciendo finalmente a la formación de tumores y cánceres. La culpa siempre busca castigo y conduce al dolor.

 

Es mucho más fácil liberar estas pautas de pensamiento negativo cuando estamos sanos que tratar de erradicarlas bajo la influencia del miedo y ante la amenaza del bisturí. 

 

La lista de equivalentes mentales que viene a continuación es el resultado de muchos años de estudio, de mi propio trabajo con clientes, de mis charlas y talleres. Es una útil guía de consulta rápida para encontrar las probables pautas mentales que se ocultan tras el malestar del cuerpo.

 

Movida por el deseo de compartir este conocimiento con vosotros, os ofrezco este método de sanar el cuerpo.

 

 

LOUISE L. HAY
De su libro: «SANA TU CUERPO»

 

Accede a:

 

SANA TU CUERPO - Louise L. Hay

 


 

Aportación

Si así lo sientes, puedes colaborar con nosotros para sostener la labor divulgativa de Mi Voz Es Tu Voz en favor de la apertura de conciencia poniendo en el recuadro la cantidad que desees. ¡Mil gracias!

€1,00

 

 

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: