conocimiento

EL JARDÍN AMURALLADO DE LA VERDAD – Hakim Sanai

Divulga Amor y Luz

«Mientras sigas adherido a tu ego, vagarás a derechas e izquierdas, día y noche, por mil años.»

ESCUCHA…

 

 

 

 


 

LEE…

 

·Hadiqat al Haqiqa·

El jardín de la realidad

 

Hemos tratado de razonar
nuestro camino hacia Él:
no funcionó;
pero en el momento que abandonamos,
ningún obstáculo quedó.

Él se presentó a nosotros por bondad
¿De qué otra forma podríamos haberle conocido?
La razón nos llevó hasta Su puerta,
pero fue Su Presencia quien nos dejó entrar.

Pero ¿cómo podrás nunca conocerle mientras seas incapaz de conocerte?
Una vez que uno es Uno,
ni más ni menos:
el error comienza con la dualidad;
la Unidad no conoce el error.

El lugar mismo no tiene lugar:
¿cómo podría haber lugar
para el creador del lugar,
o Cielo para el hacedor del Cielo?

Él dijo: «Yo era un tesoro oculto,
la creación fue creada
a fin de que pudierais conocerme.»

*

Dime ¿porqué si lo que buscas
no existe en lugar alguno,
te propones viajar allí a pie?
La ruta que debes recorrer tú mismo
se encuentra en pulir el espejo de tu corazón.

Mejor busca tu imagen en tu corazón
que en tu arcilla mortal;
libérate de las cadenas que has forjado a tu alrededor,

pues serás libre cuando estés libre de la arcilla.
El silencio es alabanza, deja de hablar,
tu cháchara sólo te traerá daño y pesar,
¡acábala!

Creencia e incredulidad,
ambas tienen su origen
en tu corazón de hipócrita;
el camino sólo es largo
pues tú demoras en emprenderlo:
un solo paso te llevaría a él:
vuélvete un esclavo y serás un rey.

Los mudos encuentran lenguas
cuando el aroma de vida les llega
desde su alma.

Escucha verdaderamente y no te engañes,
esto no es para imbéciles:
todos estos tonos diferentes
se vuelven un color en la vasija de la Unidad.

La soga se vuelve más fina
cuando se la reduce a un solo hilo.

Tu intelecto es una mezcolanza
de adivinanza y pensamiento,
cojeando sobre la faz de la Tierra;
donde sea que estén, Él no está.

Mientras la razón está todavía rastreando el secreto,
tú acabas tu búsqueda en el campo abierto del amor.

Dulzura y vida son las palabras del hombre
que transita este camino en silencio;
cuando él habla no es desde la ignorancia,
cuando está silencioso no es por pereza.

Esos imbéciles sabios, esos ladrones carteristas,
¡usan lo que han aprendido para robar en los caminos!
Escúchame tú, señor del lenguaje:
mejor llena tu corazón con luz
que con cien mil palabras;
cuando estás callado eres la elocuencia misma:
abre tu boca y eres un agitador de chusma.

Nadie ve el corazón y el alma
del buscador de la verdad;
pero su lengua dice verazmente:
«Yo soy la Verdad».

*

Mi amigo, todo lo que existe, existe por Él,
tu propia existencia es una mera pretexto.
¡Basta de tontería! Piérdete
y el infierno de tu corazón se tornará un cielo.
Piérdete y cualquier cosa puede ser lograda.
Tu egoísmo es un potrillo cerril.

Tú eres lo que eres: de ahí tus amores y odios;
Tú eres lo que eres: de ahí fe e incredulidad.
Esperanza y miedo ahuyentan la fortuna de tu puerta,
piérdete y ellos no estarán más.

Ante Su puerta ¿cuál es la diferencia
entre musulmán y cristiano, virtuoso y culpable?
Ante Su puerta todos son buscadores
y Él el Buscado.»

El Sol de la Verdad se eleva sin hacerse rogar
y con ello se pone la luna de la erudición.

Si conoces tu propio valor,
¿qué necesitas preocuparte sobre la aceptación
o rechazo de otros?

Adórale como si pudieras verle con tus ojos físicos;
aunque tú no lo veas, Él te ve a ti.

Mientras estés en este mundo
de infructuosas búsquedas,
estarás siempre desequilibrado,
siempre o todo frente o todo espalda,
pero una vez que el alma buscadora ha progresado
sólo unos pasos más allá de este estado,
el amor toma las riendas.

*

Toda la humanidad está dormida,
viviendo en un mundo desolado;
el deseo de trascender esto,
es mero hábito y costumbre, no religión;
meros cuentos de hadas.

Deja de jactarte frente a los hombres del Camino,
mejor consúmete como paja ardiendo.

Si vuestros «sí-mismos» están patas arriba en la realidad,
entonces vuestra sabiduría y fe,
con seguridad estarán desordenados.

Deja de tejer una red a tu alrededor:
revienta como un león tu jaula y sal.

Derrítete en esta búsqueda:
arriesga tu vida y alma en el Sendero de la Sinceridad.
Esfuérzate en pasar de la nada al Ser
y emborráchate con el Vino de Dios.

*

Él es pastor y tú prefieres el lobo;
Él te invita a Él y sin embargo te quedas sin comer;
Él te da su protección, pero estás
profundamente dormido;
¡Bien hecho, insensato arribista imbécil!
Él cura nuestra naturaleza desde adentro,
más bondadoso con nosotros que nosotros mismos.
Una madre no ama a su hijo
con la mitad del amor que Él nos dispensa.

*

Su conocimiento está libre del paso del pensamiento.
En su presencia el silencio es el don de lenguas.
Recibes tu alimento vital
de una mesa desprovista de pan.
El hombre no tiene en sí la capacidad de desear
el tipo de cosas tales cual han sido preparadas para él.

Él sabe de la pisada de una hormiga
sobre una roca en la oscuridad.

*

No hay dualidad en el mundo del Amor
¿Qué es todo este hablar de «ti» y de «mi»?
¿Cómo puedes llenar una taza que ya está llena?

Tráete todo entero a esta puerta,
trae sólo una parte y no habrás traído nada.

*

¡Hijo de burro!
Tu comprensión está embarrada de «ego» y existencia,
está ciega a ese otro mundo eterno.

Es tu propio «ego» definiendo fe e incredulidad,
inevitablemente colorea tu percepción.
La eternidad nada sabe de creencia o incredulidad,
para una naturaleza pura eso no existe.

Y si, mi amigo, me preguntas por el Camino,
te diré claramente, es éste:
torna tu rostro hacia el mundo de Vida
y torna tu espalda a rango y reputación
y, rechazando la prosperidad externa,
dobla tu espalda en Su servicio;
abandona la compañía de aquellos
que comercian con palabras
y toma tu lugar en presencia de los mudos.

*

El camino de ti hasta el Amigo no está lejos,
tú mismo eres ese camino:
ponte en marcha por Él.

Tú que nada sabes de la vida
que viene del jugo de uva,
¿Cuánto tiempo permanecerás intoxicado
con la forma externa de la uva?
¿Por qué mientes que estás borracho?

*

¿Cómo puedes ir hacia delante?
No hay dónde ir.
¿Cómo saltarás?
No tienes pies.

Nadie sabe qué distancia hay de la nada hasta Dios.
Mientras sigas adherido a tu «ego»,
vagarás a derechas e izquierdas,
día y noche, por mil años;
y, cuando tras todo ese esfuerzo,
finalmente abras tus ojos,
verás a tu «ego», a través de los defectos inherentes,
vagando alrededor de sí mismo
como un buey en la noria;
pero, si liberado de tu «ego»,
finalmente te pones a trabajar,
esta puerta se te abrirá en dos minutos.

*

Mantente inmutable a la esperanza y al miedo.
A la no-existencia iguales son mezquita e iglesia:
a una sombra, igualmente, cielo e infierno.
Para alguien cuya guía es el Amor,
son por igual un velo, creencia e incredulidad,
ocultando la puerta del amigo,
su propio ser es un velo que oculta la esencia de Dios.»

*

La cabeza tiene dos orejas,
el amor sólo una;
ésta oye certeza,
aquéllas oyen duda.

Nunca te pares en el camino,
vuélvete inexistente;
inexistente incluso a la idea de volverse inexistente.
Y cuando hayas abandonado
tanto individualidad como conocimiento,
este mundo se volverá aquel.

Así como tu forma externa
oculta tus atributos,
tus atributos tapan tu esencia profunda.
Forma y atributos son el icho y el cristal
desde donde brilla la luz de la esencia.

*

Si deseas una perla debes abandonar
el desierto
y vagar junto al mar;
y aunque nunca encuentres la brillante perla,
al menos no habrás dejado de llegar al agua.

Deshazte de ti mismo
hasta que no veas a tu ego como una mota de polvo,
no tienes posibilidad de llegar a ese lugar;
el ego nunca podría respirar ese aire,
así que encamínate allí sin ego.

*

En tres prisiones,
engaño, odio y envidia,
eres cautivo de tu cuerpo;
tus cinco sentidos
son reclusos y espías de la cárcel.

*

Tu autoestima no reza,
ya que no ve beneficio para ti en ello.
Mientras la autoestima esté al timón
dudo que Gabriel pueda llegar.

*

¿Qué clase de loco tendría jamás bastante de ti?
¿Cómo puede uno afligirse poseyéndote?

Faltando Tú, ¿cómo puede uno prosperar?
Si te poseo soy moneda de oro sólido,
faltándome Tú soy sólo el chirrido
de una rueda de molino.

*

Dios es amigo de quien no es amigo del ego,
ningún hombre con los ojos en el ego
tiene ojos para Dios.
Si en verdad eres un hombre del sendero,
evita mirarte a ti mismo por un momento.

*

Mientras tu deseo sea el placer y mimes tu deseo,
continúas jugando como un niño;
no eres bastante hombre para esto.
Tú, que no has traído más que espuma del océano,
tú, con tus posesiones ordenadas a tu alrededor,
no has captado la esencia de la perla,
estando siempre pendiente de la concha de la ostra.
¡Deja esas conchas fangosas!
Extrae de las profundidades del océano la perla pura.

Lee las letras con tu lengua,
lee su significado con tu alma.

El valor de la flecha reside en dar en el blanco.

Si eres puro, el sentido oculto emergerá
del marco de la palabra escrita,
pues hasta que un hombre no emerge de la impureza
¿cómo puede el Corán emerger de la página?
Mientras estés velado por el «ego»
¿cómo podrás discriminar entre el bien y el mal?
La letra del Corán no es, en sí misma,
panacea alguna para el alma;
las cabras no engordan con las llamadas del cabrero.

¿Por qué pretender ser alguien en esta aldea?
Lo único que te distingue
es que, no ser nada en absoluto,
es mejor que cualquier honor.
Puedes pensar que eres algo, pero ese algo es nada.
¿Piensas que vales algo?
¡También lo hacen los puntos en un dado!

Feliz el hombre que ha borrado
su impronta del mundo,
no busca a nadie, ni le buscan.

 

HAKIM SANAI

Fuente:
Ediciones Epopteia, (ediciones digitales sin ánimo lucrativo)
Serie Tasawwuf, (octubre 2014)

 


 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: