canalizaciones

CONVERSACIONES CON EL SER DEL RÍO – Eva Julián

Divulga amor

«Entra en contacto conmigo, siénteme como hermano, mi agua y tu agua son el mismo ser experimentando diferentes realidades.»

ESCUCHA…

 

 

 


 

LEE…

 

Enseñanzas del Río Miño – Marzo de 2014

 

Entra en silencio y observa lo que mi superficie dibuja y desdibuja junto al lugar donde te has sentado.

Entra en contacto conmigo, siénteme como hermano, mi agua y tu agua son el mismo ser experimentando diferentes realidades. Permite que tu agua, el agua de todas tus células entre en contacto y se comunique con el ser del suelo que te sostiene, con mi ser y con el ser del sol.

Bendice la luz que te llega del sol, permite que penetrando por tus ojos inunde tu corazón.

Escucha el sonido del agua que circula cerca de ti, cierra los ojos y céntrate en mi sonido, ¡respírame! Permite que mi murmullo entre en tu interior y alcance tu corazón, fúndete en mi murmullo, como si tú fueras mi agua, como si yo fuera tu cuerpo.

Abre los ojos de vez en cuando, y desde tu quietud observa la superficie del agua que trascurre junto al lugar donde reposas, observa sus movimientos y compáralos con el movimiento de tu mente, ¡obsérvalos! Yo soy el reflejo de tu mente, permite nuestra fusión, entra en tu silencio y verás cómo en pocos minutos me convierto en el espejo de tu mente. Observa todo lo que sucede, ¡obsérvame! Yo soy tu reflejo.

Yo Soy el agua que corre por tu cuerpo; somos la misma agua, somos hermanos.

Mira el centro del río, fíjate cómo el agua de la corriente central transcurre segura y pausada, pero constantemente decidida, hacia el mar. El mar es mi meta, es el lugar donde se produce la fusión, la trasmutación y la regeneración de toda la información que poseo. El mar es donde deposito toda la información recogida en mi camino, el mar me acoge y me regenera; como una madre amorosa vuelve a nutrirme con información nativa, para que pueda ser nuevamente depositada en las más limpias cumbres. Es allí, en las altas cimas donde esta mi templo. Es allí donde se guarda la información madre de mi ser, del ser del agua.

Ahora, centra tu atención en el canal central de agua que viaja por el centro del río y pon tu atención en ti, en tu respiración, en la presencia de la fuente divina en ti. Observa esta línea de energía que fluye por el centro del río, es similar a un propósito, céntrate en su flujo, ella te puede dar información sobre tu vida.

Fíjate con atención en cómo el agua circula por el canal central y de qué forma se funde con el agua que, retrasándose, se dirige a la orilla. Fíjate en su movimiento, es el movimiento de la vida.

Observa en silencio. Pon atención en sus movimientos, en ellos puedes observar la ley de la consecuencia, la ley de los ciclos de la vida y de tus pensamientos. Observa lo que te dice, observa lo que sucede; hay mucha información para ti en mis aguas.

Al finalizar fúndete con el Sol, salúdalo, permite que su luz inunde tus ojos y penetre hasta tu corazón y sella y fija en tu mente, en tu corazón y en tu cuerpo el mensaje que has recibido:

«Sigue los mensajes de tu corazón,
sigue lo que amas.
Descubre el sueño de tu vida y síguelo, ponlo en el centro de tu pensamiento.
El agua que queda en la orilla como resultado de tus experiencias, queda solo para ser observada, redimida y perdonada desde el amor y el silencio, pero no te quedes atrapado/a en los juncos, las ramas, el lodo o los árboles caídos de la orilla.
Despierta del sueño y únete nuevamente al caudal central,
sigue tus sueños,
sigue tu vida,
sigue tu aventura.»

TE AMO – GRACIAS

 

EVA JULIÁN

www.soundandlife.com
www.sonidoyvida.com

Escucha también CONVERSACIONES CON EL SER DEL BOSQUE

 


 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: