conocimiento

EL ALMA TE HABLA: «Tu Chispa Divina» | Patricia Casidis

Divulga Amor y Luz

«¡Qué alegría siento de que me percibas, que me reconozcas en ti! ¡Qué dicha me inunda al ver cómo más y más almas van sintiendo este reencuentro!»

ESCUCHA…

 

 

 


 

LEE…

 

Confía en ti. Tú eres luz, eres creación, confía en tu poder y siente la tranquilidad de estar sostenido por una energía mayor, siente la tranquilidad de estar dentro de un Orden Divino. No estás abandonado a la suerte, no tienes nada que temer porque ahora que me reconoces, puedes comprender que eres tú quien traza tu camino.

Aquí estoy yo, un fragmento de tu alma, aquello que llaman la Chispa Divina; aquí estoy yo, tu conciencia Superior dándote la bienvenida a este maravilloso y evolucionado reencuentro. Debes saber que siempre estuve y siempre estaré ahí. Y eso significa que estoy aún en las almas más abrumadas, oscuras o densas, aunque debes buscar el camino para este reencuentro.

Somos parte uno del otro y a su vez somos parte de todos y del Todo.
¡Qué alegría siento de que me percibas, que me reconozcas en ti! ¡Qué dicha me inunda al ver cómo más y más almas van sintiendo este reencuentro! ¡Brillo y salto de alegría y tú también lo harás!

Si te sientes pequeño, te sientes distante, te sientes disuelto, te sientes imperceptible es porque estás fragmentado. Recoge tus partes, reúnelas, vuelve a sentirte conectado, vuelve a sentir tu integración.

Cada ser se compone de todo su camino recorrido, cada alma es el resultado de todas las acciones e interacciones. Busca entonces tus partes, reconócete y recupéralas. Yo soy una de ellas, yo tu chispa divina tu Yo Soy.
Reconóceme en ti para poder guiarte, poder irradiar a través del cuerpo físico toda la luz y la dicha que puedas irradiar.
Asume tus fortalezas y permítenos brillar juntos y en una sola llama integrada. No quiero brillar sola, hagámoslo juntos y en cada circunstancia. Hagámoslo siempre, para perdurar

Y cuáles son tus partes perdidas, te preguntarás. ¿Qué causó que tu alma se fragmentase? Pues bien, tus partes perdidas quedaron en cada dolor profundo que sentiste y no liberaste, en esos momentos que te dolió el alma. Aquel niño herido que todavía guardas en tu interior, aquellos ancestros que se han equivocado, aquellos seres queridos con quién no te reconcilias, aquellos errores de esta vida y de otras vidas que no te has perdonado.

Has venido rompiéndote, has venido fragmentándote, has venido separándote.
Por esto te sientes ínfimo, te sientes débil, porque tu alma se fue quebrando.

Puedes continuar de este modo, continuar fragmentado todo el tiempo que necesites. Puede que sientas que aún no es momento de cambiar.

Pero cuando te sientas listo, te sientas preparado, comienza la búsqueda de tus partes, comienza a re-integrarte.

Abraza a ese niño herido, perdona a quien te haya dañado. Reconcíliate con ese familiar con el que te has peleado.

Perdona dentro de ti,  no importa lo que otros hagan. Disculpa tus errores, tus debilidades… ¡y cambia!

Pon tu intención en el cambio. Pide que el Orden Divino te asista en esa tarea. Conéctate con lo que sientes y busca en tu interior la manifestación de la fuerza del amor.

Allí me encontrarás; y será un momento mágico cuando sientas que me estás recuperando, te sentirás conectado. Yo soy la energía del Amor Divino en ti, una parte de Dios, de la Fuente creadora. Toda la magnificencia que represento, lo eres también tú.

Permite esa integración, recupera tus fragmentos. Sana, trasciende, evoluciona.

Intégrate conmigo al flujo de energía del Amor. Que la alegría y la dicha del reencuentro conmigo, con tu interior, con tu ser Divino, se multiplique y se expanda a tu alrededor. Tienes todo lo necesario para lograrlo.

Recuerda, si te sientes separado, solo o fragmentado, recoge primero tus partes y abrázalas. Aquellas que quedaron ancladas en dolores, rencores, enojos o incomprensión, abraza  todas tus partes e intégralas como la enseñanza que es, no como dolor o castigo.

Entonces sí sentirás mi presencia, me sentirás en ti, Ya que siempre estuve, aunque el drama y los dolores me apagaran. Sentirás el amor, sentirás la alegría, mirarás a tu alrededor con otra mirada y brillarás mucho más que  antes. Tu luz crecerá.

Confía en ti. Tú eres luz. Tú eres creación.

Caminemos juntos…

Desde la Conciencia Superior en conexión con tu Chispa Divina.

 

PATRICIA CASIDIS
7 de febrero de 2020

 


 

1 comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: