Anuncios
conocimiento

EL ALMA TE HABLA: «Cuando sientes urgencia» | Patricia Casidis

«¿Por qué te apuras? ¿Cuál es esa urgencia? Siempre sientes que vas un paso por detrás, que todos van más rápido que tú, que llegas tarde aunque no sabes adónde ni por qué.»

ESCUCHA…

 

 

 


 

LEE…

 

¿Por qué te apuras? ¿Cuál es esa urgencia? Siempre sientes que vas un paso por detrás de donde deberías, siempre sientes que todos van más rápido que tú, sientes que  llegas tarde, aunque no sabes adónde ni por qué.

Y entonces, te autoexiges más de lo debido, tanto que ni te permites disfrutar de un descanso, porque de alguna manera siempre te sientes en deuda. Claro que esta no es una deuda material, pero aunque no sabes qué, sientes que debes algo.

¿A qué responde esa sensación? ¿Cómo saber de qué se trata? ¿Cómo puedo dejar de seguir debiendo si desconozco qué debo y a quién le debo?
Y si te preguntaras a ti mismo, ¿cuál crees que sería la respuesta? Pregúntamelo a mí, a tu alma cuál es tu apuro, qué es eso que debes, cuál es esa deuda y seguramente te responderé que la urgencia que sientes es mi llamado, que soy yo quién te apura, que soy yo quien te indica con esa urgencia que no estás realizando algo de lo que habías planeado. Puede que sepas de qué hablo y puede que no tengas ni idea, pero mi labor es recordártelo. Puede que ya te encuentres en tu camino y aún así sigas sintiendo esa urgencia; si es así, fíjate si te está faltando algún impulso, porque es la forma que yo utilizo para evidenciar eso.

Aquí en la Tierra todo es más lento, más denso y más pesado; tu esencia es más sutil, tu origen es más liviano. Por eso te pesa, por eso te sientes lento, por eso sientes atraso.

Y ahora te digo a ti que sientes que debes algo, ¿quieres saber cuál es tu deuda y a quién le debes tanto? Te debes a ti mismo creer en tu cambio, creer en tus potencialidades y creer en grandes resultados. Así es, he dicho GRANDES, no pequeños ni poco a poco.

Ya estás listo para los grandes pasos. Ya puedes dar grandes zancadas y saltos. Anímate. Hazlo.

Te debes a ti mismo creer en tus virtudes, creer en tus sueños, creer en tu intuición y en tus corazonadas. Te debes a ti mismo creer en tu salud recuperada. Te debes a ti mismo creer en la magia.

Te debes a ti mismo, ni más ni menos, que sintonizar con tu alma.

¿Cuánto tiempo le dedicas a lo que te hace feliz, cuánto tiempo reservas para aquello que te llena el alma? ¿Cuántas decisiones tomas desde el corazón? ¿Con cuánto de lo que haces no te sientes en resonancia?

¿Lo entiendes ahora? Por eso el apuro, por eso la urgencia.

Ya es tiempo ya de pagar tu «deuda».

Hazlo, anímate.

Recuerda: ¿qué es aquello que aún no hace que te sientas realizado, qué está faltando que hagas?

Obsérvate, escúchate y siente…

Deja ya de temer, deshazte de esa falsa humildad que te empequeñece… ¡y vuela!

 

PATRICIA CASIDIS

 


 

Anuncios

Un comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: