canalizaciones

MENSAJE DEL ARCÁNGEL MIKHAËL a través de Silah Pere Sicart

«Los padecimientos y sufrimientos que caen ahora sobre toda la Tierra son el ojo que abre la ventana a la Verdad.» AA MIKHAËL

ESCUCHA…

 

 

 


LEE…

 

Yo soy el Arcángel Mikhaël, Príncipe y Regente de las Milicias Celestiales. Acojan mi Fuego y mi Espada, reciban en vuestro corazón la presencia del Cónclave Arcangélico y la Comunión del Espíritu Micaélico.

Acojan en  silencio durante unos instantes la Llama del Amor Sagrado, el Fuego Divino de la Verdad en vuestro templo.

La hora ha sonado para el despertar de la humanidad. La hora ha llegado para la manifestación del Espíritu de Verdad. Es la hora de la transformación de la carne y de la Resurrección en la Nueva Vida.

Los códigos y hebras del ADN dormido despiertan y se despliegan, reconstruyendo vuestra casa de Eternidad. Tal como les ha descrito el comandante de los Ancianos, la semilla de la Nueva Vida ha hecho raíz, y la raíz de la Nueva vida pone las bases, los fundamentos y da la fuerza de crecimiento para el despliegue de la Luz, la Verdad y el Amor en este sistema solar y en la Madre Gaia.

El sol se prepara para actualizarse con el nuevo patrón frecuencial que le dará un  nuevo espectro luminoso y vibratorio. El sol es el representante del Cristo, del sol negro desconocido que es el origen de la Luz. El sol que ven, que es mil veces inferior en radiación respecto al de sus ancestros, ahora se dispone a renovarse y a entregar a todo el sistema solar los nuevos patrones que prevalecerán en el desarrollo unitario, bajo la dirección de la Fuente, del nuevo viaje del sistema solar.

La Tierra se remueve y se posiciona para recibir, para acoger el estallido de vida que provocará su expansión, su dilatación y le dará un nuevo ritmo, una nueva velocidad. 

Hacemos comunión en el silencio, en la Paz que se instala, en la Paz que les regala la presencia del Espíritu de Verdad. Son lo que Son desde el inicio.

Son el Amor, la Verdad y la Vida que dan origen a toda expresión, a toda creación.

El Espíritu los viene a llamar Uno a Uno para inscribirlos en el Libro de la Vida, aquel que no tiene páginas ni letras, aquel que son ustedes mismos y todos los multiversos.

La redención colectiva de la humanidad está a vuestras puertas. Las reacciones de violencia, de protesta, de descontento reflejan el estado de impotencia y de ignorancia en el cual el hombre ha vivido durante muchos milenios.  Los poderes de las tinieblas han controlado y manipulado la humanidad, robándole la Verdadera Vida y conduciéndola por caminos adversos, allá donde la muerte provocada por el árbol del bien y del mal, corrompe y deforma la Vida que les ha dado la Madre Divina.

Cuando el Hijo del Hombre se manifieste con todo su esplendor y gloria Celestial, los hombres caerán de rodillas, no reconocerán sus obras, descubrirán la vanidad, la futilidad, la angustia, el orgullo y el miedo que los han dirigido por los caminos de perdición, de separación con la Fuente y con el Amor Divino.

Los padecimientos y sufrimientos que caen ahora sobre toda la Tierra son el ojo que abre la ventana a la Verdad. La dura apariencia no es más que el tierno aguijón de la  Espada del Espíritu Micaélico y del Espíritu de Verdad.

Pongan la humildad en vuestra base, en el Triángulo de Fuego del Sacro. Pongan la ternura, la dulzura en el Corazón Radiante.

Pongan la “sophia”, la Sabiduría Divina, la Luz que todo lo esclarece en la Corona de la Cabeza.

Los instantes se intensifican, los vientos soplan y barren con fuerza toda la Tierra. Las aguas limpian y pasan por todos los lugares donde deben pasar. Los elementos que circulan preparan el camino para  la emergencia global de la sangre y el fuego de la Tierra, la apertura de las puertas de la Intratierra y la modificación  de las placas tectónicas.

El Amor Divino se derrama y la Tierra aumenta su temperatura igual que les pasa a todos ustedes. La Tierra deshace el hielo de los polos, acompáñenla en el encendido del  Fuego Divino. Su vida pasará de este estrato que han conocido de 3era dimensión a la vida etérea de 5a dimensión.

La Nueva Tierra será la base y el cristal de Sirius en este sistema solar, permitiendo la expresión Libre y Una de la Vida, participando en la vida multidimensional.

La acogida, la paz, la humildad y la ternura son virtudes esenciales para vivir estos tiempos. Permitan que la Fuerza del Espíritu los atraviese, que todo lo que se les presente en vuestro día a día sea acogido en el Corazón Divino y entregado a la Inteligencia de la Luz.

Las Puertas del Cielo se abren y los diferentes colectivos planetarios, de diversos sistemas estelares están a su alrededor para acompañarlos, para sostenerlos.

La redención, la ascensión y la liberación de la Tierra expresan un momento álgido para toda esta galaxia y el universo local.

El establecimiento del Nuevo Cielo y la Nueva Tierra se realiza ahora día a día en vuestro interior. Han crecido hasta convertirse en el Árbol de la Vida y sus frutos están madurando.

Sean pacientes,  absorban en el Amor todo lo que pasa a vuestro alrededor. Fecunden en todas partes con el Agua de Vida y ofrezcan por vuestro silencio, por vuestro verbo, por vuestra presencia, la Luz que los devuelve a la Verdadera Esencia; acogiéndola en la paz, la armonía y la serenidad.

Rechacen las informaciones provenientes de la logia negra que buscan introducir el miedo y la duda. No hagan caso de fechas de calendario ni de anuncios de acontecimientos repentinos que puedan irrumpir de un momento a otro. La mayoría de estas informaciones juegan con la buena fe, con la buena disposición  de muchos hermanos y hermanas que se encuentran en proceso de apertura y descubrimiento. 

Sepan que la ascensión planetaria no se producirá hasta que aparezcan señales inequívocas y bien visibles en vuestro exterior. Viven un proceso progresivo donde los diferentes elementos  irán aumentando de intensidad hasta  llegar al cambio dimensional. Por lo tanto,  no se dejen llevar por la angustia, por la ansiedad  ni por todos estos anuncios que no tienen una orientación adecuada.

Escuchen pues vuestro Corazón Dorado y Sagrado, escuchen la voz de vuestro Ángel Solar, la presencia del Espíritu Micaélico y de todos los  hermanos, maestros, rishis y grandes guías de la humanidad que velan por vuestra redención, ascensión y liberación en el camino designado por el Padre Celestial y la Madre Divina.

Estas son nuestras palabras, las palabras del Espíritu Micaélico que juntamos a la presencia del Cónclave de los Melquisedec y a diferentes colectivos provenientes de esta galaxia.

Yo soy el Arcángel Mikhaël, Príncipe y Regente de las Milicias Celestiales. Los emplazamos, yo y el Espíritu Micaélico, a recibir los últimos Bautizos de Fuego, a hacer nacer, en la raíz de vuestro templo, el Cristo que son: la Libertad Absoluta, en todo espacio y tiempo, de manifestar el Amor, la Vida y la Alegría.

Sean pues los Árboles de la Vida preparados para dar el fruto, el más suculento, el más dulce.

Yo soy el Arcángel Mikhaël, Príncipe y Regente de las Milicias Celestiales. Les doy mi Fuego, les ofrezco mi espada y mi lanza en todo momento para establecer definitivamente el pacto y el tabernáculo de la redención.

Que así sea en todos los Hijos del Sol, en todas las Hijas del Sol que acojan la Verdad Última de la Presencia Micaélica.

 

AA. MIKHAËL

 

Transmitido por Silah Pere Sicart
Traducido por Amparo Iribas
Revisado por Silah Pere Sicart

 


 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: