Anuncios
canalizaciones eSSenios

EL CICLO KÁRMICO PERSONAL – Jeshua vía Pamela Kribbe

«Para muchos, un largo ciclo kármico de vidas terrenales finalizará muy pronto. Junto con la esperada ascensión planetaria, estos años representan una era extraordinaria para estar vivos en la Tierra.»

ESCUCHA…

 

 

 


 

LEE…

 

En este día y en esta era, una transición está teniendo lugar en la Tierra. Amanece una nueva conciencia que tomará forma material tarde o temprano.

¿Cómo se producirá exactamente esa transición? La forma que tomará no está decidida aún, porque el futuro siempre es indeterminado.

Lo único que realmente se da es este momento: el Ahora. Y es desde ahí, desde el pozo del Ahora, que surgen innumerables caminos posibles, una red infinita de futuros posibles.

Sobre la base del pasado, podemos predecir que un futuro en particular es más probable que otro, pero la elección siempre es tuya. ¡Eres tú quien decide si dejas que el pasado determine tu futuro!

Las predicciones siempre se basan en probabilidades, que están relacionadas con el pasado. Está en tu poder como ser humano romper con el pasado y establecer un curso diferente.

Tú estás dotado de libre albedrío, tienes el poder de cambiar, de reinventarte a ti mismo. En este poder descansa tu divinidad, porque puedes crear de la nada. Este poder divino pertenece a la esencia misma de quien eres.

Al hablar de este día y esta era como una edad de transición, nunca olvides que eres el dueño de tu propia realidad. No existe un plan preestablecido o alguna especie de poder cósmico que anule el camino de tu alma o tu poder individual para crear tu propia realidad. No funciona de esa manera.

Por eso cada persona en la Tierra experimentará esta transición de la manera en que mejor se ajuste a sus propias características. Hay muchas realidades y aquella que elijas responderá a tus necesidades y deseos internos.

Lo que hace que los años comprendidos entre 1950 y 2070 aproximadamente sean tan especiales es que hay dos ciclos diferentes de conciencia llegando a su fin: uno personal (o un conjunto de ciclos personales) y otro planetario. Debido a esta coincidencia, cada uno refuerza al otro.

Para una parte de la humanidad, la finalización de su ciclo personal de vidas terrenales está cerca. La mayoría de las almas involucradas en esta finalización son trabajadores de la luz. Hablaremos con mucho más detalle sobre este grupo de almas de trabajadores de la luz.

Pero ahora nos gustaría más bien explicar la naturaleza de este ciclo personal: qué significa atravesarlo y cuál es el propósito de vivir todas estas vidas, bastante complicadas,  en la Tierra.

Las vidas en la Tierra que experimentas son parte de un ciclo mayor de tu alma. Este ciclo fue diseñado para permitirte experimentar plenamente la dualidad.

Por eso durante este ciclo has experimentado lo que es ser hombre y mujer, estar sano y enfermo, ser rico o pobre, ser “bueno” y  ser “malo”.

En algunas vidas estuviste intensamente involucrado con el mundo material como agricultor, trabajador o artesano. Seguramente tuviste vidas más orientadas espiritualmente, en las que llevaste dentro de ti una fuerte conciencia de tus orígenes espirituales. En esas vidas a menudo te atraían los llamamientos religiosos.

También ha habido vidas cuya finalidad fue la de explorar el dominio mundano del poder, la política o el dinero. Posiblemente hubo vidas dedicadas a una expresión artística de ti mismo.

A menudo las almas tienden a especializarse un poco en el curso de todas estas vidas. Esto se puede reconocer claramente en personas que poseen un don natural en un área determinada. Parece que tienen un enorme potencial allí, incluso cuando son niños, que solo necesitan ser despertados en el momento adecuado y que luego se desarrollan fácilmente.

Las almas de los trabajadores de la luz con frecuencia se sienten atraídas por las vidas religiosas y tienen tras de sí numerosas vidas como monjes, monjas, sacerdotes, chamanes, brujas y psíquicos. Fueron atraídos para convertirse en intermediarios entre el mundo material, físico y los reinos espirituales. Y así desarrollaron una vasta experiencia en ese campo.

Si tú sientes ese llamado, ese fuerte impulso de involucrarte con la espiritualidad, incluso si eso no encaja con tu vida diaria normal, es muy posible que seas parte de esta familia de trabajadores de la luz.

Vivir en la Tierra te brinda la oportunidad de experimentar plenamente lo que significa ser humano. Ahora te puedes preguntar: ¿Qué tiene de especial ser humano? ¿Por qué alguien querría experimentar eso?

Verás: la experiencia humana es diversa e intensa. Cuando vives una vida humana, estás temporalmente inmerso en un campo abrumador de sensaciones físicas, pensamientos y emociones.

Debido a la dualidad inherente a ese campo, existe un gran contraste e intensidad en sus experiencias mucho mayor que cuando estás en los planos astrales, como tú los llamas. (Estos son los planos en los que ingresas después de morir y donde permaneces entre vidas).

Puede ser difícil de imaginar para ti, pero a muchas entidades de nuestro lado les encantaría estar en tu lugar. Les encantaría ser humanos, ganar experiencia humana. La experiencia humana tiene una especie de realidad que es invaluable para ellos. Aunque pueden crear innumerables realidades por el poder de su imaginación, les da menos satisfacción que la creación de una “verdadera” realidad en la tierra.

En la Tierra, a menudo el proceso de creación es toda una lucha. Por lo general, encuentras mucha resistencia para hacer tus sueños realidad, mientras que el tipo mental de creación en el mundo astral es mucho más fácil.

No hay desfase temporal entre el pensamiento de algo y la creación real de este. Además, puedes crear cualquier realidad que desees o puedas pensar, porque no hay límites. En el momento en que imaginas un hermoso jardín, está ahí, listo para que entres.

Dar a luz una idea en la Tierra, hacerla realidad en el mundo material, es un gran esfuerzo. Exige una fuerte intención, perseverancia, claridad mental y un corazón confiado.

En la Tierra, tienes que lidiar con la lentitud y la terquedad del mundo material, te enfrentas con impulsos contradictorios en ti mismo: dudas, desesperación, falta de conocimiento y pérdida de fe. El proceso de creación puede estar obstruido o incluso fallar debido a cualquiera de estos elementos.

Sin embargo, estos problemas potenciales, incluso los fracasos, son las razones que hacen que la experiencia de la vida terrenal sea tan valiosa. En este proceso, los desafíos que enfrentas son tus mejores maestros. Le dan a la experiencia de la Tierra una profundidad mucho mayor y más amplia que la creación sin esfuerzo que tiene lugar en los planos astrales.

Esta falta de esfuerzo genera también una falta de sentido. Las entidades astrales que aún no han experimentado vidas en la Tierra lo saben y lo entienden.

A menudo te desanimas e incluso te desesperas por la naturaleza no conforme de tu realidad. Muy a menudo, la realidad no responde a tus deseos y esperanzas. Es frecuente que tus intenciones creativas terminen en dolor y desilusión.

Sin embargo, encontrarás esa clave para la paz y la felicidad en algún momento. Encontrarás esa llave dentro de tu propio corazón. Y cuando lo hagas, la alegría que sobrevendrá no será igualada por nada creado en los planos astrales. Será el nacimiento de tu maestría y tu divinidad.

El éxtasis que experimentarás cuando despierte tu divinidad te proporcionará el poder de curarte a ti mismo. Este amor divino te ayudará a recuperarte de las profundas heridas que has sufrido a lo largo de tu vida terrenal.

Después de eso, podrás ayudar a sanar a otros que hayan pasado por las mismas pruebas y penas, porque sabrás reconocer su dolor. Tú lo verás en sus ojos y podrás guiarlos en su camino hacia la Divinidad.

Con amor,
JESHUA

 

Mensaje canalizado por Pamela Kribbe

 

Traducido por Fanny Zapata
Redactora y traductora en la gran familia de hermandadblanca.org

 

Más canalizaciones de Pamela Kribbe narradas por Mi Voz Es Tu Voz  AQUÍ
Todo lo que Jesús nos ha dicho hasta ahora con Mi Voz Es Tu Voz  AQUÍ 

 


 

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: