canalizaciones

ES HORA DE CAMBIAR – Conciencia arcturiana vía Patricia Casidis

«¡Este es el momento de CAMBIAR! Hacer los cambios, concretarlos, ya es hora de actuar en la nueva Consciencia.»

ESCUCHA…

 

 

 


 

LEE…

 

Hermanos:

En estos momentos tienen la posibilidad única de comprender el cambio que están experimentando, y a pesar de ello a muchos les resulta difícil aún comprender que ese cambio se genera desde adentro y no desde afuera. Por ello, buscan y esperan explicaciones, instrucciones de qué es lo que está sucediendo, o de lo que deben hacer y, de esta forma, continúan poniendo el poder en otros.

Es importante que comprendan en primer lugar, que el cambio ya está sucediendo y son parte de él. Nos referimos al cambio de conciencia, su despertar, la caída de los velos, el cambio vibracional, la sutilización de la materia, el avance evolutivo hacia la cuarta y quinta dimensión.

Todo esto que les parece algo complicado y lejano es parte de lo que están experimentando. Suponen que esto es un proceso muy complejo y, lógicamente, pretenden entenderlo, aunque la realidad es más simple y perfecta que todas las explicaciones que puedan encontrar.

Este proceso de cambio ya se ha iniciado. La Tierra, como el cuerpo físico de Gaia que es, está transmutando. Para acompañar este proceso, la humanidad también debe trascender la densidad de su cuerpo, de su materia y de su energía. Es decir, transformarse en más y más luz. Así es, amados.

¿Y cuál es la forma de hacerlo? Pues pensando, sintiendo y actuando en amor. Es decir, volviendo a su esencia.

Esto lo han escuchado ya tantas veces que el significado y el verdadero valor que tiene se han visto debilitados, y es por eso que continúan la búsqueda de explicaciones complejas y siguen esperando que sean otros los que les den respuestas cuando en realidad ustedes ya tienen todas las respuestas que necesitan.

¡Este es el momento de CAMBIAR!
Hacer los cambios, concretarlos, ya es tiempo de actuar en la nueva Consciencia.

Si les preguntamos, ¿cómo creen ustedes que pueden sutilizar su materia? ¿Cómo deben actuar, sentir y pensar para vibrar alto, para proyectar más luz? Ustedes ya lo saben verdad, saben las respuestas. Pero aquí es donde se presenta la dificultad, ya que ser conscientes conlleva la responsabilidad de asumirlo y de cambiar en consecuencia.

Cambiar esa forma de responder ante aquello que se presenta, de asumir nuevas formas de ver las cosas y de sentirlas. Dejar atrás los egoísmos, las especulaciones, los enojos, las manipulaciones y todo aquello que genera densidad, para actuar desde el Amor manifestando Luz. Aceptar sin juzgar que existe lo desigual: quienes piensan diferente, quienes eligen diferente, quienes actúan diferente.

Hacer uso del discernimiento para ver con claridad, pudiendo de esa forma decidir con sabiduría qué elegirás, cual será tu decisión y tu postura frente a este cambio.

Ser unos seres conscientes, en toda la amplitud que esto pueda entenderse. Conscientes de lo que consumen, de cómo se alimentan, de cómo piensan, de cómo actúan, de cuán grandioso es su poder creador.

Este es el cambio, y ya sea que tú cambies o no, el cambio está sucediendo.
Puedes ser parte activa de él o puedes mantenerte quieto esperando que todo pase y volver a la rutina, aunque cuando esto pase la rutina se habrá modificado.

Por acción o por omisión, tú, como todos, estás participando en este proceso de cambio qué está aconteciendo. Puedes elegir cómo hacerlo, porque, como ya sabes, la elección siempre es personal.

Si decides participar activamente, entonces CAMBIA!
Comienza a hacerlo ahí dónde estás, dentro de tu pequeño mundo, en tu hogar, con tus seres cercanos, allí comienza el cambio.
Aprovecha esta oportunidad que se te brinda. Comienza aceptando, dejando de controlar, perdonando. Pero no en la superficie, sino en las profundidades de tu ser. Comienza agradeciendo, comienza simplemente amando.

Comprende que cada quien es responsable de sus decisiones, que cada quien tiene derecho a elegir aquello que considere más oportuno. Comprende que de ti solo depende aquello que tú mismo elijas hacer, pensar y sentir. Comprende que no hay sólo una manera ni un tiempo, si no tantas maneras y tiempos como seres hay.

Acepta, acepta incondicionalmente y ama. Luego verás qué habrá distanciamientos con quienes no seas afín y que también se darán nuevas uniones. Aceptar incondicionalmente no significa solo estar de acuerdo y compartir, también significa aceptar las diferencias, no pretender cambiar al otro ni sus ideas o su forma de actuar, sino aceptarlas como son, sin juzgar, aceptando la diversidad que hay en todo.

Cuando logres dejar de controlar tu micromundo, podrás dejar de controlar lo externo.
Quizá te preguntes: ¿realmente es este el cambio? ¿Se trata de eso?

Pues sí, así es, tan simple y tan esencial.

Para que puedan darse los cambios mundiales, para que puedan crearse nuevos sistemas y estructuras de organización, es necesario hacerlo desde una nueva consciencia.
Porque ¿cómo puedes emitir más luz y más amor si sigues envuelto en la densidad? Para eso es necesario que sutilices tu energía.

Y ¿cómo sutiliza uno su energía? Pues, trascendiendo todo aquello que en ella aparece como denso.

Está claro y lo sabes, pero muchos aún siguen esperando explicaciones complejas o razones más misteriosas que den respuesta a lo que están viviendo, que les indiquen qué tienen que hacer en vez de asumir que hay que cambiar.

Deberías asumir ya que eres tú quien elige y que nadie será juzgado por su elección, pues tienes total libertad para decidir la manera en la que deseas continuar.

Decidir ser parte activa del cambio, es actuar y vibrar en amor todo lo que te sea posible, es dejar de controlar y dejar de temer. Es comprender la vulnerabilidad, es sentir compasión, es comprender el significado de la cooperación.

Esta experiencia los invita a fluir en un nuevo ritmo, los invita a soltar el control que ya no tienen y dejarse llevar. Los invita a comprender y sentir que el dolor del otro es también el dolor de uno. Los invita a comprender que el egoísmo y la separación no son el camino, porque si no se trabaja en cooperación nadie lo conseguirá.

Entonces aprovecha y deja de querer controlar lo que te es externo.

Céntrate en ti y trabaja intensamente en tu interior, porque allí es donde ejerces tu soberanía. En tu interior puedes descubrir todo tu poder de transformación y creación.

No es posible pensar en un cambio global si no se comprende que el cambio comienza en el interior de cada uno, en su micromundo, y también en su hogar, para luego proyectarlo en forma expansiva hacia afuera y concretarlo a nivel  global. Las estructuras y los sistemas viejos y caducos pueden ser reemplazados, pero se obrará en consecuencia del cambio que realices en ti, en tu hogar, en tu micromundo. Este es el momento de llevar a cabo ese cambio interior para que el de afuera cambie.

Hoy más que nunca ocúpate de ti, de transformar tu energía, de trascender densidades, de convertir tu materia más densa en luz.

Expresa la luz que eres, actúa y siente vibrando todo lo que puedas en la energía de amor. Deja de controlar a los demás, suelta enojos e ira, suelta viejos dolores, suelta las manipulaciones, suelta los egoísmos, la rivalidad y aprende a fluir y a vibrar en la energía del Amor Universal.

No es algo ajeno a ti, está dentro de ti, es tu esencia. En este tiempo, reconócela, cultívala y manifiéstala a tu alrededor para que así puedan ser creadas nuevas estructuras, nuevos sistemas. Son ustedes lo que crearán ese mundo que anhelan.

El momento es este. Sé tu mejor versión, manifiesta tu luz y acompaña el proceso.

Amados hermanos, desde nuestra realidad les saludamos en un abrazo de amor y unidad. Ahora más cerca y siempre acompañándolos!

CONCIENCIA ARCTURIANA (Energía celeste verde turquesa)

 

Canalizado por Patricia Casidis
Más canalizaciones de Patricia Casidis narradas por Mi Voz Es Tu Voz AQUÍ

 


 

Un comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: