EL AURA PROTECTORA – Omraam Mikhaël Aïvanhov

«Nuestra aura nos protege de los lobos del mundo invisible por el trabajo del Amor y de la Sabiduría.»
Divulga Amor y Luz

«Nuestra aura nos protege de los lobos del mundo invisible por el trabajo del Amor y de la Sabiduría.»

ESCUCHA…

 

 

 


 

LEE…

 

Nuestra aura nos protege de los lobos del mundo invisible por el trabajo del Amor y de la Sabiduría.

El aura es la verdadera cerca que nos protege contra los lobos, y es la que debemos cerrar bien y elevar lo más alto posible. ¿Cómo? Mediante el trabajo del corazón y del intelecto.

El trabajo del corazón

El corazón mantiene firmemente cerrada la cerca, y tapona los agujeros para que podamos resistir a los choques; porque el amor trabaja de una manera especial reforzando las células y haciéndolas capaces de afrontar la enfermedad y la desgracia.

El trabajo de la mente

En cuanto al intelecto, iluminado por la sabiduría, alza un muro de luz que los espíritus malhechores que pululan en las regiones inferiores no pueden franquear. El mago, antes de comenzar su trabajo, dibuja un círculo a su alrededor para protegerse de las entidades tenebrosas. Este círculo es también una especie de cerca. Ustedes dirán que no tiene ni altura ni grosor. Es cierto, pero con su amor y su sabiduría, el mago da a este círculo tanta altura y tanto grosor que está protegido como en una fortaleza inexpugnable.

Vean el aura como nuestra piel espiritual. Ahora comprenderán por qué es tan importante trabajar sobre su aura con el amor y la sabiduría, para que nada malo pueda alcanzarles. Ya se los he dicho antes, el aura es una piel, es su piel espiritual. Y así como es deseable que su piel física sea fina y suave, también lo es que su piel espiritual sea espesa.

El amor evita que nos alcancen corrientes negativas. Hay personas que no dejan de quejarse de la manera en que se les ha mirado, hablado, tratado; son tan sensibles que se diría que tienen el cuerpo lleno de llagas. Si les dicen: «¿Cómo van las cosas?» dándoles una palmada amistosa en la espalda, su aura se crispa, porque es muy delgada, y esto es signo de que no tienen mucho amor. Mientras que las personas que tienen un aura muy ancha, pueden decirles lo que quieran, no les molesta, no se ofenden, porque tienen mucho amor. Así pues, si son tan sensibles a las críticas y a las ofensas, no traten de justificarse, sencillamente es que no poseen bastante amor para llenar las brechas y construir gruesas paredes con el fin de impedirles el paso a las corrientes negativas. La sabiduría nos pone fuera del alcance de nuestros enemigos.

En cuanto a la sabiduría, os indica el camino hacia arriba, porque no es abajo, a ras de tierra, donde se adquiere un correcto conocimiento de las cosas. Quien quiere ver lo que sucede en el valle, debe subir hasta una cima; una vez arriba, no sólo ve, sino que también está protegido, los enemigos no pueden alcanzarle. Y, un día, logra reunirse con Aquél a quien los Salmos llaman el Altísimo; entonces, incluso en medio de la tempestad, algo en él es capaz de permanecer ahí, en las alturas dónde nada puede perjudicarle.

 

OMRAAM MIKHAËL AÏVANHOV

 

Libros del autor: amzn.to/2X2qAwJ
Más narraciones y canalizaciones de Omraam Mikhaël Aïvanhov  AQUÍ

 


 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.