canalizaciones

ENTRE DOS MUNDOS – Los ángeles a través de Ann Albers

Divulga amor

«Ustedes se encuentran dudando entre dos mundos, esfuércense en ser parte de la multitud que abraza la creación desde adentro.»

ESCUCHA…

 

 

 


 

LEE…

 

Queridos amigos, los amamos mucho.

¿En qué mundo estás viviendo ahora? ¿Vives en un mundo de pandemias interminables, divisiones horripilantes y lamentables desacuerdos políticos o vives en un mundo en el que estás eternamente conectado a la Fuente del Bienestar y donde experimentas la Unidad y el Amor desde cualquier perspectiva?

Ambos mundos existen simultáneamente en tu planeta y las diferencias entre ellos son cada vez más evidentes:

Uno se centra en la realidad externa.
El otro se centra en la realidad interior.

 

En uno de ellos, el mundo exterior te afecta.
En el otro, tú eres el que afecta al mundo exterior.

 

En uno, estás sujeto a la conciencia de masas.
En el otro, eres la Conciencia misma, creando una realidad mucho más suave y amorosa de adentro hacia afuera.

 

En uno, el ego guía.
En el otro, eres guiado por el amor, la alegría y la inspiración del alma.

 

La mayoría de ustedes navega entre esas dos aguas.

Te esfuerzas por crear de adentro hacia afuera y, sin embargo, el mundo exterior es muy fascinante. Él quiere entrar. La miseria ama la compañía, amados nuestros, y el miedo es un virus que vive en la mente y en el corazón de quienes desean contagiarse y contagiarte.

Por ejemplo, tú quieres vivir con la certeza de que eres guiado y que todo estará bien, pero hay tanta gente que grita «infelicidad y tristeza» que comienzas a dudar y te preguntas si tu optimismo está mal establecido.

Tú deseas sentir la paz y la prosperidad de Dios desde adentro, y por un tiempo lo haces, pero luego los argumentos del mundo por la escasez y el caos resultan aparentemente convincentes y en ciertas ocasiones te sientes absorbido.

Tú deseas amar a todos los demás seres humanos, pero los comportamientos iracundos y victimarios de muchos de ellos te desvían de tu verdad.

Tú quieres creer en el nuevo mundo que está naciendo, pero las predicciones y los gritos de «¡cuándo va a terminar esto!» periódicamente te generan dudas y temores.

Amados nuestros, no se culpen por pasar de una realidad a otra. Todos aquellos que leen o escuchan nuestras palabras son seres muy conscientes espiritualmente. Todos ustedes saben que crean de adentro hacia afuera. Sin embargo, fueron criados en un mundo que hasta el día de hoy les insta a que sea el mundo exterior lo que dicte vuestra alegría, salud, paz y prosperidad.

Tú lo sabes mejor que nadie, aunque poner en práctica una verdad más elevada en un mundo donde la verdad no es algo común requiere mucho esfuerzo.

No necesitas convencer a nadie más para que crea de la manera que tú lo haces. Solo hazlo y deja que sea tu vida la que hable por sí misma. Te volverás feliz, saludable, próspero y pacífico y luego otros querrán saber cómo has llegado a ser así en este «mundo loco».

Céntrate en vivir tu propia vida de la forma en que deseas vivirla y luego te convertirás en una inspiración para los demás y en una fuerza vibratoria para el cambio.

Abraza tu propia alegría. Intenta pensar en pensamientos que te generen buenos sentimientos, un pensamiento tras otro.

Céntrate en cualquier área de la vida en la que puedas sentirte abundante. Repasa tu quehacer diario, desafiándote a ti mismo para disfrutar lo más que puedas.

Busca espacios pacíficos, personas pacíficas e interacciones pacíficas siempre que te sea posible, y cuando otros estén tratando de atraerte a sus argumentos, diles: “Estoy escuchando, quiero entenderte». Envía compasión. Reza por ellos. No te lo tomes como algo personal.

Si bien muchos de ustedes quieren compartir sus opiniones con los demás, profundicen en su corazón y pregúntense: «¿Estoy haciendo esto porque me encanta compartir aquello que funciona para mí y porque funciona para mí?» «¿Es una alegría elevar, inspirar y educar o estoy tratando de tener razón u obligando al otro a que entienda que debe cambiar o de validar mis propias perspectivas buscando un acuerdo?»

Solo las palabras pronunciadas por amor valen la pena.

Amados nuestros, se encuentran dudando entre dos mundos, y eso está bien. Sé amable contigo mismo. Sé gentil. Mientras caes en el mundo exterior, asciende lenta y suavemente hacia el mundo interior teniendo pensamientos más amables, más agradables y más amorosos.

Hay muchos gritos de fatalidad y tristeza que han sido armados con acusaciones, juicios, ira y miedo. Y también hay muchas almas pacíficas que meditan y oran, que viven una vida lo más amable, feliz y amorosa posible, y que sirven a los demás en todos los sentidos, ya sean grandes y pequeños. Ellas lo hacen, y tú lo haces, con un amor tan poderoso que, colectivamente, esa energía crea una ola de cambio silenciosa, pero muy poderosa en tu planeta Tierra.

Esfuérzate en ser parte de la multitud que abraza la creación desde adentro, gracias al pensamiento amoroso y apreciativo, porque en esa realidad estarás alineándote con el poder que crea universos. En esa realidad, estarás contribuyendo a generar soluciones guiadas, inspiradas, vencedoras y sostenibles.

Lo Divino quiere que todos tengan una vida en la que experimenten bienestar, amor, paz, prosperidad y alegría. Sumérgete en ti mismo. Encuentra y comparte el amor de la manera más sutil. Piensen en los pensamientos más bonitos que puedan imaginar, y luego, amados nuestros , siendo un alma amorosa y poderosamente alineada al mismo tiempo, se convertirán en el cambio que desean ver en su mundo.

¡Que Dios os bendiga ! ¡Os amamos tanto…!

LOS ÁNGELES

 

Canalizado por Ann Albers

 


 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: