DESCUBRE LA MAGNIFICENCIA DE TU SER – Rafael Bueno

«Descubrir la magnificencia de tu Ser, te permitirá descubrir y disfrutar la magnificencia de las personas que te rodean.»
Divulga Amor y Luz

«Descubrir la magnificencia de tu Ser, te permitirá descubrir y disfrutar la magnificencia de las personas que te rodean.»

ESCUCHA…

 

 

 


 

LEE…

 

Tú eres magnificente

Tú eres un Ser de gran magnificencia. Un Ser que opera y utiliza un vehículo físico compuesto de miles de millones de células que se renuevan continuamente, a tal grado de perfección que cada 7 años cuentas con un cuerpo prácticamente nuevo desde el punto de vista celular, porque en ese período de tiempo cada célula de tu cuerpo ha sido remplazada por una nueva. ¿Quién crees que coordina todo ese trabajo? Eres tú. O, dicho en otras palabras, tu Ser. Y eso es solo la punta del iceberg…

Porque, si vamos un poco más allá, tu cuerpo etérico sostiene toda la energía que tu cuerpo utiliza para operar adecuadamente. Y toda esa energía es gestionada por tu Ser. Así mismo, las emociones que experimentas a diario se almacenan en tu cuerpo emocional, que también gestiona tu Ser. ¿Y qué me dices de tus pensamientos? Tu cuerpo mental, tu herramienta de raciocinio, de creación y de memoria, igualmente es coordinado por tu Ser. Imagina la ilimitada capacidad que tienes cuando, sin ser consciente de ello, eres capaz de gestionar tus diferentes cuerpos en distintos planos de existencia. Eres un ser magnificente, pero aún no te has dado cuenta…

Así que, de aquí en adelante, cuando me refiera a ti, no quiero que pienses en tu cuerpo físico, ni en tus cuerpos, sino en el Ser magnificente que los conduce, los gestiona y los utiliza para poder conocer y experimentar la vida en el mundo físico. Ese Ser eres tú. Tu magnificencia se haya oculta Pero creo que es lógico que no puedas apreciar la grandeza de todo aquello que eres. Tu magnificencia se haya oculta dentro de unos cuerpos que han sido adaptados para convertirlos en tu prisión. Todo lo que eres, no puede ser explicado con palabras, aunque las palabras pueden servir para darte una muy corta idea. Porque tu prisión, es solo parte de un juego. Un juego que tu magnificente Ser juega para probarse a sí mismo de todo aquello que es capaz. Y puede que ese no fuera parte de tu plan inicial, pero todo resultó en que tus cuerpos son ahora tu prisión. Una prisión que se ha convertido en una versión de ti bastante diferente a lo que en realidad eres. Tu ego.

Esa prisión, tu ego, te hace creer que esta vida que vives es la única que has tenido y que tendrás. Pero no es así. Por eso te voy a pedir que saques de tu mente la idea de que tu historia empezó con esta vida que experimentas ahora. Eres un ser eterno. Uno que siempre existió y que siempre existirá. Así que, ríete de ti mismo cuando te sorprendas estresado por alguna circunstancia que estés enfrentando en algún momento puntual. Ríete, porque esa circunstancia, al igual que millones de otras que has enfrentado, también pasará. Y lo hará, porque las circunstancias no son eternas, pero tú sí lo eres. No lo olvides: eres un Ser eterno.

Ríete de ti también cuando te sorprendas sintiendo miedo por algo. Te ayudará darte cuenta de que la energía de la creación, la cual le da vida a tu vehículo físico, es la misma energía que alimenta aquello a lo que le temes, no importa lo que sea.  La única diferencia la establece el nivel de consciencia entre el portador de esa energía que causa tu miedo y tú. Consciencia y energía crean la realidad de todos los seres conscientes en el universo. Si todo está alimentado por la misma energía, lo que cambia es la consciencia. Entonces, aquello a lo que temes es un producto de tu nivel de consciencia, que desaparecerá de tu realidad cuando entiendas aquello que aún no sabes de ti, y que te hace temer.

Eres una entidad maravillosa, con cuerpos que te permiten sentir, razonar, analizar, aprender y entender de tus experiencias, y tomar decisiones de acuerdo con ese nuevo entendimiento. Esos mismos cuerpos te permiten almacenar todo aquello que aún no has entendido para que crees la experiencia adecuada que te conduzcan al entendimiento. Y todo eso lo coordinas tú, el Ser que habita ese cuerpo.

Eres un ser tan magnífico, que tu magnificencia solo se iguala con tu ignorancia de quién eres y de qué está haciendo aquí. Es justo por eso que no puedes percibir tu propia magnificencia. Justo por eso, muchas veces sientes lástima de ti mismo, te menosprecias y no reconoces tu valor. Porque, al no saber quién eres, vas a a buscar afuera de ti todo aquello que crees no tener, pero que en realidad yace dormido en tu interior. Pero, tarde o temprano, tu búsqueda te llevará inevitablemente a dirigir tu atención hacia tu interior. Porque allí es donde estás tú. Dentro…

Tú eres lo que estás buscando

Dentro de ti están todas las respuestas que estás buscando. Incluso, dentro de ti están las respuestas a preguntas que aún no te has hecho, pero que te harás cuando hayas alcanzado el nivel de consciencia apropiado. Tú eres la fuente que sacia la sed de tu propia ignorancia. Tú eres el sanador de todas tus dolencias y enfermedades. Tú eres la brújula que dirige tu transitar por el mundo físico. Tú eres la fuente de energía que mueve tu vehículo físico. Tú lo eres todo para ti. Apenas descubras eso, te vas a amar. Te lo aseguro…

¿Por qué no puedes ver tu propia magnificencia? Porque, cuando decidiste entrar en este juego de la vida en el mundo físico, las reglas del juego en este planeta habían sido alteradas, lo que hizo que tu transitar por el mundo físico estuviera marcado por calamidades, adversidad, ignorancia, dolor y sufrimiento. Esa alteración en las reglas del juego ha impedido por miles de años que puedas descubrir quién eres realmente y cuál es tu razón de estar aquí. Y esa es una de las tareas que aún tienes pendiente por completar.

Salir de la prisión

Tienes que recordar quién eres. Pero, para poder lograr esa titánica tarea, debes eliminar todo aquello que te ha sido programado y que ha creado ese versión alternativa de ti que es tu ego. O mejor debo decir, tu ego alterado. En tu mente, a lo largo de las eras, se ha creado una identidad para ti que ni siquiera se parece a todo eso que realmente eres. Y es justo en tu mente donde debes iniciar ese proceso de purificación para eliminar todo aquello que le da vida a esa versión tuya que no puede ver más allá de lo físico por ser tu prisión. Tu ego alterado es tu prisión.

Tu mente, esa hermosa herramienta creada para ayudarte a darle forma a tus pensamientos en el plano físico, ha sido transformada en tu prisión, gracias a un proceso de programación que ha durado miles de años. Y en esa prisión, no hay luz. Sólo oscuridad. Por eso no puedes ver lo que realmente eres. Para poder verlo, tienes que derribar los muros y barrotes que conforman tu prisión. Esos muros y barrotes puedes interpretarlos como falsas creencias, como formas de pensamiento negativas, como programaciones negativas, como patrones de conducta, y demás manifestaciones de la mente que distorsionan tu realidad y que ocultan la magnificencia de tu ser.

Eres un ser único

Eres un ser espléndido, magnífico, único e irrepetible. Eres un ser que está más allá de todo pensamiento y emoción, porque tú eres quien piensa y siente. Eres un ser cuya magnificencia se escapa de toda descripción, y no necesitas escucharlo de mí, porque en lo más profundo de tu Ser tú sabes lo que ERES, aun cuando sigas atrapado en la prisión de tu ego por ahora. Pero, cuando llegues a ese entendimiento que te permita salir de la prisión, esa identidad artificial que has creado y que no representa para nada toda tu magnificencia, se desvanecerá. Y, cuando esto ocurra, te garantizo que te vas a enamorar de ti. Te vas a amar.

Ese es el camino de regreso a tu hogar. Solo cuando puedas sentir amor por ti, podrás manifestar amor por otras formas de vida. No antes. Porque el amor solo se puede experimentar fuera de la prisión del ego alterado. Dentro de esa prisión solo hay oscuridad, que es solo una manifestación más de tu ignorancia o de tu alejamiento de La Fuente.  Y en la oscuridad, solo se experimenta miedo, que es la polaridad opuesta al amor. Miedo que se manifiesta como necesidad, posesión, control, y demás emociones negativas.

El Ser único, magnífico y maravilloso que eres, está esperando a ser descubierto. ¿Por quién? Por ti. Tú eres el buscador, así como eres el buscado.  Tú eres quien hace las preguntas y tú eres quien las responde. Tú lo eres todo para tu experiencia. Descubrir toda la magnificencia de tu Ser, te va a permitir descubrir y disfrutar la magnificencia de las personas que te rodean. Y ese, es camino de regreso al hogar…

RAFAEL BUENO
Redactor en la gran familia de hermandadblanca.org

 


 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.