LOS TRABAJADORES DE LA LUZ (1ª parte)

LOS TRABAJADORES DE LA LUZ (I)
Divulga Amor y Luz

«Los Trabajadores de la Luz presenciaron la víspera del nacimiento de la humanidad en la Tierra. Ellos formaron parte de la creación del hombre, fueron co-creadores de la humanidad.»

ESCUCHA…

 

 

 


 

LEE…

 

La identidad de los «Trabajadores de la Luz»

Los «Trabajadores de la Luz» son almas que portan el fuerte deseo interior de esparcir Luz (conocimiento, libertad, y amor) sobre la Tierra. Sienten eso como su misión. A menudo se ven atraídos hacia la espiritualidad y hacia ciertas labores terapéuticas.

Debido a su profundo sentimiento misionero, los «Trabajadores de la Luz» suelen sentirse diferentes de otras personas. Al experimentar distintos obstáculos en el camino establecido, la vida los impulsa a encontrar su propio y único camino. Los «Trabajadores de la Luz» casi siempre son individuos solitarios, que no se adaptan a las estructuras sociales establecidas.

Una observación en el concepto de «Trabajador de la Luz»

El nombre «Trabajador de la Luz» puede provocar malentendidos, ya que puede parecer que eleve a un grupo particular de almas del resto. Además, puede llegar a sugerir que este grupo particular es, de algún modo, superior a los otros, por ejemplo a aquellos que no son «Trabajadores de la Luz». Tal línea de pensamiento no está de acuerdo con la verdadera naturaleza e intención del trabajo de la Luz. Permítanos aclarar esto:

  1. Las pretensiones de superioridad generalmente no son iluminadas, ya que bloquean su crecimiento hacia una conciencia libre y amorosa.
  2. Los «Trabajadores de la Luz» no son ‘mejores’ ni ‘superiores’ que cualquier otro. Ellos simplemente tienen una historia diferente de la de otros que no pertenecen a este grupo. Debido a su historia particular, que abordaremos más adelante, tienen ciertas características psicológicas que los distinguen como grupo.
  3. Cada alma llega a ser un «Trabajador de la Luz» en una determinada etapa de su desarrollo, por lo tanto el calificativo de «Trabajador de la Luz» o «Lightworker» no está reservada para un número limitado de almas.

La razón por la cual utilizamos el término de «Trabajador de la Luz», a pesar de los posibles malentendidos, es porque dicho nombre comporta asociaciones y remueve memorias dentro de ustedes que los ayudan a recordar. También hay una conveniencia práctica en ello, ya que este término es frecuentemente utilizado en su actual literatura espiritual.

Raíces históricas de los «Trabajadores de la Luz»

Los «Trabajadores de la Luz» cuentan con la habilidad de alcanzar el despertar espiritual más rápidamente que otras personas. Portan semillas internas que favorecen en ellos un rápido despertar espiritual. Debido a eso y si ellos así lo eligen, parecen ir por delante de la mayoría de la gente. Recalcamos que todo ello no es porque los «Trabajadores de la Luz» sean en ningún caso almas ‘mejores’ ni ‘superiores’. Sin embargo, ellos son más viejos que la mayoría de las almas que están encarnadas en la tierra actualmente. Esa edad más avanzada debería entenderse preferentemente en términos de ’experiencia’ más que de ’tiempo’.

Los «Trabajadores de la Luz» han alcanzado un estadio particular de iluminación, antes de que encarnaran en la Tierra y comenzaran su misión. Ellos decidieron conscientemente permanecer anclados a la ‘rueda kármica de la vida’ y experimentar todas las formas de confusión e ilusión que existen en ella. Y lo hicieron impulsados por el propósito de comprender completamente ‘la experiencia de la Tierra’, lo cual les permitirá cumplir su misión. Sólo pasando ellos mismos a través de todos los estados de ignorancia e ilusión, poseerán finalmente las herramientas para ayudar a otros a alcanzar un estado de verdadera felicidad e iluminación.

¿Por qué los «Trabajadores de la Luz» siguen esa genuina misión de ayudar a la humanidad, corriendo el riesgo, de ese modo, de perderse ellos mismos durante muchísimo tiempo en la densidad y la confusión de la vida terrestre? Ésta es una pregunta que trataremos extensamente más adelante. Ahora solo diremos que eso tiene que ver con un tipo de karma galáctico.

Los «Trabajadores de la Luz» presenciaron la víspera del nacimiento de la humanidad en la Tierra. Ellos formaron parte de la creación del hombre, fueron co-creadores de la humanidad. En el proceso de creación, tomaron decisiones y actuaron de maneras por las cuales más tarde tuvieron profundos remordimientos y ahora están aquí para resarcir sus decisiones de aquel entonces.
Antes de entrar en esta particular historia, nombraremos algunas características de las almas Trabajadoras de la Luz, que generalmente las distinguen de otras personas. Estos rasgos psicológicos no pertenecen exclusivamente a los «Trabajadores de la Luz» y no todos los «Trabajadores de la Luz» reconocerán cada uno de ellos como propios. Al detallar esta lista, simplemente queremos ofrecer un perfil a la identidad psicológica de los «Trabajadores de la Luz». Al considerar las características, el comportamiento exterior es de menor importancia que las motivaciones internas o intenciones sentidas. Lo que ustedes sienten por dentro es más importante que lo que ustedes muestran afuera.

Características psicológicas de los «Trabajadores de la Luz»

Desde temprano en su vida, ellos sienten que son diferentes. Muy frecuentemente se sienten aislados de los demás, solitarios y no comprendidos. A menudo se vuelven individualistas y tendrán que encontrar sus propio y único camino en la vida.

Tienen dificultades para sentirse cómodos dentro de los trabajos tradicionales y/o estructuras organizativas.
Los «Trabajadores de la Luz» son naturalmente anti-autoritarios, lo cual significa que ellos se resisten a las decisiones o valores basados solamente en poder o jerarquía. Este rasgo de anti-autoritarismo está presente incluso si parecen tímidos y vergonzosos. Eso está conectado a la verdadera esencia de su misión aquí en la tierra.

Los «Trabajadores de la Luz» se sienten atraídos a ayudar a las personas, ya sea como terapeutas o como profesores. Pueden ser psicólogos, sanadores, maestros, enfermeros, etc. Incluso si su profesión no está directamente relacionada con ayudar a personas, sus intenciones de contribuir al más alto bienestar de la humanidad está claramente presente en todos ellos.

Su visión de la vida está matizada por un sentido espiritual de cómo todas las cosas están relacionadas unas con otras. Consciente o inconscientemente, llevan memorias dentro de ellos de esferas de luz no terrestres y ocasionalmente pueden sentir añoranza por esas esferas y sentirse como un extraño en la Tierra.

Honran y respetan la vida profundamente, lo cual a menudo se manifiesta como una afición por los animales y una preocupación por el medioambiente. La destrucción de partes del reino animal o vegetal en la Tierra por los actos del hombre evoca en ellos profundos sentimientos de pérdida y aflicción.

Son bondadosos, sensibles y empáticos. Pueden sentirse incómodos al enfrentarse con un comportamiento agresivo y generalmente experimentan dificultades en defenderse ellos mismos. Pueden ser distraídos, ingenuos o profundamente idealistas, así como también no estar suficientemente arraigados, por ej., no tener los pies sobre la tierra. Debido a que  fácilmente captan sentimientos y humores (negativos) de las personas que los rodean, es importante para ellos estar a solas durante un tiempo regularmente. Esto les permite distinguir entre sus propios sentimientos y los de las otras personas. Necesitan momentos de soledad para afianzarse con ellos mismos y con la Madre Tierra.

Han vivido muchas vidas en la Tierra en las cuales estuvieron profundamente involucrados con la espiritualidad y/o religión. Estuvieron presentes en números abrumadores en las viejas órdenes religiosas de vuestro pasado, como monjes, monjas, ermitaños, psíquicos, brujas, chamanes, sacerdotes, sacerdotisas, etc. Fueron aquellos que proveyeron de un puente entre lo visible y lo invisible, entre el contexto diario de la vida terrestre y los reinos misteriosos del más allá, de Dios y los espíritus del bien y del mal. Por ejercer ese papel, a menudo fueron rechazados y perseguidos.
Muchos de ustedes fueron sentenciados y estacados a cauda de los dones que poseían. Los traumas de las persecuciones dejaron huellas muy profundas en la memoria de su alma. Esto puede manifestarse actualmente como un temor a estar completamente arraigado, por ej. un temor a estar realmente presente, porque ustedes recuerdan ser brutalmente agredidos por ser quienes ustedes eran.

Perderse: el peligro de los «Trabajadores de la Luz»

Los «Trabajadores de la Luz» pueden estar atrapados en los mismos estados de ignorancia e ilusión, como puede estarlo cualquier otro.
Aunque ellos comienzan desde un punto de partida diferente, sus capacidades para romper con el miedo y la ilusión a fin de alcanzar la iluminación, pueden ser bloqueadas por muchos factores. (Por iluminación queremos decir el estado del ser en el cual ustedes comprenden que son esencialmente seres de Luz, capaces de elegir la luz en cualquier momento).

Uno de los factores que se hallan interrumpiendo el camino a la iluminación para los «Trabajadores de la Luz» es el hecho de que ellos llevan una pesada carga kármica, la cual a veces puede llevarlos a extraviarse durante bastante tiempo. Como aclaramos antes, esta carga kármica está relacionada con decisiones que ellos alguna vez tomaron con relación a la humanidad en sus etapas infantiles. Tales decisiones fueron esencialmente irrespetuosas con la vida. Todos los «Trabajadores de la Luz» que viven encarnados ahora desean corregir algunos de sus errores pasados y recuperar y apreciar lo que ha sido destruido a causa de ello.
Cuando los «Trabajadores de la Luz» hayan completado su camino a través de la carga kármica, lo cual significa liberar cualquier tipo de necesidad de poder, ellos comprenderán que son esencialmente seres de Luz. Eso les permitirá ayudar a otras personas a hallar su verdadero ser. Pero antes, ellos mismos deberán pasar por ese proceso. Esto generalmente exige gran determinación y perseverancia en el nivel interno.

A causa de los valores y juicios alimentados en ellos por la sociedad, que a menudo van en contra de sus propios impulsos naturales, muchos «Trabajadores de la Luz» se han perdido, terminando en estados de desconfianza en sí mismos, abnegación e incluso depresión y desesperanza. Esto es porque ellos no se adaptan al orden establecido de las cosas y concluyen que algo tiene que andar terriblemente mal en ellos.

Lo que los «Trabajadores de la Luz» tienen que hacer llegados a ese punto es dejar de buscar ser valorados desde afuera ya sea por los padres, por sus amistades o por la sociedad. En algún momento, ustedes (quienes están leyendo esto) tendrán que dar el salto a la verdadera habilitación, lo cual significa creer verdaderamente en ustedes mismos y hacer honor a sus inclinaciones naturales, a su conocimiento interior y actuar basándose en ellos.
Les invitamos a hacer eso mismo, y les aseguramos que nosotros estaremos con ustedes en cada etapa del camino, exactamente como ustedes, en un futuro no lejano, estarán ahí para ayudar a otros en el suyo.

 

JESHUA a través de Pamela Kribbe
Traducción: Sandra Gusella

 

Más canalizaciones de Pamela Kribbe narradas por Mi Voz Es Tu Voz  AQUÍ