ASCENSIÓN DE LA SANACIÓN CELULAR | Gillian MacBeth-Louthan

«Como un maestro de luz, háblale al dolor y llévalo gentilmente a la sanación sin preguntarle siquiera por qué duele.»
Divulga Amor y Luz
«Como un maestro de Luz, háblale al dolor y llévalo gentilmente a la sanación sin preguntarle siquiera por qué duele.»
ESCUCHA…

 


LEE…

 

A medida que avanzamos en energía, luz y futuro, llegamos a muchas encrucijadas y elecciones energéticas que confunden los sentidos y la mente. Nos extienden dimensional y biológicamente en muchas direcciones de desarrollo. Lugares con muchas puertas donde la conciencia de la luz tiene muchos recuerdos y conexiones. Pequeños lugares en medio del tiempo en los que podemos entrar y salir fácilmente en un abrir y cerrar de ojos.

Este flujo dimensional 2021 nos dirige a lugares de memoria celular que necesitan ser sanados en nuestra humanidad antes de que podamos avanzar hacia un cociente de luz más elevado que nos permita entrar en lugares más seguros de Luz. El cuerpo mantiene todos los recuerdos a través del tiempo y la encarnación, cada dolor físico está asociado con un recuerdo, un lugar, un tiempo o una situación que necesita ser limpiada y liberada.

Lo que se conoce como Ascensión comienza célula por célula. La célula es como una habitación que va a ser renovada esperando nueva pintura /nuevo piso de bambú/ nuevas ventanas, etc. Sin embargo, primero la célula tiene que ser vaciada de todos los muebles viejos, vaciada por completo antes de que lo nuevo pueda hacerse realidad.  ¿Dejaremos ir de buen grado los muebles viejos o nos aferraremos a lo que ya no nos sirve? Piensa que ganas la lotería, que tienes suficiente dinero para comprar la casa de tus sueños en cualquier parte del mundo, y sin embargo eliges quedarte ahí, soportando lo que siempre has soportado, sin recibir lo bueno que te espera.

Estamos aprendiendo a hablar con el cuerpo de una manera que finalmente pueda ser escuchada, por fin Dios activó su audífono universal. Somos socios en este paseo terrenal de cuerpo, mente y espíritu y, como los Tres Chiflados, pasamos por muchas travesuras y comedia cósmica en este reality show terrenal. Todos los recuerdos se mantienen dentro del cuerpo, pasado, presente y futuro; algunos son dulces, otros son pesadillas, otros se han fusionado con el horizonte para no ser vistos.

A medida que aumentamos nuestro cociente de luz, empujamos la luz hacia las células que aún no están preparadas para la renovación, ya que todavía se aferran al dolor del pasado y temen liberarse. Cuando pides más luz, más verdad, más amor, espera que el cuerpo humano se rebele y reaccione.  Háblale al dolor con amor y comprensión en tu corazón, como a un niño pequeño que no es amado. Las partes de nosotros que no se sienten amadas se disfrazan en ese dolor. No tienes que participar en el juego de «nombrar ese dolor», más bien, como un maestro de luz, háblale y llévalo gentilmente a la sanación sin saber por qué duele para empezar.

El dolor no tiene por qué ser físico, sino que también es necesaria la curación espiritual, emocional y mental a medida que entramos en nuevas habitaciones dentro de las muchas mansiones dimensionales de la luz. La proximidad ya no es lo que era, parece escasa, no es suficiente para llenar un hambre humana profunda, la necesidad de reunirse. Sentirse aislado como un farero en una isla en el Mar del Norte, trae a la superficie todos esos pensamientos en los que no te has permitido pensar. ¡Recuerda que la Unidad existe en la palabra Soledad!

Mientras todos aprendemos a volar a través de lo que parece una tormenta de tiempo del Triángulo de las Bermudas, aprendemos a surfear las olas del cambio como profesionales. No podemos controlar el océano, no podemos controlar el resultado, solo podemos confiar en nuestro ser y en nuestra alma y aprender a surfear las olas realmente grandes.

 

GILLIAN MACBETH-LOUTHAN

Traducción: Susana Peralta

Más de Gillian MacBeth-Louthan narrado por Mi Voz Es Tu Voz AQUÍ

Una única vez
Mensual
Anual

¿Deseas colaborar con Mi Voz Es Tu Voz?

¿Deseas colaborar mensualmente con Mi Voz Es Tu Voz?

¿Deseas colaborar anualmente con Mi Voz Es Tu Voz?

Elige una cantidad…

€11,00
€22,00
€55,00
€11,00
€22,00
€55,00
€66,00
€155,00
€333,00

O introduce en la casilla de abajo el importe que quieras donar:


¡Mil gracias por tu generosa aportación!

¡Mil gracias por tu generosa aportación!

¡Mil gracias por tu generosa aportación!

DonarDonar mensualmenteDonar anualmente

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.