JINETES EN LA TORMENTA – Dana Mrkich

«Todos sabíamos que se avecinaba un cambio, ¡el cambio!»
Divulga Amor y Luz

«Todos sabíamos que se avecinaba un cambio, ¡el Cambio!»

ESCUCHA…

 

 


 
 
LEE…

 

¡Hay mucho ruido ahí fuera!

El entorno actual se siente como la cena de una gran reunión familiar en la que todos se han visto obligados a entrar en una sola casa. Hay gritos y gritos: «¡Se tiene que hacer así! ¡No, se tiene que hacer asau!». La tía Mary está en un rincón sirviéndose un vino tras otro para afrontarlo. El tío Jerry está en otro rincón contando chistes para intentar aligerar el ánimo. La prima Harmony Dawn está caminando por la casa con un cuenco de salvia, ahumando a todos y cantando por la paz.

Si sientes que hay demasiado ruido afuera y que todo es confuso, conflictivo y loco, entonces es una buena señal de que ya es hora de que te desconectes del ruido externo y de que te conectes a tu mundo interior. Eso no significa que tengas que ignorar las circunstancias externas, la información o la inspiración. Significa que tendrías que adentrarte en ti mismo, conectarte con tu propio espacio interior de calma, claridad y concentración y luego, desde ese espacio, buscar la información e inspiración más relevante y apropiada para ti. Desde ese espacio puedes responder a las circunstancias exteriores de forma más despejada que nublada, más tranquila que turbulenta y mucho más centrada.

Si lo último que haces por la noche y lo primero que haces por la mañana es agarrar tu teléfono, desplazarte por las redes sociales, noticias, correos electrónicos, etc., te estás empapando de charlas externas incluso antes de darte un minuto para conectarte a ti mismo.

Prueba un nuevo hábito: procura que lo último que hagas por la noche y lo primero que hagas por la mañana, sea respirar diez veces lenta y profundamente. Puedes centrarte en tu respiración o puedes decretar una afirmación. Algunas de mis preferidas son: «Estoy lleno de amor, rodeado de amor, protegido por el amor y guiado por el amor». También me gusta mucho: «Estoy conectado con mi mejor yo posible, la mejor realidad posible y el mejor avance posible en todos los niveles, ya sea física, mental, emocional y espiritualmente.» Busca o crea los tuyos propios; lo más importante es que sean representativos para ti.

Si un determinado sitio de redes sociales, ya sea una página, un programa de noticias, una actualización, etc., aumenta tu ansiedad, tómate un descanso. Descansa de 3 a 7 días o establece un período designado en el que solo lo consultes a una hora determinada diariamente y solo durante un máximo de x minutos.

Sal a la naturaleza, ve a caminar, siente el sol sobre ti, respira aire fresco…

Todos sabíamos que se avecinaba un cambio, ¡el Cambio! Un tiempo en el que todo lo que no estuviera alineado con quienes realmente somos ni todo lo que no estuviera alineado con la autenticidad y con una frecuencia más alta, se evidenciaría, se intensificaría y llamaría nuestra atención para sanarlo, disolverlo o transformarlo. Sabíamos que la verdad de todo lo que estaba oculto se revelaría: interno y externo, personal, social y global, lo bueno, lo malo y lo feo. Fuimos analizando «la montaña rusa de las energías» mientras pasábamos por ellas durante los años 70, 80 y 90, luego vino el capítulo posterior al año 2000 y luego más allá del año 2012, el año 2014, el año 2016, etc. Cada período trajo más y más intensidad, como olas de tsunami entrantes de energía creciente.

«¡Qué interesante!», pensamos. «¡El despertar global está comenzando!» Luego nos dijimos: «¿Cuándo terminará esta intensidad?» La gente se preguntó eso después de meses, años, décadas de olas constantes con cambios no lo suficientemente rápidos que se sucedían a nuestro alrededor. ¡Ah, los buenos tiempos! ¡Tan lindo era que creímos que se trataba de una montaña rusa! ¡Tan inocentes éramos, deseando que las cosas fueran más rápido!

Para muchos de nosotros, efectivamente fue una montaña rusa, ya que pasamos por varias etapas del proceso de despertar como individuos. Y ahora, aquí estamos dispuestos a emprender un viaje más grande, mientras el colectivo avanza en esa montaña rusa y está pasando por todas esas mismas etapas de despertar por las que pasamos nosotros, hace ya 50, 30 o 3 años.

¿Y tú? ¿Ya pasaste por tu correspondiente noche oscura del alma? Bueno, pues ahora puedes experimentarlo y/o presenciarlo mientras la mayor parte de la Humanidad y la sociedad misma junto con todas las estructuras sociales y políticas, atraviesan una noche oscura del alma colectiva.

Recuerda que tendrías que establecer una nueva intención para crear un tipo de relación totalmente diferente o abandonar determinado patrón de una vez por todas para que eso active y resalte TODO tu antiguo bagaje, tus creencias, tus heridas a fin de que puedas despejarlo todo y sanarlo. Y sí, la Humanidad en su conjunto también tiene que pasar por eso antes de crear un mundo totalmente diferente.

Pero recuerda también que no podemos obligar a nadie a ver lo que nosotros vemos ni cómo lo vemos, ni a despertarse cuando lo hacemos nosotros y de la forma en que lo hacemos.

«¿Y ahora qué?», te preguntarás. Pues ahora, recuerda quién eres, haz lo que viniste a hacer aquí, sé quien viniste a ser.

Este mensaje lo he estado escribiendo durante unos veinte años y no ha cambiado.

Solo tú tienes la pieza del rompecabezas que es la clave, no solo para tu evolución personal y tu proceso de despertar, sino también la clave para la evolución colectiva y el proceso de despertar de la Humanidad. Nadie puede decirte cuál es tu clave o cuál es tu función. Nadie puede decirte quién eres, qué viniste a hacer aquí ni quién viniste a ser.

Las personas podrán encender una antorcha para guiarte en la dirección correcta, pero solo tú puedes dar los pasos. Aunque, ¡ojo! Las personas también pueden hacer lo contrario y decirte que vayas por un camino diferente, un camino que no le siente bien a tu corazón ni a tu intuición.

Nuevamente, ¡solo tú puedes decidir si quieres dar esos pasos o no, o qué pasos quieres dar!

 

 
DANA MRKICH

Se permite compartir este artículo gratuitamente siempre que se acredite la autora y se incluya la URL www.danamrkich.com

Fuente: El Manantial del Caduceo:
 
Más narraciones sobre artículos de Dana AQUÍ

 

Una única vez
Mensual
Anual

¿Deseas colaborar con Mi Voz Es Tu Voz?

¿Deseas colaborar mensualmente con Mi Voz Es Tu Voz?

¿Deseas colaborar anualmente con Mi Voz Es Tu Voz?

Elige una cantidad…

€11,00
€22,00
€55,00
€11,00
€22,00
€55,00
€66,00
€155,00
€333,00

O introduce en la casilla de abajo el importe que quieras donar:


¡Mil gracias por tu generosa aportación!

¡Mil gracias por tu generosa aportación!

¡Mil gracias por tu generosa aportación!

DonarDonar mensualmenteDonar anualmente

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.