LA LUZ DEL ALMA – Ep. 2: «Tu mirada más luminosa»

«Concluida la serie que dedicamos al “Genio del Corazón”, surge la necesidad de seguir reencontrándonos en la esfera de Luz.»
Divulga Amor y Luz

«¿No es esa Luz que hay en ti la que te permite conocer si observas o eres observado por ella?»

ESCUCHA…

LEE…

Caminas por una acera… y al cruzarte con alguien… unas veces saludas… o eres saludado… con un ¡hola!…  y otras con un gesto al que siempre le acompaña una mirada…  Un saludo que unas veces es correspondido y otras te responde una mirada huidiza… apagada… cuando no desviada…  ¡qué triste es percibir que el temor ha vaciado de  luz tantos ojos que deberían ser fuente de ella…

Parece ser el signo de los tiempos… el signo de la mirada vacía de esperanza… que se oculta tras las gafas de tan solo querer ver la ficción en la que, como Humanidad, nos hemos instalado… Gafas que impiden el fluir de la mirada afectuosa surgida del Corazón… como si fueran las llaves del carcelero que pretende instalar a la Humanidad en el miedo… no se sabe a qué… ¡pero miedo, al fin y al cabo!

Aunque, … amigos míos… afortunadamente… si es cierto que, a veces,  sabemos responder a una mirada… o que nuestra mirada es respondida… ¡y qué momento ese de saludo!… ¡de reconocimiento!… ¡qué saludo caldeado por el Fuego del Corazón!… ¡Qué momento para proclamar un basta ya!… ¡para romper los moldes del miedo que aprisionan a la Humanidad!…

Moldes forjados en la falta de dialogo… en la falta de futuro… del exceso de “influencers”  de la nada… en un telediario programador de vacíos… en el temor al uso de la libertad… en el miedo a “eso” hoy impronunciable… miedo que se asoma en una mirada vaga… indiferente o perdida por encima de una mascarilla… ¡Cuanta soledad se advierte en todo ello!…

Pero ¡sea!… Amigo, amiga mía… ¡rompamos esos moldes… ¡Que hoy no toca hablar de ellos!… ¡Toca hablar de la Luz que los ojos son capaces de irradiar!…  de esa mirada por la que vuelcas en el mundo todo lo hermoso que encierras… ¡Tu mirada más luminosa, libre y prometedora!…

Pero… ¿Cuál es el combustible que la alimenta?… ¿Es acaso ese combustible como un colirio de  Luz?…  ¿Será tu necesidad de exportar afecto al mundo?… ¿No es esa Luz en ti… la que te permite conocer si observas o eres observado por ella?…

¿Y ese colirio de Luz no es el que ajusta la belleza de tu mirada?… Un colirio cuyo eslogan de fábrica dice… ¡Se Luz en cada uno de tus pasos por la Vida!… ¡Que tu mirada no se oscurezca!…

Y si me permites un consejo… ¡ese colirio no lo compres!… ¡observa que ya te viene instalado de serie!… ¡contémplalo todo como un conjunto perfecto en el propósito de la Vida!…

Y  tus ojos… ¡querido compañero de sendero!… ¡siéntelos!… ¡vívelos por un momento!… ¿Acaso no son los ojos de tu Alma?… ¿No será que Ella contempla la vida de la densidad a través de ti?… ¿Que la experimenta en la densidad a través de tus sentidos?… ¡Y que son los suyos!… ya que no olvides que “lo que es arriba es abajo”… ¿Y no son su tarjeta de visita las ocasionales chispas que irradias desde  tu mirada?…

¿Compartes que una mirada iluminada por la comprensión… una mirada preñada de compasión no distingue entre las formas ni las edades?… ¿Que admira la lozanía creciente de una rosa o valora cuando se marchita después de  difundir su aroma y sacrificarse  en el altar de la ancianidad?…

¿No será que la mirada es como el periscopio del Corazón y contempla cómo la belleza se contiene en todo… aun en lo aparentemente desagradable… ya que los diseños de la Vida alcanzan hasta el último rincón, si es que lo hay, de Si Misma…

¡Preguntémonos!… pregúntate pues… ¿Cuál es el secreto que se encierra tras la mirada del caminante que sabe  hacia donde se dirige… pero del que nadie… realmente nadie… conoce la intención real de sus pasos?…

Amigo, amiga mía… ¡Que intercambio amoroso es el  captar la sutileza de una mirada luminosa… ¡Que ocasión de mirar y devolverla!…

Así pues…  ¡Miradas que rompan moldes y que sean luminosas!… ¡Que den fe de lo que realmente somos!…

¡Porque es necesario romper los moldes del miedo!… ¡Mirar y proyectar al mundo la realidad de nuestra Naturaleza!… Amigos míos, … ¡la Luz del Alma!…

Desde el Corazón…

Juan

JUAN A. SÁNCHEZ DE LEÓN

www.lasendadefuego.com/

Más textos del autor narrados por Mi Voz Es Tu Voz AQUÍ

Sigue la serie en su lista de reproducción

Sigue la serie El Genio del Corazón

Una única vez
Mensual
Anual

Haz una donación única

Haz una donación mensual

Haz una donación anual

Elige una cantidad

€11,00
€22,00
€55,00
€11,00
€22,00
€55,00
€111,00
€222,00
€555,00

O introduce un monto personalizado


¡Mil gracias por tu generosa colaboración!

¡Mil gracias por tu generosa colaboración!

¡Mil gracias por tu generosa colaboración!

DonarDonar mensualmenteDonar anualmente

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.