LA LUZ DEL ALMA – Ep. 3: «Escucha la vida»

«Concluida la serie que dedicamos al “Genio del Corazón”, surge la necesidad de seguir reencontrándonos en la esfera de Luz.»
Divulga Amor y Luz

«Escucha la belleza a través de tus oídos, escucha y degusta la armonía con la que te deslizas en el escenario de la Vida.»

ESCUCHA…

LEE…

«¡Shhh!… guardemos silencio… cubrámonos con el manto de las estrellas… y que  nuestros oídos se abran… ¡ya, por fin!… a los misterios que llaman a la puerta de la Humanidad…

¡Y puesto que los “nuevos tiempos” ya comienzan a agitarse en los corazones!…  entonces…  ¡que se abran sus ventanas  y que su Luz  deslumbre a las bandadas de cuervos que intentan ocultarlos!… ¡que sus miserias de oro queden al aire y las disuelva el viento de la Vida!… ¡Que no queremos ir a otro planeta a poner anuncios de refrescos!… Que queremos honrar a este… ¡el nuestro!

Pero amigos míos… os digo… ¡Amemos a esos cuervos!… ¡Hagámoslo en una medida que… quizá… ellos desconozcan todavía!… ¡Que solo a través del Amor se puede disolver su ignorancia… ¡Que son todavía incapaces de imaginar la gloria que como Humanidad nos espera!…

No  secundemos su ruido… y que el Alma de la Tierra haga Su Trabajo… Que bien sabemos,  la Luz… por pequeña que sea… siempre disipa las tinieblas… Y la Humanidad… aunque lo desconoce todavía… ¡es esa Luz!…

En el video anterior convocamos a la Luz del Alma para que se precipitara por nuestra mirada… y ahora… dejemos que nuestros oídos perciban sus pasos en el escenario de nuestra vida… alejemos de él todos los ruidos y mezclemos  en él nuestras voces… ya sean de bajos… tenores… de las siempre altivas sopranos y la dulzura de las contraaltos… ¡Mezclémonos en una pauta armoniosa con la cuerda… el viento y la solemne percusión!…  ¡Anunciemos con nuestro canto la llegada de la Era de Luz esperada!… 

¡Y que cada uno de nosotros sea la extensión de su Alma!…     ¡compartamos el pentagrama en el que la Voz de la Belleza escribe sus mejores notas!… ¡Ahhh, amigos!… ¡qué momento  en  el que toda nuestra atención e intención esté puesta en “saber escuchar” la música que se crea en ese escenario!… ¡Qué  momento cuando nos apercibamos de la nota clave de la Vida!»

Amiga, amigo mío… ¡Ábrete a escuchar la voz cálida y maternal de tu Alma!…  ¡Sssshh!… envuélvete en tu silencio… y atiende esa “nana” cantada con voz que solo las madres saben entonar!…   escucha Su Voz…   ¡Que aletée  el ángel que  tú eres!… escucha el canto del Hogar del que procedes y al cual retornas…

¡Si!… que todo sonido…  el silencio mismo… es la “voz” de la Vida que te advierte de su presencia… Y siempre… en una danza  constante de vibraciones que construyen figuras densificadas… hijas del ruido… o gráciles contornos sutiles de Luz que… como mariposas acompasan su vuelo a la armonía que se deja oír a través de los altavoces de tu Corazón…

¡Pero, ay… bien sabes que no siempre es así!…   que  en muchas ocasiones… a tus oídos de lo cotidiano les molesta el silencio y se dejan seducir por el ruido de la mentira mal disimulada de una noticia en televisión… por lo ficticio en la voz del o la “influencer” de turno… por las imágenes engañosas de un anuncio y por un mensaje  embaucador que se desliza de ellos…

Pero… ¡Ah, que misterio!… los oídos  no pueden comprender que cuando “tan solo oyen”… para ellos el silencio es sinónimo de muerte…  mientras  que cuando “escuchan”… el silencio es el timbal glorioso con el que tu Alma te anuncia su proximidad…

He ahí la diferencia entre “oír” y “saber escuchar”… y siendo así… ¡tú!… que eres la expresión de tu Alma… asume la gratitud de escuchar la Vida… y no te sientas herido por ruidos pronunciados sin verdadera intención y… al tiempo… aprende a captar las sutilezas de los sonidos que entonan otros Corazones…

Deja de oír lo que tus sentidos “quieren oír”… y escucha… pon tu atención en  lo que “realmente es”… Y ¡por favor!… Oye las razones ajenas con la misma mesura y comprensión que esperas sean oídas las tuyas.

Y bien amigos… cierro este trabajo con un íntimo deseo… ¡que nuestro más corto silencio sea el más dilatado contacto con nuestra Alma… y que Ella nos permita discernir el aleteo del “Nuevo Mundo” que se aproxima… y las fanfarrias del viejo que ya agoniza… Entre la Luz creciente y las luces engañosas que ya son pasado…

¡Sintamos ese aleteo… oigámoslo tal como los enamorados se oyen cuando unen sus corazones!…

Amigo… amiga mía… ¡Ah!… un último consejo… Permítete “escuchar” la belleza a través de tus oídos… escucha y degusta la armonía con la que te deslizas en el escenario de la Vida… y regálate a ti mismo… y que por tantas cosas te lo mereces… un convencido y  rotundo…  ¡¡me gusta!!…

Por todo ello… y por un canto a la esperanza…

Juan

JUAN A. SÁNCHEZ DE LEÓN

www.lasendadefuego.com/

Más textos del autor narrados por Mi Voz Es Tu Voz AQUÍ

Sigue la serie en su lista de reproducción

Sigue la serie El Genio del Corazón

Una única vez
Mensual
Anual

¿Deseas colaborar con Mi Voz Es Tu Voz?

¿Deseas colaborar mensualmente con Mi Voz Es Tu Voz?

¿Deseas colaborar anualmente con Mi Voz Es Tu Voz?

Elige una cantidad…

€11,00
€22,00
€55,00
€11,00
€22,00
€55,00
€66,00
€155,00
€333,00

O introduce en la casilla de abajo el importe que quieras donar:


¡Mil gracias por tu generosa aportación!

¡Mil gracias por tu generosa aportación!

¡Mil gracias por tu generosa aportación!

DonarDonar mensualmenteDonar anualmente

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.