LA INTEGRACIÓN DE LAS PARTES – Maestro Jesús a través de Patricia Casidis

«El cambio hacia el siguiente nivel de conciencia requiere primeramente la integración de ustedes mismos.»
Divulga Amor y Luz

«El cambio hacia el siguiente nivel de conciencia requiere primeramente la integración de ustedes mismos.»

ESCUCHA…

 

 


 
LEE…

 

HACIENDO CONSCIENTE CADA ASPECTO DE USTEDES E INTEGRANDO LAS PARTES

Amados:

Les acerco mi energía y amor.

Como muchos de ustedes ya comprenden, la Humanidad está transitando el camino hacia un nuevo nivel de conciencia, un nivel de conciencia mayor y, para completarlo, es necesario poner en práctica toda la sabiduría lograda.

Si observan algunos sucesos que acontecen en diferentes lugares del mundo, puede resultarles desalentador. Las expresiones que surgen en estos momentos son parte de la enorme transformación que están atravesando. Sin embargo, queremos transmitirles que, a pesar de que estén observando manifestaciones muy densas en distintos puntos de la población humana, están haciendo una labor magnífica.

Todo está transcurriendo en la mejor dirección. Aunque todavía no lo perciban, se están dando grandes avances. Sus niveles de conciencia están creciendo y así y paulatinamente, están cambiando el nivel vibratorio del colectivo. Y, si bien están recibiendo impulsos energéticos para colaborar en esta transformación, sepan, que también resulta de la labor que vienen realizando, tanto en particular como en conjunto.

No deberían dudar si lo están haciendo bien o no, o si todo lo que vienen trabajando en ustedes sirve de algo. Todo el proceso de desarrollo individual que están realizando y toda la apertura que viene generando cada uno en su entorno es una labor inmensa, y para nosotros es un honor asistirlos en estos momentos tan peculiares de la historia de la humanidad.

El cambio de nivel de conciencia, es decir, el cambio dimensional, es ya un hecho; la Humanidad se halla avanzando por ese camino y en este punto ya no hay marcha atrás, y así es. Sin embargo, eso no significa que ya esté todo hecho; al contrario, es ahora cuando más deberían sostener lo logrado y seguir avanzando.

Como muchos de ustedes saben, dicho cambio de conciencia implica grandes cambios, primero individuales para luego hacerlos expansivos.

Amados, en el camino de retorno hacia la Unidad, hacia la Fuente, cada dimensión o nivel de conciencia implica un nivel mayor de integración. Ya hemos hablado muchas veces sobre la integración y me gustaría hablar nuevamente de ello. Pero esta vez de la integración en ustedes mismos, de la integración de sus partes.

El cambio al siguiente nivel de conciencia al cual se dirige la Humanidad, es decir la Quinta Dimensión, no se dará de hoy para mañana, sino que se trata de un cambio paulatino, dado a partir del cambio de conciencia individual.

En función de acelerar y facilitarse a ustedes mismos dicha transición, es importante que cada uno de ustedes vaya sintonizándose con la nueva energía, la nueva vibración. Para ello, es necesario que completen su integración individual para luego ir completando la integración colectiva.

¿Y cómo se hace eso? Pues bien, haciendo consciente cada aspecto de ustedes e integrando sus partes.

Integrar sus partes, los aspectos que los conforman, su mente, cuerpo y espíritu.
Es necesario dejar de separarlos. Es necesario reunirlos, reintegrarlos, para volver a conformar una unidad, siendo y funcionando con todos sus aspectos y potencialidades.

Habitualmente en su día a día desarrollan sus actividades disociándose. Verán que cuando se dedican a actividades más espirituales, en general suelen dejar al margen el cuerpo y la mente. Cuando desarrollan sus actividades cotidianas, laborales o intelectuales, suelen dejar al margen el cuerpo y el alma, y cuando desarrollan aspectos sociales y familiares suelen dejar al margen la espiritualidad y la mente.

Claro está que esto depende de sus tareas. Algunos en mayor y otros en menor medida porque, por supuesto, eso no es absoluto; pero si analizan particularmente su vida, su día a día, podrán apreciar cómo van disociándose constantemente. Ese es el modo en que funcionaron hasta ahora.

Bien, pues el cambio hacia el siguiente nivel de conciencia es el cambio hacia un mayor nivel de integración y por supuesto requiere primero la integración de ustedes mismos, de sus partes y luego la integración del exterior, es decir, coexistir funcionando cooperativamente, en conexión, equilibrio y armonía.  

Muchos de ustedes van comprendiendo esto y lo van poniendo en práctica en su vida, y son quienes van marcando el camino a los demás. Algunos de manera consciente, porque deciden acompañar a otros en sus procesos de despertar y otros sin darse cuenta, simplemente Siendo. Con el ejemplo, mostrando formas diferentes de ver, sentir, actuar y responder.

Por eso, para aquellos que ya vienen trabajando en su propia integración y con la integración del exterior, tanto como para aquellos que están comenzado, los invito a avanzar en su integración.

¿Y cómo pueden hacerlo?

Al principio puede resultar un tanto incómodo, pero luego no podrán funcionar sin tener en cuenta sus otras partes.

Tomen como ejemplo cualquier tarea que realizan y observen cuál de sus partes actúa para llevarla a cabo. Una vez que identifiquen qué parte de ustedes predomina en esa tarea, el desafío será integrar en ella sus otras partes. Está claro que existen matices infinitos; sin embargo, al comprender la idea, cada uno podrá trasladarla a su situación particular.

Si te dedicas, por ejemplo, a una tarea en la que predomine la mente, en la que predomine lo racional, es posible que tu aspecto físico y espiritual participen poco, entonces tal vez puedas comenzar a escuchar ta u cuerpo mientras realizas las tareas, reconocer en tu cuerpo los avisos, cuándo algo te pone tenso o algo te aporta entusiasmo o alegría, conectarte con tus movimientos o con tu lenguaje corporal para potenciar resultados. También puedes incorporar tu aspecto espiritual, la comunicación con tu alma y tu conciencia superior, escuchar tu voz interior, dejarte guiar por tu intuición, comenzar a ser más receptivo a aquello que percibes y que hasta ahora vienes desoyendo.

De igual modo, al realizar cualquier actividad física, ya sea un deporte, un entretenimiento o una actividad laboral que requiera más compromiso y uso de su cuerpo físico, es importante también ser consciente del uso de los otros aspectos o partes. Si en una actividad predomina el aspecto físico, comienza a observar tus pensamientos mientras la realizas y úsalos a tu favor. Comienza a guiarte por tu intuición y percepción y siente la conexión con tu Yo Superior para potenciar así tu tarea.

Igualmente, al llevar a cabo una acción o actividad espiritual, busca participar con todas tus partes desde la mente, siendo consciente de tus pensamientos desde el cuerpo, sintiendo, experimentando y escuchándolo.

Hasta ahora, solían dedicarse a cada aspecto de ustedes por separado, a partir de ahora les animo a que vayan integrándolos cada vez más, para que lleguen a ser los Seres Completos que son. Se trata de actuar, siendo y haciendo más consciente cada acto. Así verán cuánto potencial habían desperdiciado hasta ahora y lo poderosos que son.

Imaginen que ustedes logran llevar a cabo todas sus actividades laborales, sociales, familiares y recreativas mucho más integrados, aprovechando todo su potencial, en perfecta comunicación con su cuerpo, mente y alma, de manera consciente y en cooperación constante. Imaginen luego que logran eso en ustedes mismos poder llevarlo a cabo con las personas con las que se relacionan y con su entorno… Fascinante, ¿verdad? ¿Pueden ver lo maravillosos que son?

El Amor Incondicional se hará presente, el amor a TODO.
Así es la Quinta Dimensión: Consciencia, Integración y Cooperación en Amor Incondicional.

Entonces, para habitar en consciencia de Quinta Dimensión deberían modificar la energía que emiten, sintonizándose con la energía de Amor Incondicional.

Para poder hacerlo y poder tener una energía de más alta vibración, es necesario restarle densidad a sus emociones, a sus pensamientos, a sus acciones y también a su cuerpo físico, ya que su cuerpo es el receptáculo de su energía y es necesario ajustarlo para contener su energía en este nuevo nivel de vibración.

Es por ello que, en la medida que van a ampliando su conciencia y van depurando, limpiando y equilibrando su energía, van sintiendo cada vez más la necesidad de limpiar, depurar y equilibrar también su cuerpo físico.

Es decir que, aunque no estén planeando adquirir hábitos más saludables, como por ejemplo cambiar su alimentación o incorporar algún tipo de ejercicio o actividad física a su vida cotidiana, llegará un momento que, sin proponérselo, su cuerpo les pedirá el cambio. No es necesario racionalizarlo, ya que como mencionamos antes, en la medida que integran sus partes, mente, cuerpo y alma, comenzarán a percibir más y a escucharse.

Algunos de ustedes, tal vez sin saber por qué, comenzarán a cambiar gustos y elecciones y sus sentidos físicos se sensibilizarán para mostrarles el camino. Tal vez dejen de gustarles ciertos alimentos, irán dejando de ingerir sustancias tóxicas y alimentos de baja vibración. Sentirán atracción por ciertos aromas y a algunos dejarán de resultarles agradables y se interesarán por respirar un aire más puro. Serán más sensibles a ciertos sonidos y cambiarán la música que escucharon siempre, por otra. Se sentirán más aturdidos en lugares bulliciosos.

También buscarán más el contacto con la Naturaleza y alejarse de las grandes ciudades. También su piel les hablará y podrán sentir molestias al tener contacto con ciertos productos y materiales.

La Naturaleza, los animales, también les muestran el camino. Observen cómo actúan sus mascotas, cómo buscan en el entorno lo que su cuerpo le pide. Ellos, al no poder racionalizar, están más conectados con su cuerpo.

No es necesario entenderlo todo, si eso resulta en dejar de escuchar a su propio cuerpo. Amados, ¡vean qué maravillosos y perfectos son!

De ese mismo modo sucede con su energía, emociones y relaciones comienzan a depurarse. Esto no es entre buenos y malos, ni entre despiertos y dormidos, ni más o menos evolucionados. Ese tipo de clasificaciones pertenecen a la vieja energía y solo generan más división.

Se agrupan por vibración y como ya saben, el ritmo de cada uno es diferente. Esos cambios van llegando a cada quien según su propio ritmo. Por ello, tal vez no vayan cambiando al mismo tiempo que sus seres cercanos. Eso provoca que se modifique la forma en que estaban agrupados hasta el momento, llevándolos a reagruparse según sea su nueva vibración. Es por eso, amados, que algunas relaciones se rompen y otras nuevas se generan. Y eso les sucede en todos los ámbitos, con la familia, las relaciones, las amistades, los grupos laborales, etc. Se reagrupan acordes a la nueva vibración.

Reconocen algo de todo esto, ¿a que sí? Seguramente, en mayor o menor grado, todos van sintiendo esas transformaciones y, como ven, no es necesario forzarlas, ni obligarse a ir más deprisa.

Todos van sintiendo el llamado al cambio porque, como dijimos al comienzo, el cambio dimensional es un proceso ya iniciado, por ello no importa cuándo ni por dónde empiece, el caso es comenzar y lo harán. Aunque, eso sí, ocurrirá en diferentes momentos, desde distintos puntos e impulsados por diferentes estímulos.

Algunos comienzan su proceso individual por su cuerpo físico, por ejemplo, motivados por un problema de salud o una necesidad de sanarse, depurarse y equilibrarse fisícamente. Otros comienzan por su proceso de despertar, por ejemplo, motivados por la búsqueda de respuestas existenciales después de una crisis, iniciando así la senda espiritual. Y otros pueden comenzarlo, motivados por un deseo de crecimiento personal y de mejorar sus relaciones familiares buscando sanar, depurar y equilibrar sus pensamientos y emociones.

Ya sea el cuerpo, la mente o el espíritu lo que predomine en el inicio de sus procesos, impulsará a sus otras partes a cambiar. Al elevar en consciencia una parte de ti, eso indefectiblemente impulsará a que los demás aspectos se eleven también. No podrías ser muy consciente si solo se elevara una parte.

Tampoco importa qué le sirvió a otro y qué no, ya que no hay una forma mejor o peor, cada quien tendría que iniciar su camino o continuarlo del modo que su Ser se lo indique. Nadie recorre el mismo camino.
Por eso, obsérvate. Observen de qué modo les vendría bien comenzar; o si ya están en el proceso, observen y sientan de qué modo tendrían que continuar y AVANCEN.

Comiencen a integrar sus partes. Sientan su cuerpo, revisen sus emociones y pensamientos, escuchen su voz interior, atiendan sus percepciones…

Hazlo en cada momento y actividad, encuentra la paz interior, encuentra la armonía en todas tus partes e intégrate luego con tu entorno.

¡Respira, abraza, ríe, canta, baila, mira a tu alrededor y siente la Vida!

Hermosos y amados seres, deberían amarse porque son grandiosos, respetarse porque son importantes y escucharse porque son sabios.

Les saludo con profundo amor y reconocimiento.

JESÚS

 

Canalizado por Patricia Casidis
 
Más canalizaciones de Patricia Casidis narradas por Mi Voz Es Tu Voz AQUÍ
Una única vez
Mensual
Anual

¿Deseas colaborar con Mi Voz Es Tu Voz?

¿Deseas colaborar mensualmente con Mi Voz Es Tu Voz?

¿Deseas colaborar anualmente con Mi Voz Es Tu Voz?

Elige una cantidad…

€11,00
€22,00
€55,00
€11,00
€22,00
€55,00
€66,00
€155,00
€333,00

O introduce en la casilla de abajo el importe que quieras donar:


¡Mil gracias por tu generosa aportación!

¡Mil gracias por tu generosa aportación!

¡Mil gracias por tu generosa aportación!

DonarDonar mensualmenteDonar anualmente

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.