LA NUEVA TIERRA Y EL NUEVO CIELO – Sanat Kumara a través de Henrique Rosa

«Sí, Hijos de la Luz, existen una Nueva Tierra y un Nuevo Cielo que miles de almas de todos los planos crearon a todos los niveles.»
Divulga Amor y Luz

«Sí, Hijos de la Luz, existen una Nueva Tierra y un Nuevo Cielo que miles de almas de todos los planos crearon a todos los niveles.»
ESCUCHA…


LEE…

Amadas y amados:

Que la Luz Dorada de nuestra Estrella Mayor, que nos ilumina, que se entrega en cada momento al sistema planetario y a la Tierra principalmente, os guíe.

Existe la humanidad que se encuentra en la superficie y existen otras humanidades que desconocéis. Algunas personas están empezando a vislumbrar a otros seres pertenecientes a esas otras humanidades.

La vida en sí es el fundamento de la evolución y vosotros estáis aquí como peregrinos del «Gran Camino Cósmico».

Vuestros orígenes divinos se hallan muy lejos de este planeta donde hoy estáis. Vuestro Ser Original no es esa forma que hoy tenéis, controlada por un minúsculo granito de vuestra energía mental a la que llamáis mente racional o intelectual.

Vosotros sois más de lo que creéis, vuestros orígenes universales cósmicos están dentro de vosotros, en vuestra «Esencia Divina», en vuestra «Chispa Electrónica de la Creación del Ser Cósmico».

Hijos de Mi Luz, de Mi Amor, los tiempos que habéis pasado en este planeta os han hecho olvidar vuestro origen, los fundamentos de vuestro cuerpo original y los objetivos de vuestra esencia electrónica.

En la materialización de las energías a las que habéis sido arrastrados como obreros de la Creación, habéis entrado en las formas más densas para sublimar la materia con el fin de comprobar que la Esencia Divina que hay en vosotros jamás se dejará aprisionar; todo es una cuestión del tiempo evolutivo que debéis recorrer dentro de esa espiral ascendente continua de la evolución.

Hijos de la Espiritualidad, de la Luz Divina que habita en vosotros, en el momento en que este sistema planetario pasa, la humanidad a la que perteneces exige una convergencia de esfuerzos, un desprendimiento de egos y personalidades decadentes.

Exige que cada uno se sumerja en su propio lago, se sumerja hasta el fondo de sí mismo y haga emerger a la superficie esa «joya preciosa» que la Divinidad os ha dado, y que es vuestro Ser Original Electrónico, vuestra Esencia Divina, vuestro Espíritu, del que vuestra alma es el envoltorio, la vestimenta para poder manifestarse en la carne también.

Tenéis en vosotros «la Gran Herencia» heredada por vuestros «Padres Cósmicos», por vuestra «Familia Cósmica»; tenéis toda una «Genética Espiritual», que es completamente diferente de la que hoy tenéis y que también fue heredada.

Es esa «Genética Espiritual» esa Herencia, ese Ser Original, lo que necesita ser liberado de las mazmorras del ego y de las personalidades asumidas en una civilización enferma.

Si, la humanidad está enferma, pero una Nueva Humanidad está naciendo, una Nueva Civilización, una Nueva Raza, una Nueva Tierra ya está ahí, energética por ahora; porque sólo aquellos que se fusionen en la Unidad de Consciencias Luminosas conocerán y heredarán «la Nueva Tierra y el Nuevo Cielo».

Sí, Hijos de la Luz, existe una Nueva Tierra, un Nuevo Cielo que miles de almas de todos los planos, crearon en todos los niveles.

Mientras dormíais, mientras estabais dispersos, mientras permanecíais sumidos en la fantasía, mientras os preocupabais por vuestros bienes materiales y os centrabais en vuestros problemas personales, entre tanto, miles de almas, incluso en el plano físico, trabajaban silenciosamente y todavía trabajan en pos del surgimiento de una Nueva Tierra, que todavía es energética y que será etérea.

Una gran revolución de la conciencia se está obrando en todo el mundo, el propio plano astral se está transformando.

Aquel astral que fue creado por vosotros, «vuestra basura», está siendo diluido por las energías ígneas del Espíritu Santo, por el Señor Agni, de la Fuerza Purificadora y Transformadora del Tercer Aspecto, el Espíritu Santo, el Consolador que, junto con el mismo, Señor Cristo-Maitreya, está purificando también la «Tierra Astral», que la gran mayoría todavía no puede ver.

El Espíritu de la Verdad está en el mundo y la mayoría no puede verlo; sólo el alma lo ve, sólo los «puros de corazón» pueden verlo.

De nada servirá llevar la Luz a quien no quiere ver ni llevar el Poder del Verbo a quien no quiere escuchar, porque la Nueva Luz es para ser vista y oída por el corazón; sólo aquellos que se purifiquen, que se transformen y desarrollen los aspectos superiores del corazón, del Amor, de la Compasión, de la Fraternidad Universal, aquellos que se armonicen con todos y con todo y vean a los demás como una extensión de sí mismos, los que tienen la misma Luz del Consolador en su corazón y la Luz del Padre encendida en su mente, en esa fusión y unión, serán el Hijo y el Cristo en la Esperanza de la Gloria Eterna.

El momento es importante y decisivo, no estamos aquí para bromear ni para jugar con fantasías; si un alma pide Luz, aunque sea una sola alma, nosotros estaremos ahí, dándole lo que pide.

Tan importante es el alma encarnada en un barrendero o en aquel que vive en una asentamiento, como la que encarna aquel que vive en un palacio; y hasta puede que el que vive en un asentamiento consiga salvar más almas que el que vive en un palacio.

Es el valor del alma lo que es importante, no el valor de la materia ni el valor intelectual, frío y dogmático del conocimiento científico.

Hay un nuevo conocimiento, hay una nueva ciencia que está surgiendo, hay una nueva educación, hay un nuevo posicionamiento de vida, y ustedes están teniendo la oportunidad de participar en todo ello o no, ya que la elección es de cada uno, porque la individualidad es la señora de su existencia, de vuestro camino, de vuestra evolución.

Estamos muy felices de ver cómo se acercan a nosotros los miembros de nuestra familia cósmica.

Estoy hablando de esta manera para que la buena nueva penetre bien en vuestra esencia, llegue al fondo de vuestra «chispa electrónica» y disuelva de una vez ese barniz del intelectualismo, ese caparazón del ego, ese engaño de la personalidad.

La Vida es eterna, como todo lo que es real es eterno; lo irreal es transitorio, temporal.

Muchas almas en todo el mundo están siendo «centros de irradiación de la Luz Mayor», de la «Esencia Divina Planetaria y de la Esencia Divina Solar», están siendo instrumentos de nuestro Verbo, para que todos tengan la oportunidad de alcanzar la liberación, la salvación, la unificación interna, la iluminación y la integración en la unidad de conciencias luminosas, tanto de nuestro sistema planetario como de los sistemas solar y cósmico.

Aprovechad la oportunidad que ahora tenéis y trabajad en vuestro interior, en la transmutación y sublimación de las energías, en la transformación interna, para que os unáis con vuestra alma y con vuestros Maestros de Luz, que constantemente os envuelven con todo el amor, con toda la ternura y cariño, cuyas energías luminosas tratan de desviar vuestros obstáculos y os conducen por el camino más corto, a fin de que vuestra unión sea consumada en el menor tiempo posible.

Los grandes acontecimientos ya están ahí, y sólo aquellos que se encuentren ligados a su alma y sean dirigidos por ella, alcanzarán los puntos necesarios, los «Oasis de Luz» que están siendo erigidos alrededor de la superficie de la Tierra.

Es mi deseo que podamos conseguirlo a través de vuestra labor espiritual, a través de vuestro empeño, de la entrega a vuestra alma, a vuestro espíritu, a vuestra «esencia electrónica», y que, en unión con vuestros Maestros y con los Seres de Luz, seáis los Guías de una Nueva Humanidad, de una Nueva Raza, de una Nueva Civilización, de una Nueva Tierra.

¡Que mi Luz permanezca para siempre en vuestro Espíritu!

SANAT-KUMARA

 
Canalizado por Henrique Rosa
 

Traducido por Patricia Gambetta, redactora en la Gran Familia de la Hermandad Blanca

Fuente: Libro «Mensagens Dos Seres de Luz» de Henrique Rosa y Lourdes Rosa.

www.portaldasintese.com.br

Más canalizaciones de Sanat Kumara narradas por Mi Voz Es Tu Voz AQUÍ

Una única vez
Mensual
Anual

¿Deseas colaborar con Mi Voz Es Tu Voz?

¿Deseas colaborar mensualmente con Mi Voz Es Tu Voz?

¿Deseas colaborar anualmente con Mi Voz Es Tu Voz?

Elige una cantidad…

€11,00
€22,00
€55,00
€11,00
€22,00
€55,00
€66,00
€155,00
€333,00

O introduce en la casilla de abajo el importe que quieras donar:


¡Mil gracias por tu generosa aportación!

¡Mil gracias por tu generosa aportación!

¡Mil gracias por tu generosa aportación!

DonarDonar mensualmenteDonar anualmente

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.