RESTAURAR EL EQUILIBRIO – Helios y Vesta a través de Anahí Rando

«Para mantener un equilibrio coherente, es necesario prestar una atención constante en cada área de vuestro desarrollo.»
Divulga Amor y Luz

«Para mantener un equilibrio coherente, es necesario prestar una atención constante en cada área de vuestro desarrollo.»

ESCUCHA…

 

LEE…

 

¡Se os saluda!

¡Bienaventurados aquellos que entienden el Equilibrio del Universo y comprenden que, para mantener un equilibrio coherente, es necesario prestar atención en cada área de vuestro desarrollo!

Habiendo un equilibrio de todas las partes, habrá una expansión de la energía en la materia, y deberíais saber equilibrar esas polaridades para expandiros, crecer y crear una apertura de conciencia mayor. Para ello, se requiere que le prestéis la atención y la importancia pertinente a cada acontecimiento que suceda en vuestra vida, porque solamente cuando le prestáis atención desde el corazón, podéis manifestar en vuestra vida la experiencia que anheláis.

Implicación, cooperación, energía… Los milagros no se obran desde el espíritu a la materia, no os confundáis; el desarrollo y la plasmación de los deseos se manifiestan cuando hay una interacción entre las acciones materiales del ser humano y el desarrollo espiritual en el que vibra. Solo entonces se verá plasmado y manifestado ante vosotros.

Poned atención, amor, fe y paciencia, pero no retiréis la atención de ello porque si la retiráis y la ponéis en otros quehaceres olvidando lo que realmente anhelabais, se generará un estancamiento.

Por lo tanto, es conveniente que entendáis cómo funciona la energía: todos vuestros anhelos o deseos son como semillas y pasan por el proceso alquímico por el que pasa una semilla para brotar, crecer, florecer y dar fruto. Si sembráis la semilla y esa semilla no recibe la luz del Sol y la humedad que necesita, permanecerá inerte en la tierra y no prosperará. Esa semilla requerirá de la atención del sol, del toque del agua para que pueda germinar y brotar y ser una planta destinada a florecer.

Pero si depositáis una semilla en una tierra que no se expone al sol ni se riega, en la mayoría de los casos no habrá resultados; aunque afirméis que habéis depositado la semilla, no habrá resultado porque no ha recibido la atención pertinente de los elementos necesarios que conjugan la creación de ese florecimiento.

Vuestros deseos y anhelos tienen que ser trabajados coherentemente y en equilibrio y, para ello, es imprescindible que améis lo que deseáis, no dejar de iluminar y regar y centrarse en que esas semillas florezcan.

Vuestra alma anhela expandirse y para expandirse necesita ir alcanzando objetivos de su gran lista de proyecciones de esta vida; es como ir subiendo peldaños de realización, de expansión, de conocimiento y de experiencias para que el alma se engrandezca con cada una de ellas.

Buscad el equilibrio, ya que en todo tiene que haber un equilibrio, desde dentro hacia fuera; balancead vuestra energía entre la parte terrenal y la parte espiritual, entre la mente y el corazón y observad donde habitáis más, donde permanecéis  la mayor parte del tiempo, si es en vuestra mente o en vuestro corazón, en vuestro cuerpo o en vuestra alma, ya que, entre esas partes, tiene que haber un equilibrio coherente.

Emprender la acción requiere un estado de conciencia y responsabilidad; pensar en exceso y no llevarlo a la manifestación, ralentiza la energía. Tan importante es desear y pensar en aquello que deseáis, como llevar a la acción los pasos pertinentes para su creación.

Cooperad con vosotros mismos para actuar más y más, no os quedéis retenidos en el pensamiento banal o en un pensamiento recurrente que no os llevará a ninguna parte y que, además, desequilibrará el flujo de energía en vuestro cuerpo sutil.

Recordad que, para sostener el equilibrio, ambas energías necesitan mecerse como un infinito interno entre la acción y la pasividad, entre el dar y el recibir, entre la inspiración y la exhalación.

Cuando ponéis demasiada mente, es como si estuvierais en un proceso continuo de inhalación y no emprendierais la exhalación. Si todo es mente y la acción no se manifiesta, se genera un desequilibrio orgánico y un desequilibrio en todos los campos de vuestro ser.

Abrazad el equilibrio y fomentadlo en vuestros pensamientos y en vuestras acciones, buscando siempre el punto medio, entre inspirar y exhalar, por ejemplo, porque solo así puede haber equilibrio y abundancia para todos.

Sed bendecidos en el Perfecto Equilibrio del Universo que nosotros sostenemos y abrazamos.

¡Bendiciones!

HELIOS Y VESTA

 

Canalizado por Anahí Rando

Más narraciones relacionadas con elohims  AQUÍ

Una única vez
Mensual
Anual

Haz una donación única

Haz una donación mensual

Haz una donación anual

Elige una cantidad

€11,00
€22,00
€55,00
€11,00
€22,00
€55,00
€111,00
€222,00
€555,00

O introduce un monto personalizado


¡Mil gracias por tu generosa colaboración!

¡Mil gracias por tu generosa colaboración!

¡Mil gracias por tu generosa colaboración!

DonarDonar mensualmenteDonar anualmente

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.