VIVIR SIN MIEDO – Facundo Cabral

«Cuando la vida te presente mil razones para llorar, demuéstrale que tú tienes mil y una razones por las cuales sonreír.» VIVIR SIN MIEDO
Divulga Amor y Luz

«Cuando la vida te presente mil razones para llorar, demuéstrale que tú tienes mil y una razones por las cuales sonreír.»

ESCUCHA…

 

 


LEE…

 

La vida no te quita cosas: te libera de cosas, te alivia para que vueles más alto, para que alcances la plenitud.

Porque de la cuna a la tumba es una escuela; por eso, lo que tú llamas problemas, son lecciones. Siempre tendrás que entender que no perdiste a nadie; quien murió, simplemente se nos adelantó, porque para allá vamos todos. Además, lo mejor de esa persona, el amor, sigue en tu corazón. Quien se fue de voluntad, no hubiese aportado nada bueno a tu vida, suéltalo.

Haz sólo lo que amas y serás feliz. El que hace lo que ama, está benditamente condenado al éxito, que llegará cuando tenga que llegar, porque lo que tiene que ser, será y llegará naturalmente.

No hagas nada por obligación ni por compromiso, hazlo por amor. Entonces habrá plenitud, y en esa plenitud todo es posible y sin esfuerzo, porque te mueve la fuerza natural de la vida, la que me levantó cuando se cayó el avión con mi mujer y mi hija; la que me mantuvo vivo cuando los médicos me diagnosticaban tres o cuatro meses de vida.

Entiende que tienes a un ser humano a cargo, y eres tú mismo. A ti debes hacerte libre y feliz.

Recuerda: «Amarás al prójimo como a ti mismo». Reconcíliate contigo, ponte frente al espejo y piensa que esa criatura que estás viendo es obra de Dios y decide ahora mismo ser feliz, porque la felicidad es una adquisición.

Hay tantas cosas para gozar y nuestro paso por la tierra es tan corto, que sufrir es una pérdida de tiempo.

Ayuda al niño que te necesita, ese niño que será socio de tu hijo. Ayuda a los viejos y los jóvenes te ayudarán cuando lo seas.

Da sin medida y te darán sin medida. Ama hasta convertirte en lo amado; más aún, hasta convertirte en el mismísimo Amor. Dios no te prometió días sin dolor, risa sin tristeza, sol sin lluvia, pero Él sí prometió fuerzas para cada día, consuelo para las lágrimas y luz para el camino.

Y jamás te olvides que cuando la vida te presente mil razones para llorar, demuéstrale que tú tienes mil y una razones por las cuales sonreír.

 

FACUNDO CABRAL

Una única vez
Mensual
Anual

Haz una donación única

Haz una donación mensual

Haz una donación anual

Elige una cantidad

€11,00
€22,00
€55,00
€11,00
€22,00
€55,00
€111,00
€222,00
€555,00

O introduce un monto personalizado


¡Mil gracias por tu generosa colaboración!

¡Mil gracias por tu generosa colaboración!

¡Mil gracias por tu generosa colaboración!

DonarDonar mensualmenteDonar anualmente

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.