EL TAMAÑO DE TU MIEDO – Cuento hindú

«Tú veías tan grande al que creíste que era un terrible demonio porque consiguió asustarte y adoptó el tamaño de tu miedo.»
Divulga Amor y Luz

«Tú veías tan grande a ese demonio porque consiguió asustarte y adoptó el tamaño de tu miedo.»

ESCUCHA…

 

 


LEE…

 

Krishna y Balram estaban caminando por los bosques cuando cayó la noche. La Luna plateada se filtró a través de las hojas y el viento sopló con todas sus fuerzas. Decidieron que era mejor descansar allí hasta el amanecer. Mientras uno dormía, el otro vigilaba las bestias salvajes; se turnarían. Balram insistió en que Krishna descansara primero y que él haría la guardia.

Balram estaba sonriendo para sí mismo mientras veía a Krishna dormir, cuando de repente escuchó un ruido. Asustado, miró a su alrededor y vio a un demonio de su misma altura mirándole con mirada hambrienta.

Balram ser asustó mucho y con voz temblorosa, preguntó: «¿Quién eres tú?» El demonio se rió y dijo: «¡Soy del tamaño de tu miedo!»

Al decirlo, comenzó a crecer y crecer. Balram estaba petrificado. Cuanto más miedo tenía, más crecía el demonio y cuanto más crecía el demonio, más se aterrorizaba Balram. El demonio se elevaba tres veces el tamaño de Balram y Balram no podía soportarlo más. Gritó «¡Krishna!» y se desmayó.

Krishna se despertó y vio a Balram a su lado. Creyó que estaba dormido y que había llegado el momento de relevar a su compañero en la vigilancia. Krishna extendió la mano hacia su flauta y, cuando estaba a punto de comenzar a tocarla, vio al demonio. El demonio le miraba con mirada hambrienta. Krishna lo miró sin mucho interés e incapaz de soportar tanta apatía, el demonio le dijo: «¿No sabes quién soy?»

Krishna respondió con indiferencia: «¡Ya veo que vas a decirme quién eres sí o sí!»  A lo que el demonio espetó: «¡Soy del tamaño de tu miedo!» Krishna se echó a reír y el demonio empezó a encogerse. Cuanto más se reía Krishna, más y más pequeño se volvía el demonio, hasta que se redujo al tamaño de un muñequito en miniatura. Krishna lo levantó y lo metió en la bolsa para después enseñárselo a Balram.

A la mañana siguiente, cuando Balram se despertó, le dijo a Krishna: «¡Krishna, Krishna, gracias a Dios que sanos y salvos! ¡No sabes lo que me pasó anoche mientras tú dormías! ¡Un demonio gigantesco vino y me dijo que era del tamaño de mi miedo!» Krishna con una sonrisa en sus labios de loto, sacó la muñeca de la bolsa y le preguntó: «¿Es este el demonio?» Balram estaba confuso y dijo: “Sí, se parece a él. Pero él era enorme, ¿cómo se ha vuelto tan pequeño? Krishna respondió: «Tú le veías tan grande porque consiguió asustarte y adoptó el tamaño de tu miedo. Yo no pude parar de reírme cuando trató de asustarme y por eso se encogió tanto. Hubiera desaparecido del todo, pero, como quería enseñártelo, lo guardé en la bolsa!»

 

Moraleja:

De la misma manera que una habitación no puede estar oscura e iluminada al mismo tiempo, Amor y temor no pueden coexistir. Son la visión diametralmente opuesta de nuestra realidad percibida. Muchos de nosotros tenemos fe, pero dudamos, y esa fe nuestra es fuerte sólo cuando las cosas van bien.

Esto es lo que podríamos hacer, teniendo en cuenta la situación actual:

  • Dejar de leer información innecesaria. Cada vez que leemos una palabra, eso crea un cambio molecular / celular en nuestro cuerpo. Los audios y videos ocasionan aún más estragos. La conciencia es imprescindible y la conciencia puede obtenerse a través de medios fiables y discerniendo.
  • Fortalecer nuestro sistema inmunológico con pensamientos positivos, relajar la mente, hacer ejercicio, crear arte, reír, bailar, cantar, tomar el sol,  caminar descalzo, comer alimentos saludables: frutas, frutos, vegetales, semillas y frutos secos, productos que provengan directamente de la tierra y que hayan madurado al Sol.
  • Ahora es el momento adecuado para practicar tus pasatiempos y pasiones: lectura, danza, música, escritura, todas son formas maravillosas de mantener la mente en un estado de paz y serenidad. Meditar. Mantener la mente serena nos aporta paz. Armonizarnos, alinear la mente y el corazón. Introspección. Hacer cambios en nuestro estilo de vida.
  • Reír. La risa es muy perjudicial para la enfermedad.
  • Fortalecer la Fe. Recuerda lo que dice Guruji: «Toma medidas de sentido común, pero ten más Fe».
  • Afirmar a menudo: «Yo soy feliz, saludable y pleno. Mi vida está llena de amor, alegría, armonía y humor, y deseo lo mismo para todos.»
  • Y, finalmente, recuerda lo que dice Guruji: «Es solo un sueño, no te tomes la vida tan en serio. Conviértete en un millonario de sonrisas, vive el presente en presencia. Todo lo vivido, ya es pasado.»
Una única vez
Mensual
Anual

Haz una donación única

Haz una donación mensual

Haz una donación anual

Elige una cantidad

€11,00
€22,00
€55,00
€11,00
€22,00
€55,00
€111,00
€222,00
€555,00

O introduce un monto personalizado


¡Mil gracias por tu generosa colaboración!

¡Mil gracias por tu generosa colaboración!

¡Mil gracias por tu generosa colaboración!

DonarDonar mensualmenteDonar anualmente