ASISTIR A LOS MORIBUNDOS – Eduardo Conde

«A muchos de vosotros os contactarán personas fallecidas para pediros ayuda a fin de cruzar al otro lado.»
Divulga Amor y Luz

«A muchos de vosotros os contactarán personas fallecidas para pediros ayuda a fin de cruzar al otro lado.»

ESCUCHA…

 

 


LEE…

 

Cuando las personas pasan de una dimensión a otra —cuando mueren, como lo llamamos en el plano terrestre— entran en un proceso que se puede facilitar en gran medida haciendo uso del sonido.

Quizá queráis probar diferentes sonidos o entonar algún sonido, hacer sonar algún instrumento, mantralizar o cantar. Descubriréis qué es lo más conveniente. Solicitad ayuda e intuición. Aprended a reconocer vuestras intuiciones y seguidlas.

Uno de los regalos más grandes que podéis dar a vuestros padres es ayudarles a marcharse de la Tierra de la misma manera que ellos os ayudaron a venir a ella con el regalo de la vida. Ellos os ayudaron a ser y existe un ciclo que tiene que ser reconocido.

A muchos de vosotros os contactarán personas fallecidas diciéndoos que están atascados y que necesitan ayuda para poder cruzar al otro lado. Puede que hayan muerto hace meses o años. Eso supone otra forma de acompañar a los muertos. Podéis indicarles que vayan hacia la Luz. 

Sabréis cómo hacerlo porque es algo que está en vuestras células. No es algo para lo cual tengáis que hacer necesariamente un cursillo de formación. Recordaréis cómo se hace. No olvidéis que asistir a las personas que mueren, representa un gran privilegio.

Asistir a los moribundos consiste en ayudarlos a encontrar el punto del perdón, a permitir que ocurra la liberación que la muerte produce sin ningún remordimiento, sensación de culpa, enjuiciamiento o victimismo. Realmente es un arte porque la mayoría de las personas se abren al perdón en los momentos finales.

Cuando los moribundos se acercan al Creador, el tiempo se disuelve, los momentos se alargan, cada situación se convierte en una lección conmovedora de la vida y se presenta una gran oportunidad.

El mayor perdón siempre tiene que ver con uno mismo, porque entre todos lo hemos juzgado todo y hemos hecho que el perdón sea necesario.

Podéis ayudar a los moribundos a encontrar la paz en su vida a partir de actuar con serenidad y amor, con una sonrisa en los labios. Ayudadlos animándoles a que busquen a sus amigos o parientes o a otros seres que les están invitando a avanzar. Esa es una clave fundamental en la asistencia y en el acompañamiento a los moribundos. 

Parte de esa experiencia consiste en que seamos capaces de decirle a la persona que se está muriendo algo como esto: «Eres amado. Eres como un recién nacido entrando en otro reino. Desapégate de todos y de todo lo que te suponga una carga. Libérate y date cuenta de que has vivido tu vida de la mejor manera posible. Nadie te juzgará. Vete en paz, pon una sonrisa en tus labios y borra todo enjuiciamiento que pueda haber en ti. Relájate y permite que tu vida cobre sentido en este momento que estás embarcándote en la siguiente fase de tu identidad».

La muerte supone una gran sanación, porque al otro lado de la muerte hay Vida.”

 

Eduardo Conde

TU PATRIA ES EL INFINITO

Una única vez
Mensual
Anual

Haz una donación única

Haz una donación mensual

Haz una donación anual

Elige una cantidad

€11,00
€22,00
€55,00
€11,00
€22,00
€55,00
€111,00
€222,00
€555,00

O introduce un monto personalizado


¡Mil gracias por tu generosa colaboración!

¡Mil gracias por tu generosa colaboración!

¡Mil gracias por tu generosa colaboración!

DonarDonar mensualmenteDonar anualmente

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.