canalizaciones

HABLEMOS DEL MIEDO – Maestro Saint Germain

Fuente: Geny Castell – Gran Hermandad Blanca

“Si deseas emprender el camino de la liberación, el miedo no tiene cabida en este mundo exterior. Suelta los grilletes que te atan y que te impiden avanzar no solo como ser humano sino como ser cósmico de la Creación; vuelve a tus inicios y deja que reine la confianza y la paz interiores para que desde aquí puedas llegar allá.”

ESCUCHA…

LEE…

Amados…

Hablemos del miedo que te paraliza los sentidos y no te deja fluir con la naturalidad y soltura como la de un ave en vuelo, como el río en su cauce, como en la mañana su despertar.

El miedo es tan inexistente y al mismo tiempo tan letal debido a la fuerza que se le ha otorgado, es poderoso y destructor, es más fuerte que la bomba creada por el propio hombre y nacida precisamente por ese miedo. El miedo es lo que es porque el hombre le ha dado esa fuerza, porque lo ha ponderado mucho más que a cualquier otro sentimiento.

Vas por la vida sintiendo miedo y temor a todo, utilizándolo como un escudo de protección cuando en realidad es un escudo de autodestrucción. Se tiene temor a vivir, temor a no vivir, miedo a encontrar y a no encontrar, miedo a saber y conocer, miedo al amigo y al enemigo, miedo a la vida y a la muerte. Son una sociedad paralizada por el miedo y sin embargo, el miedo no existe, al miedo se le creó como arma para detener el avance de los seres.

Basta ya de sentir miedo y de utilizarlo como un recurso cómodo para no avanzar; vive y respira con plenitud a sabiendas de que has venido aquí a crecer, a experimentar, a encontrar, a equivocarte y a aprender. Toma decisiones, atrévete a avanzar, a confiar en tu ser interior que está contigo para guiarte y al que solo tienes que escuchar, escuchar aquello que tu llamas corazonada, esa, esa es la voz del amor, libre de impurezas, esa es la perfección de Dios que se manifiesta en ti.

Si aquello que tú piensas, que tú sientes, si aquello que tú escuchas como una voz interna no daña a tu ser ni al de tus semejantes, si empodera tu alma, si te permite respirar con libertad, eso entonces, nace de la luz del Padre que se manifiesta en ti y ahí el miedo no existe, no tiene cabida, no tiene invitación, ni fuerza, ni poder.

Así pues, elimina el miedo de tu vida y escucha a tu ser interno que es una chispa divina de Dios, que no se equivoca, no obstaculiza, tampoco reclama y no estorba el camino, tu camino, ni lo ensombrece con el miedo. El miedo no es amor, el miedo no es justo, el miedo aniquila y Dios es la antítesis de todo ello.

Despierta y vive con confianza, confía en el amor de Dios, confía en la luz que ilumina los caminos y vive cada experiencia como un aprendizaje para alcanzar la evolución de tu ser, a eso has venido, no te cierres los caminos, recuerda que tu mismo marcaste tu recorrido porque sabías que era necesario recorrerlos para alcanzar el peldaño más alto de tu escalera evolutiva. Se firme y consecuente y sobre todo no infundas ni te infundas temor. A tu lado siempre hay y seguirán habiendo seres de luz dispuestos ayudar y proteger tu camino para que tus pasos sean firmes y seguros.

Si deseas emprender el camino de la liberación, el miedo no tiene cabida en este mundo exterior. Suelta los grilletes que te atan y que te impiden avanzar no solo como ser humano sino como ser cósmico de esta creación; vuelve a tus inicios y deja que reine la confianza y la paz interiores para que desde aquí puedas llegar allá.

Vive, sueña, crea porque toda creación desde la más ínfima y diminuta, hasta las más gloriosa y magnífica, iniciaron en un sueño, en un solo pensamiento limpio y puro para ser vivido con confianza y plenitud.

Elige tú qué camino seguir: confiar o temer… ¡tú decides!

Yo Soy Saint Germain

Publicado por Geny Castell redactora de la gran familia de la hermandadblanca.org

 

Anuncios

Deja un comentario