canalizaciones

EL FUEGO DE LA ALQUIMIA INTERIOR – Maestro Jesús a través de Kai

​Fuente: Maestro Jesús a través de Kai – http://quantumholoforms.com

“Ha llegado el momento de ser claros y decir lo que realmente sienten. Ser claros también consigo mismos. Se permiten a si mismos el mantenerse en relaciones tóxicas debido a que tienen miedo al rechazo, a no ser aceptados tal como son. Prefieren estar sosteniendo la careta con la que afrontan el día a día, aun cuando su vida y su trabajo se mantienen sumergidos en una rutina sin color. Callan su verdad y permiten entonces que la frustración sea el medio de expresión al no poder estar haciendo, diciendo y viviendo lo que verdaderamente anhelan.”

ESCUCHA…

Conoce el magnífico libro “LEMURIA”, canalizado por KAI:

LEE…

Canalización del Maestro Jesús

Se abre de nuevo un espacio para la reflexión y la conexión con el proceso Planetario. Desde el espacio donde todo es Uno y el entendimiento es la fuerza que guía desde el corazón, honró a cada Ser que en este momento se encuentra en esta sintonía.

GAIA ha abierto las puertas de las dimensiones y hoy más que nunca la apertura del espacio tiempo hacia la Quinta Dimensión es una realidad. La naturaleza se encuentra sosteniendo el proceso de apertura, a medida que impulsa la transformación y mejor dicho la alquimia de la integración por medio de los Elementos. GAIA está realizando un llamado de atención por medio de los Elementos y a consecuencia de ello en muchos lugares del Planeta están ocurriendo fenómenos fuera de lo normal. Desde fuertes lluvias, que desencadenan inundaciones, hasta olas de calor que producen incendios forestales. Hay un gran movimiento por parte de la Tierra y esos significa también un proceso de transformación interior para la Conciencia Colectiva de la Humanidad.

La Tierra impulsa los procesos alquímicos por medio de los Elementos, ya que estos se encuentran por sí mismos dentro del cuerpo humano. Cuando la Tierra produce algún evento Planetario por medio de los Elementos, ese proceso también se inicia en el interior de la Consciencia Humana. Todo va moviéndose a la par. Cuando la Tierra moviliza los Elementos es porque la Consciencia colectiva de la Humanidad está siendo removida también. Hay un impulso de cambio que cada día es más evidente.

El fuego es por sí mismo la Alquimia de la Transformación.  Es el único elemento que tiene el poder para transformar y fusionar Elementos biológicos y químicos. Por medio del Fuego la Alquimia sucede en el corazón humano, pues representa la voluntad y el impulso para cambiar. El Agua por su parte se reconoce como el cuerpo emocional de la Tierra y es por si misma una vía de limpieza y depuración, cuando las Aguas planetarias entran en movimiento es debido a que es momento de liberar las emociones que se encuentran acumuladas.

De la misma manera que la Tierra se encuentra movilizando los Elementos, actualmente muchos sucesos tambien están ocurriendo en sus vidas. Sucesos que por sí mismos pueden representar la apertura hacia una profunda transformación y alineación con el propósito de su Alma. La vida les está orillando por medio de los desafíos de su día a día a adquirir una mayor claridad sobre dónde y cómo desean continuar ahora mismo con su camino.

Hay muchas decisiones que están siendo impulsadas a tomar por medio de las experiencias de vida y es momento de adquirir claridad. El empoderamiento pasa por medio del conocimiento de uno mismo y de los verdaderos anhelos del corazón. Es momento de aclarar sus relaciones y abrir espacio para clarificar de qué manera desean continuar con su vida.

Tal vez el camino que habían elegido hasta ahora ya ha llegado a su culminación y es momento de abrir un nuevo espacio, una nueva forma de mirar al mundo. La transformación verdadera surge del desapego a la expectativa del resultado final. Cuando te permites dejar de creer que solo porque llevas mucho tiempo en un mismo lugar, en una misma forma de relacionarte contigo y los demás o en una misma forma de mirar al mundo, no significa que ese sea el camino que debes continuar y no te sea posible cambiar. La constante más estable en el Universo es el cambio. La transformación es la esencia de la evolución y es totalmente válido escuchar al corazón y decidir cuándo y cómo se desea continuar, sin temer lo que ello pueda traer como consecuencia. En ocasiones el corazón te conducirá a dejar todo lo cómodo y conocido para emprender un nuevo camino y son esa clase de aperturas las que condimentan a la existencia y permiten que se genera una mayor expansión, pues al Alma lo que más le enriquece es aprender y crecer a través de nuevos y distintos caminos. Quedarse siempre con lo conocido y el no atreverse a moverse, cambiar o renovar implica estancamiento y es ahí cuando la amargura surge en el corazón de las personas.

Es momento de respetarte a ti mismo y respetar los deseos de tu corazón. Es importante que aquí y ahora puedas elegir cerrar ciclos y relaciones en las cuales no existe una valoración real por parte de los individuos implicados. Ahí donde no se te respeta y no se te valora no es tu lugar. Y esa clase de relaciones tóxicas son las que corresponde finalizar o en otros casos, evolucionar hacia nuevos niveles de respeto y entendimiento.

Tal vez te pueda resultar complicado el hablar desde la verdad de tu corazón y elegir darle un giro a tu vida, sin embargo, aquel que no expresa su verdadero sentir no se puede hacer escuchar y ante ello la verdadera esencia del Alma difícilmente va a lograr aflorar, pues cuando elegimos vivir desde la comodidad de los miedos y los condicionamientos es el ego quien tiene el poder.

No pueden seguir luchando contra el mundo y contra los demás, escudándose en que no son entendidos, cuando la mayor parte del tiempo no saben realmente expresar lo que de verdad sienten. El enojo, que viene siendo la expresión emocional de la frustración, no es el mejor camino para abrir paso a la comunicación. Si te encuentras en una situación en la que tu Alma te está pidiendo que cambies o te hagas respetar, evita estallar en enfado hacia el mundo o hacia los demás, ya que eso nada va a lograr. La mejor manera de acelerar el cambio es haciendo valer tu verdad con Amor, Compasión y Claridad. El fuego no se apaga con más fuego.

La Transformación de las relaciones humanas se va a iniciar cuando realmente sean capaces de hablar desde su corazón y dejen de entregar su poder al ego. La expresión desde la frustración es la manera más destructiva de obrar hacia uno mismo y hacia los demás y es a consecuencia de la expresión por medio de la frustración que el fuego destruye, en lugar de crear Alquimia.

La Humanidad hasta este momento se ha permitido a si misma mantenerse en relaciones tóxicas, deshonestas y chantajistas, a consecuencia de ello la frustración interior ha crecido incansablemente, pues al no ser capaces de ser claros con lo que verdaderamente sienten eligen mantenerse en la hipocresía de una comunicación basada en el temor de expresar la verdad.

Ha llegado el momento de ser claros y decir lo que realmente sienten. Ser claros también consigo mismos.

Se permiten a si mismos el mantenerse en relaciones tóxicas, debido a que tienen miedo al rechazo, a no ser aceptados tal como son. Prefieren estar sosteniendo la careta con la que afrontan el día a día, aun cuando su vida y su trabajo se mantiene sumergida en una rutina sin color. Callan su verdad y permiten entonces que la frustración sea el medio de expresión, al no poder estar haciendo, diciendo y viviendo lo que verdaderamente anhelan. El no expresar lo que realmente se siente y se quiere genera que la frustración se vaya acumulando, es entonces que se genera el enojo interior y eso produce que las relaciones se hagan cada vez más insostenibles. En el fondo la gran mayoría de la Humanidad se encuentra enfadada consigo mismo y con los demás debido a que no se permiten ser auténticos.

Para evolucionar es necesario ser auténtico y elegir el camino que te nutre y te brinda felicidad. Aquello que te invita a expandirte. Aquello que te ofrece creatividad y una expresión sincera sin caretas. Aquello que te invita a ser tú mismo y nadie más. Ese es el camino del corazón. Las relaciones se nutren cuando los individuos son capaces de ser auténticos, sin temor a ser rechazados, puesto que una relación en donde se te exija ser otra persona que no seas tú, no es una relación basada en el Amor Incondicional.

En esta ocasión a través de la Red de Agua se generará la conexión con el Elemento Agua para equilibrar el Fuego interior y Planetario. Por su parte la Plantilla 5 abrirá la conexión para la apertura hacia nuevas formas de comunicación y la Integración Alquímica del Fuego interior.

En Amor desde el Espacio donde todo es Uno,

Jesús

Más información y enlace a la meditación AQUÍ

Compra el libro “LEMURIA”

 

Anuncios

Deja un comentario