meditaciones

MEDITACIÓN DE LUNA LLENA: “Decir adiós a lo viejo para dar paso a lo nuevo”

Fuente: AGARTAM – www.agartam.com

Querida familia:

Gracias a la generosidad de AGARTAM, mensualmente iremos publicando en Mi Voz Es Tu Voz las Meditaciones guiadas de Luna Llena que esta organización lleva a cabo tan amorosamente. ¡Ojalá os sirvan para vuestro mayor bien!

ESCUCHA…

Voz: Alicia Sánchez Montalbán

Puedes comprar el libro “Las Enseñanzas de Jesús”, de Alicia Sánchez Montalbán  y otros de la misma autora PINCHANDO AQUI

LEE…

(La presente meditación incluye ofrenda)

DECIR ADIÓS A LO VIEJO PARA DEJAR PASO A LO NUEVO

Un año más decimos adiós a lo que deseamos dejar atrás en nuestras vidas, para que nuestra energía se renueve y demos paso a todo lo que está por llegar, el año lunar que pronto comenzará.

El adiós hay que decirlo desde el corazón, comprendiendo la función que desempeñó todo lo que abandonamos. No podemos dejar atrás cosas o situaciones que pertenecen a otras personas, pero sí podemos desapegamos de todo ello, dejando que cada cual asuma su parte y tome sus propias decisiones. Únicamente podemos ocuparnos de lo que nos compete: todo lo que tiene que ver con nosotros directamente.

Cuando movemos la energía para solicitar ayuda a la Tierra, a los guías espirituales o al universo debemos hacerlo con responsabilidad, comprendiendo que sólo podemos ocuparnos de lo nuestro, respetando el libre albedrío de los demás.

No pediré, por ejemplo, que alguien se vaya de mi vida, pero sí que yo adquiera las fuerzas y el coraje necesarios para apartarme de esa persona. Siempre con responsabilidad, asumiendo mi función creadora de mi propia vida y respetando la decisión creadora de los demás.

Podemos dejar atrás la tendencia a reaccionar de cierto modo, a pensar lo peor, a temer, a juzgar, a sentirnos víctimas. Podemos desapegarnos de objetos, situaciones o personas a los que nos sentimos atados, proponiéndonos confiar en nuestros propios recursos o en la sabiduría de la vida, que traerá hasta nosotros todo lo necesario para evolucionar y avanzar.

Podemos dejar atrás el estancamiento evolutivo que nos causa el creer que otros conocen nuestra verdad o son más sabios que nosotros mismos y proponernos recuperar nuestro poder personal, el que tal vez les cedimos sin querer.

Lo importante es que escuchemos al corazón antes de realizar la ofrenda, porque es el alma quien mejor nos guiará. Vamos a hacerlo durante esta meditación. La ofrenda la realizaremos al final.

ANEXO

Hoy concluye una etapa. Desde el año 2009, estas meditaciones siguen el Calendario de las Trece Lunas, según el cual el año acaba el 24 de julio. Esta es la última luna llena antes de ese día.

Para desprendernos de lo viejo y dejar paso a lo nuevo realizaremos una ofrenda a la Madre Tierra, con la intención de solicitar su ayuda para materializar ese propósito en nuestras vidas. Hoy le entrego a la Tierra todo aquello de lo que me desapego y le doy las gracias por su ayuda, porque sé que ella accede e impulsa con seguridad mi petición. Para realizar la ofrenda necesitarás las cosas que se describen antes del propósito.

EL CALENDARIO DE LAS 13 LUNAS

Desde 1583, el mundo se rige por el calendario Gregoriano. Ese calendario se mueve en la frecuencia 12:60 (12 meses al año y 60 minutos a la hora). En él, las unidades con las que se mide el tiempo no son regulares. Unos meses tienen 30 días y otros 31, ó 28, ó 29 si se trata de un año bisiesto.

La frecuencia del tiempo natural es 13:20 (13 meses y 20 minutos). Ello nos permite contar el tiempo en ciclos lunares, que contienen cada uno 4 semanas de siete días, lo que da como resultado 364 días, más el Día Fuera del Tiempo.

El Calendario de las Trece Lunas nos devuelve el orden natural del tiempo: 13 lunas de 28 días, más el Día Fuera del Tiempo, que es el 25 de julio, un día destinado a la meditación, el agradecimiento y la celebración. Cada año, ese calendario permanece inalterable, porque todos los meses son de 28 días.

El día de año nuevo es el 26 de julio, que coincide con la salida de la estrella Sirio. De ese modo, el calendario de las Trece Lunas no sólo nos conecta con los ciclos naturales de nuestro planeta sino también con el resto de la galaxia.

PREPARACIÓN

Cierra los ojos y disponte a relajarte.

PAUSA

Adopta una postura cómoda

PAUSA

y suelta la tensión de todo tu cuerpo.

PAUSA (10 segundos)

Ayúdate con la respiración.

PAUSA

Toma aire y, al exhalar, libera tus preocupaciones, inquietudes y pensamientos negativos.

PAUSA

Deja que todos ellos se vayan fuera de ti con el aire.

PAUSA (10 segundos)

Realiza este ejercicio tres veces.

PAUSA (30 segundos)

Ahora lleva toda la atención al centro de tu pecho.

PAUSA (10 segundos)

Imagina una luz que se enciende ahí: tu propia alma.

PAUSA (10 segundos)

Siente cómo se expande un poco, en el centro de tu pecho,

PAUSA

y cómo emite dos rayos de luz,

uno hacia el centro de la Tierra y otro hacia la Fuente, la luz original de la que un día partiste. PAUSA (20 segundos)

Conectado con tus dos esencias, la Tierra y la Fuente,

siente en este momento tu unidad con ellas.

PAUSA (20 segundos)

La Tierra se manifiesta en ti a través de tu cuerpo físico.

PAUSA (10 segundos)

La Fuente se manifiesta en ti a través de tu divinidad: tu alma.

PAUSA (10 segundos)

Luz y materia como uno, formando un solo ser.

PAUSA (10 segundos)

Siente esta unidad y repite interiormente:

Yo soy uno en mí.

PAUSA (10 segundos)

Yo soy uno con la Madre Tierra.

PAUSA (10 segundos)

Yo soy uno con la Fuente.

PAUSA (10 segundos)

Mi alma y mi corazón funcionan como uno.

PAUSA (10 segundos)

RELAJACIÓN

Siente ahora cómo tu mente se fusiona con tu corazón.

PAUSA (10 segundos)

Generando en ti la unidad interna.

PAUSA (30 segundos)

Alma y corazón y, también, mente y corazón.

PAUSA

Lleva toda la conciencia a ese órgano que late dentro de ti,

PAUSA

el refugio físico de tu divinidad.

PAUSA (20 segundos)

Tu corazón bombea sangre a todo tu organismo,

PAUSA

llevando con ella luz a tus células, la luz de tu alma.

PAUSA

Siente esta integración en ti

PAUSA

y permite que todo tu cuerpo se regenere ahora, desde la unidad interna.

PAUSA

Luz y materia, luz y conciencia.

PAUSA (40 segundos)

En tu sangre ahora se engloban los cuatro elementos:

la tierra, a través de la materia;

PAUSA

el agua, mientras tu sangre fluye;

PAUSA

el aire, a través del oxígeno que tu sangre transporta;

PAUSA

y el fuego, a través de la luz de tu alma, que está llegando a todo tu organismo,

a través de tus venas y arterias, impulsada por el bombeo de tu corazón.

PAUSA

La luz que irradia tu alma.

PAUSA (30 segundos)

Este proceso está devolviéndole el equilibrio, la fuerza y la conexión a tu cuerpo y a tu aura.

PAUSA

MEDITACIÓN

La energía que irradias ahora habla de unidad,

PAUSA

unidad interna, integración de luz y materia, de alma y conciencia.

PAUSA

Siente cómo tu aura se llena de luz arcoíris, emitida desde el centro de tu pecho.

PAUSA (10 segundos)

Y cómo esa luz arcoíris va elevando tu frecuencia.

PAUSA (10 segundos)

Eleva tu vibración y te invita a sonreír.

PAUSA

Sonríe. Acompaña con el gesto este sentimiento:

PAUSA

la unidad y la alegría que forman parte de tu ser, de tu esencia.

PAUSA (20 segundos)

Todo tu organismo sonríe contigo.

PAUSA

Tu piel, tus músculos, tus órganos, tus huesos, tus células.

PAUSA

Todo en ti sonríe a la vida.

PAUSA (10 segundos)

Siente la explosión de alegría, que se va despertando en ti,

PAUSA

para situarte en el lugar y en la conciencia que viniste a manifestar en esta Tierra.

PAUSA (2 minutos)

Ahora fíjate bien, porque aparece ante ti un sendero.

PAUSA

Un sendero que te lleva hacia una vieja cabaña.

PAUSA (10 segundos)

Aproxímate a ella

PAUSA

y coloca tu mano en la desvencijada puerta, antes de entrar.

PAUSA (20 segundos)

Siente la energía de ese lugar, llegando a ti a través de tu mano.

PAUSA

Cuando abras esa puerta te encontrarás a ti mismo en su interior,

PAUSA

reflejando todo aquello que tu alma anhela dejar atrás.

PAUSA (10 segundos)

Adelante, abre la puerta y entra.

PAUSA (30 segundos)

Ese tú que estás contemplando es el reflejo de lo que no necesitas ya.

PAUSA (10 segundos)

¿Qué hay en él que hoy tu alma te invita a soltar?

PAUSA (1 minuto y medio)

Todo eso que ahora ves forma parte de ti mismo en este momento de tu vida.

PAUSA (10 segundos)

Quizás te aportó un gran aprendizaje,

PAUSA

quizás te ayudó a hacerte más fuerte,

PAUSA

quizás te limitó.

PAUSA

Sea como sea, lo importante ahora es que comprendas su función

PAUSA

y te decidas a dejar que se vaya lo que se debe marchar.

PAUSA (40 segundos)

En el interior de esa cabaña te das cuenta de que tú estás lleno de luz arcoíris,

PAUSA

tú, el que has entrado para contemplar tu reflejo.

PAUSA

Tu aura está llena de luz arcoíris y ahora la emites en ese lugar,

PAUSA

hacia ese otro tú que contemplas frente a ti.

PAUSA (10 segundos)

Con la luz arcoíris le vas ayudando a desprenderse de aquello a lo que se aferra por temor. PAUSA (10 segundos)

¿Quizás, la tendencia a reaccionar de un modo nocivo para ti?

PAUSA

¿Quizás, el apego a lugares, situaciones o personas?

PAUSA

¿Quizás, la falta de autoestima o la confianza en la vida?

PAUSA (10 segundos)

Siente el poder de la luz arcoíris, iluminándote,

PAUSA

a esa aparte de ti que teme o sufre.

PAUSA (10 segundos)

Y nota cómo todo lo que ha de marcharse hoy se desprende y se evapora.

PAUSA (20 segundos)

Incluida la cabaña en la que ese otro tú habitaba.

PAUSA

La luz arcoíris disuelve sus paredes y su oscuridad.

PAUSA (10 segundos)

Y te quedas frente a ti, completamente desnudo, lleno de luz.

PAUSA (20 segundos)

Ese tú que ahora contemplas es tu nuevo yo, el que renace.

PAUSA

Ábrele los brazos para que se integre en ti.

PAUSA (20 segundos)

Y siente la palabra que brotará desde el centro de tu corazón,

PAUSA

para expandirse por toda tu aura.

PAUSA (10 segundos)

Una palabra que será tu guía, en este nuevo ciclo que pronto comenzará.

PAUSA (20 segundos)

Esa palabra será tu pauta y tu señal,

tu recordatorio cuando te olvides de vibrar en su frecuencia.

PAUSA (10 segundos)

Repítela en tu interior tres veces para darle fuerza.

PAUSA (10 segundos)

Y siente cómo se instala en tu aura en forma de chispas de luz.

PAUSA (10 segundos)

Chispas de luz que llegan también a tu mente,

para generar nuevas conexiones neuronales,

que te ayuden a avanzar en esa dirección, a vibrar en esa frecuencia.

PAUSA (40 segundos)

Esa palabra se emite ahora de manera constante desde tu corazón,

invitándote a vivir de ese modo, en esa dirección.

PAUSA

Proyéctala ahora hacia el centro del círculo

PAUSA

y nutre con ella la esfera que entre todos vamos a crear.

PAUSA (10 segundos)

Una esfera de luz de alta vibración

PAUSA

que se nutre ahora del mensaje del alma de cada corazón.

PAUSA (20 segundos)

Una esfera de luz que crece y crece

PAUSA

y se expande hasta abarcar a todo el círculo.

PAUSA (30 segundos)

Sumergido en esta gran esfera de luz siente la fuerza de la unidad.

PAUSA (30 segundos)

Percibe también el mensaje que esta esfera de unidad trae para ti.

PAUSA (30 segundos)

Y graba ese mensaje en tu conciencia,

para que nunca más te olvides de lo que tu alma y la unidad desean para ti.

PAUSA (20 segundos)

Entre todos impulsaremos esta esfera, para que llegue más allá de este lugar,

PAUSA

para que se expanda, llevando su luz a todos los rincones por donde pase.

PAUSA (10 segundos)

Hazlo ahora. Déjala ir.

PAUSA

Siente cómo llega y cómo impregna cada rincón de la Tierra,

PAUSA

dejando prendida en el aire una invitación:

PAUSA (10 segundos)

Hermano, hermana, vuelve tu mirada hacia el alma.

Siente en ella tu verdad.

Deja que se marche lo que ya se va.

PAUSA (10 segundos)

Permite la renovación que la vida ejerce de manera natural.

PAUSA (20 segundos)

Desde el máximo respeto a la voluntad de cada ser

vamos impulsando esta esfera de luz que entre todos hemos creado,

PAUSA

para ayudar a recordar,

PAUSA

a recordar lo esencial:

que la verdad está en el alma,

que el alma conoce el camino a seguir,

PAUSA

que la vida es inmensamente sabia y nos invita constantemente a evolucionar.

PAUSA

Para ello, a veces, hay que dejar que se marche lo que debe marcharse.

PAUSA (30 segundos)

Poco a poco, esa esfera se va acercando a las demás,

las otras esferas de luz que se han creado en la distancia,

desde cientos de lugares por todo el planeta.

PAUSA

Coloca ahora tu atención en las demás, para darles fuerza.

PAUSA

Observa el gran movimiento de luz que se está generando ahora alrededor del planeta.

PAUSA (10 segundos)

Siente cómo se atraen las unas hacia las otras,

PAUSA

buscando la unidad.

PAUSA (20 segundos)

Hasta que juntas generan una sola,

PAUSA

una sola esfera de luz que envuelve a la Tierra.

PAUSA (10 segundos)

Y que va emitiendo su preciosa energía para ayudar a todos sus ecosistemas.

PAUSA (10 segundos)

Su luz se impregna en el agua,

PAUSA

en las capas del suelo y del subsuelo,

PAUSA

penetrando hasta las profundidades de la Tierra.

PAUSA (10 segundos)

Su luz se impregna en todos los seres vivos, en todos los paisajes,

PAUSA

en los animales y en aquellas personas que acepten su frecuencia.

PAUSA (30 segundos)

Como seres humanos que nos hemos unido

para ayudar a que el amor se expanda sobre la Tierra

realizamos ahora esta ofrenda de amor, para nuestro amado planeta.

PAUSA (1 minuto)

La Tierra se nutre de esta energía y te da las gracias.

PAUSA (10 segundos)

Su alma emerge desde el centro del planeta

y se une a esta gran esfera de luz, que hemos generado en unidad.

PAUSA (10 segundos)

Somos uno con la Tierra.

PAUSA

Avanzamos en unidad con ella.

PAUSA

Y como ella nos disponemos a dar este gran paso evolutivo,

preparándonos para el nuevo ciclo, desde el amor y la consciencia.

PAUSA (30 segundos)

Esta Red de Luz que entre todos hemos creado continuará activa de manera permanente alrededor del planeta, emitiendo su frecuencia de alta vibración, para ayudar a todo aquel que desee y acepte su ayuda.

PAUSA (10 segundos)

La hemos creado en unidad y por eso es indisoluble y eterna.

PAUSA (20 segundos)

Damos las gracias a todos los seres de luz que voluntariamente nos han acompañado para realizar esta meditación.

PAUSA (10 segundos)

A la Madre Tierra y a la Fuente, por aportarnos su luz e impulsarnos con su amor.

PAUSA (10 segundos)

A todos los asistentes, en presencia o en la distancia, por colaborar en unidad.

PAUSA (10 segundos)

Coloca tus manos sobre la Tierra y pídele que absorba de ti toda la energía que tu cuerpo físico no sea capaz de sostener.

PAUSA

Desde Agartam te damos las gracias por tu hermosa colaboración en esta noche de luna llena y te invitamos a realizar la ofrendaque detallamos a continuación.

PAUSA

OFRENDA

Puedes realizarla en un lugar al aire libre o, si no te resulta posible, en una maceta donde haya una planta viva. En este último caso te recomendamos que no utilices la vela de la que se habla al final de la ofrenda.

Escribe en un trozo de papel aquello de lo que desea desprenderse tu alma, lo que has comprendido o concienciado durante esta meditación. Si no lograste ver o sentir nada escribe la frase: Lo que mi alma anhela dejar atrás.

Necesitarás también sal gruesa y el cuarzo que llevaste contigo durante el ciclo que con esta meditación concluye. No importa que hayas asistido sólo a una o a varias meditaciones. Ese cuarzo ahora lo entregarás a la Tierra, como símbolo de tu proceso evolutivo durante el año lunar que concluye. También necesitarás un poco de agua y una vela blanca.

Procedemos a la ofrenda:

  1. Cierra los ojos y solicita que la Madre Tierra te acompañe en este momento.
  2. Presentamos nuestro respeto a los guardianes de este lugar. Vamos a realizar una ofrenda a la Tierra. Nuestra intención se refiere sólo a nuestra propia energía.
  3. Haz un agujero en la Tierra.
  4. Convocamos a los cuatro elementos: tierra, aire, agua y fuego, para que apoyen nuestro propósito e impulsen nuestra intención, llevándola a la materia.
  5. Pon un poco de sal gruesa en el interior de ese agujero.
  6. Sobre ella, el papel donde has escrito lo que dejas atrás.
  7. Cubre ese papel con sal gruesa. La sal absorbe todo eso. Se inicia ya tu ejercicio de desapego, impulsado por los elementos y la Tierra.
  8. Coloca un poco de tierra sobre la sal.
  9. Encima de esa tierra pon el cuarzo que te ha acompañado durante las meditaciones anteriores a esta, como símbolo de tu proceso evolutivo, una ofrenda de amor y compromiso contigo mismo y con este planeta.
  10. Dale las gracias al cuarzo por la ayuda que te aportó, durante todo este tiempo.
  11. Cúbrelo todo con la tierra que previamente extrajiste.
  12. Coloca tus manos sobre ella, para sellar la ofrenda.
  13. Siente cómo tus manos impulsan la energía de esta ofrenda hacia el corazón del planeta.
  14. Siente cómo la Tierra lo acoge en su interior y te envía una respuesta.
  15. Da las gracias a la Tierra, porque ella está colaborando ya contigo, para que tu propósito se cumpla.
  16. Da las gracias también a los cuatro elementos: al aire, a la tierra, al agua y al fuego.
  17. Riega tu ofrenda con un poco de agua.
  18. Coloca sobre ella la vela blanca y enciéndela.

 

Voz: Alicia Sánchez Montalbán

Mas información, calendario y actividades en www.agartam.com

Anuncios

Deja un comentario