canalizaciones

LA VIEJA ENERGÍA ADICTIVA – Kryon

«Has venido de la Fuente Creadora; tu alma tiene una parte de Dios en ella y está ansiosa por salir, y esa caja en que la conservas, llamada vieja energía de “yo sé lo que hago“, tiene que empezar a cambiar. ¡Rompe las ataduras!»

ESCUCHA…

 

LEE…

Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.

Mi socio se hace a un lado, como siempre. Les daré un mensaje ahora del que él no está enterado, o que no está enterado de que sería dado. Así es como funciona, querido, que la información que se da desde el otro lado del velo, es información que no esperarían, dada de maneras que podrían no afrontar.  Esta noche es una revelación que avanza más que nunca en las diferencias entre la vieja y la nueva energía.

Hoy mi socio trató de disponer la escena para que puedan entender que antes de 2012 había una energía que ustedes ya no volverán a habitar, no regresará, y la energía que está empezando a instalarse en este planeta está llena de nuevos paradigmas. En el pasado les hemos contado lo que estos nuevos paradigmas crearán a menudo. Como las cosas ya no son como eran, suele haber desilusión. “No salió como yo pensaba.  Ya no es como solía ser”. Bueno, no, no lo es. No lo es.

La nueva energía está llena de sentimientos que son completamente diferentes, reacciones totalmente diferentes. Expectativas totalmente diferentes. Y en estas cosas se esconde una verdad. Esa verdad es que está en marcha un desarrollo del ser humano en sí; cómo se sienten respecto a cierta clase de cosas.  Empiezan a ver más compasión, y menos críticas. Pero queridos, no es de eso que quiero hablar. Eso va a suceder lentamente, en las percepciones de quiénes son ustedes.

Quiero hablar de esta diferencia, que empieza a hacerse aún más grande que nunca antes, entre la oscuridad y la luz. La manera en que ustedes perciben las cosas en la vieja energía, y cómo las perciben en la nueva energía. Y qué pasa cuando ustedes arrastran la vieja energía hacia la nueva. Ya les dijimos antes: en estos tiempos ya no se pueden sentar en la cerca a mirar. No pueden decir que son trabajadores de luz,  personas compasivas, y luego no ser compasivas.  No pueden decidir ser una cosa un día, y  otro día ser otra. Así era en la vieja energía.

Ya les contamos antes sobre el drama que la gente crea una y otra vez, y que les viene bien, porque así les prestan atención y consiguen lo que quieren. Y cuando se encontraron en la nueva energía, se encontraron expulsados, excluidos, no aceptados. Encuentran de pronto que las viejas energías no se corresponden en absoluto con lo que está sucediendo en el tiempo nuevo.

Los procesos y procedimientos en los que confiaban, porque funcionaban, empiezan a cambiar, a transformarse, y ya no funcionan. Pero ya lo dijimos antes.  Me gustaría contarles cuán adictiva es la vieja energía.

Me gustaría empezar a contar y mostrar con ejemplos algunas cosas que solo hemos discutido antes en forma marginal, para las que ha llegado la hora. Es difícil describirles cuán adictivo es algo, aun cuando es negro, negro como la noche.  Si sobreviven de cierta manera porque no podían ver bien, y de pronto se enciende una luz, muchos ansiarán la época en que estaba oscuro, porque sabían cómo manejarse en la oscuridad, pero no saben cómo manejarse en la luz.  Habrá quienes estén acostumbrados a un paradigma de lucha, y cuando llega la luz y hay benevolencia y alegría, compasión y belleza, anhelan los viejos días de lucha. Una y otra vez. Parece increíble que alguien haga algo así cuando se le ofrece algo mucho mejor. Una actitud benévola de expectativas, eso es lo que está aquí en la luz.  Pero hay algunos que pasan tanto tiempo luchando, que no pueden verla. Incluso si se les ofrece, no la quieren. ¿Cómo puede ocurrir algo así?

Otros ejemplos; no solo ejemplos, queridos, sino que pueden verlos ahora mismo. Vamos al presente, a lo que sucede justo ahora, hoy. Otra vez voy a explicar algo que parece increíble, y ejemplifica la diferencia entre una energía oscura y una energía luminosa, donde la luz ni siquiera empieza a verse, y los que desean chapotear en aquello que solían conocer, quieren seguir haciéndolo sin ver nada mejor, sin ver qué está pasando, porque lo oscuro es tan adictivo.

Y ustedes dirán, “Bueno, no se trata de mí.  No es por mí. Yo no chapoteo en la oscuridad.”  Y yo digo: todavía no entiendes realmente. Los seres humanos tienen un problema: que tienden a querer lo  que acostumbran, sin siquiera entender que es vieja energía. Algunos dicen, “Bueno, yo entiendo eso, yo estoy en la luz.” Y yo les digo: están en la luz como personas oscuras. Estás en la luz, ¿cuál es tu alegría?

Quiero darles un ejemplo que es muy, my actual; no hace mucho, alrededor de 2011, algo sucedió en Corea del Norte. El hijo asumió el mando, y no vamos a mencionar su nombre en este mensaje; todos saben de qué hablo. El muchacho se transformó en un emperador de la noche a la mañana, y él había estudiado con su padre y también en Occidente. De modo que sabía quiénes son ustedes. Conocía la cultura de aquí, de este país. Estaba en una encrucijada, y en ese entonces les dijimos a ustedes lo que ahora llevamos a otro nivel. Les voy a preguntar qué harían ustedes en su lugar.

En este momento él está ante un precipicio de grandeza, se apodera de su país, va a ser el dictador, el emperador, y todo lo que ha hecho en su vida es observar el egoísmo de su padre, y ha aprendido que así son las cosas.  Y más que nada, él quiere ser famoso, más que ninguna otra cosa. Quiere ser visto y amado por su pueblo. Esto es lo que hace un egoísta, así es él. Quiero que se pongan en su lugar en este momento, sabiendo lo que está sucediendo en el planeta, sabiendo lo que ustedes saben por su educación en Occidente.  Educado en Occidente, y aquí lo tienen, en este momento, siguiendo la herencia de su padre para Corea del norte.

Empezó a tomar decisiones, cosa rara, en 2012. Allí fue cuando sacó el decreto de que él era el emperador, conductor del partido del pueblo, podrían decir, y empezó a tomar las decisiones. Ustedes son él, por un momento. ¿Qué harían –  con una hoja en blanco – que creara algo que ustedes quieren más que ninguna otra cosa en el planeta?  ¿Qué quieren?  Ser reverenciados, idolatrados, considerados importantes, ser lo único.  ¿Qué podrían hacer, en esa encrucijada, en 2012?

Les diré: él se lo perdió. Se equivocó. Es actual, a causa de lo que va a suceder. Si él hubiera visto venir la luz, aún en su mente egoísta y codiciosa,  si él hubiera visto venir la luz, si hubiera entendido algo distinto de la oscuridad, todo hubiera sido diferente. Piensen por un momento, ¿qué hubieran hecho?  Aquí está la opción; justo ahora en 2012, ustedes son él.  Él podría haber sido alguien a quien el planeta hubiera colocado en un pedestal para toda su vida. Lo primero, haber unificado Corea del Norte y Corea del Sur, reuniendo a las familias después de tantos años. La benevolencia de esto hubiera echado a rodar una bola, dejando de lado cualquier idea de guerra, hablando de lo que es paz entre las dos Coreas, y todo empieza a cambiar. Entra en las Naciones Unidas en Nueva York y es ovacionado de pie. Aparece en las tapas de todas las revistas. ¡Todos lo ven como un héroe mundial!  Todo el planeta lo reverencia y lo adora por hacer algo que nadie hizo nunca. Una sabia decisión que lo trajo a la luz, ayudando a su pueblo, que es  exactamente lo que él quería, obteniendo todos los galardones posibles en su vida, ¡entrando en la historia por cambiar a la Tierra misma!  ¿Y qué hizo? (se ríe)  ¿Han leído los diarios últimamente? ¿Es la oscuridad tan adictiva que él no lo pudo ver?

Sí, él hubiera cambiado las políticas. Lo hizo de todos modos. Mató a un familiar, así que él lo hizo. Era su decisión, y se lo perdió. Se lo perdió completamente. Todo lo que él había querido, de joven, egoísta, como lo entrenó tan bien su padre, todo lo que había querido estaba a su alcance en ese año. Y por las decisiones que tomó, chapoteando en lo que solía ser, en el viejo paradigma, que no funciona ni funcionó nunca, que la Tierra vio y descartó, él es un paria de la vieja energía, levantando la mano, creando problemas al planeta, pensando que esto es lo que tiene que hacer. Y no va a durar mucho.

Les quiero decir: así de adictiva es la vieja energía.

¿Qué clase de adicción tiene la vieja energía para ti? ¿Continúas haciendo cosas que crees que son absolutamente correctas? Expectativas, percepciones, que se te dieron en una vieja energía y en las que todavía te revuelcas, en la luz. Te tengo noticias: no podrás hacerlo mucho tiempo. En primer lugar, perderás algunos amigos. Ya no puedes afirmar que eres una cosa y ser otra.

Entonces empecemos a ampliar esto. Si la oscuridad es tan atractiva, ¿estará afectando algo más?  Y la respuesta es sí; afecta todo lo demás. Hay toda una industria que ya les dijimos que eventualmente fracasará, porque se ha desarrollado en la vieja energía, ha caminado en la vieja energía, y no tiene integridad. Y eso es la gran industria farmacéutica. Les dijimos que su caída es inminente y vendrá de quienes la rodean con su propia cultura.  Cuándo sucederá, depende de ustedes.  Cuándo quedará expuesta, depende de ustedes.

Miremos por un minuto, no eso, sino lo que esa industria hace. Está comprometida con una idea vieja y oscura: que la química es la respuesta para la sanación. Y en la luz, empieza a aparecer otra industria totalmente distinta.  Esa industria es esta: la percepción conciente de que el cuerpo humano es el sanador, y que no se ponen cosas dentro de él para sanarlo. En cambio, lo que se hace es darle conjuntos de instrucciones. Conjuntos de instrucciones de alta tecnología  para que se sane a sí mismo.  Homeopatía con esteroides, dirían ustedes.

Y están llegando procesos que comprenden mucho mejor a este cuerpo humano  de ustedes que cualquier químico o cualquier situación médica u hospital. Y la luz empieza a demostrarlo, la respuesta no está en la química. La respuesta está en dar instrucciones al cuerpo. Y cuando empiezan a tener una situación, ya sea a través de las células sistémicas o a través de las que llamamos células de génesis, o ya sea hablando a los telómeros, es algo que no solo tiene que ver con la consciencia, sino con procesos que están llegando. Una manera nueva.

¿Cuánto dinero creen que está invertido en la manera vieja? Y si observan eso, tengo una pregunta: ¿por qué ellos no pueden ver lo que está llegando? Y la respuesta es que siguen chapoteando en lo que fue. Si vieran aunque sea en los negocios,  los potenciales de una frontera en instrucciones para el cuerpo, en sanaciones mayores, procesos que necesitan inversiones, ¿no creen que ellos querrían acercarse e iniciar esto en la luz?  Y la respuesta es ¡No!  Igual que el líder de Corea del Norte. Es demasiado adictivo. Quieren lo mismo, lo que siempre funcionó y siempre lo hará.

Cuando encienden la televisión por la noche, todo lo que oyen es cómo la química no funcionó. Y tienen la oportunidad de juntarse con otros y hacer juicio a las empresas por lo que no funcionó. ¿Alguna vez oyeron sobre los efectos colaterales de lo que no funciona? Tal vez pensarían que estos serían una ligera indicación, o motivación, o información, que dice “¡Esto no funciona!” Pero ellos no lo ven.  ¿Se dan cuenta? Ellos chapotean en algo que los va a llevar al fracaso. No ven la luz; no ven lo que está llegando.  Podrían invertir en eso; podrían hacerlo funcionar. Podrían descartar lo que no funcionó, y empezar a entender que la bola está rodando hacia nuevos paradigmas de sanación, incluso para la industria de la medicina: instrucciones para un cuerpo que quiere sanarse a sí mismo. Construido y diseñado para rejuvenecerse; el Innato sabe qué hacer. Y ellos no saben.

Ustedes pensarían que quien estudia medicina, y estudia durante años, y luego hace un juramento que  promete no hacer daño y ser  un buen médico, hará lo mejor que puede  para ayudar a la humanidad. Y ahí viene un invento, pero no le  cae bien, porque no es lo que  le dijeron que funciona. De hecho, le enseñaron que eso no funciona. En un viejo paradigma, en su educación, y enseñado  por quienes   respeta, recibe información que ahora se actualiza. Entonces, ¿por qué no la actualiza?  La respuesta es que sigue chapoteando en lo que pensó que era correcto, que es lo que funciona. En realidad es casi una traición mirar eso, incluso examinarlo. Hay nuevos protocolos para los médicos que empezarán a ayudar a la gente más que cualquier cosa que haya estudiado. Pero seguirá chapoteando en lo viejo. No va a mirar.

Alguien viene y dice:”¡Mira: puedo probártelo! Mira, mira esta prueba que tenemos, toma un tiempo conmigo para mirar a esto que tenemos.” Y dice:” No”.  “Pero, ¿por qué no?”  “Porque no lo creo.” “¡Pero si no lo has visto!” y dice: “No vamos allí.”  Y algunos morirán, después  de vivir toda una vida en una vieja energía sin entender lo que podrían haber hecho, si solamente hubieran mirado.

Así de adictiva es la vieja energía. La naturaleza humana. “Si funcionó antes, va a funcionar otra vez, esto es lo que ellos entienden, es lo que hago. No me muestren nada nuevo, porque a mí me enseñaron que lo que tú tienes no va a funcionar, no puede funcionar, por razones físicas que sé que son verdad.”  Y de pronto la física cambia.  De pronto el sol sale, de pronto hay ideas nuevas. ¿Pueden imaginar decirles a algunos de los grandes inventores de la historia que paren y desistan?  ¿Le pueden decir a los hermanos Wright que eso no va a funcionar, que lo deje? ¿Pueden mirar a Tesla y decirle: “Eso es una tontería, vas a electrocutar a las personas.”?  Es la misma actitud, y todavía continúa.

Entonces ahora cambiemos y hagámoslo un poco más personal. Queridos, si ustedes han crecido en la metafísica, si se llaman a sí mismos chamánicos educados e informados, si lo han estado haciendo durante años y conocen los procesos, saben cómo funcionan, han sido sanadores por muy largo tiempo, están orgullosos de su conocimiento, debieran estarlo. Han ayudado al planeta y a todos a su alrededor. Y de pronto la energía misma empieza a cambiar. La frecuencia con que han estado trabajando, llamada “conexión con la Fuente” se ha movido. Y cuando alguien les muestra esto, en lugar de considerarlo y decir: “Qué grandioso es esto, muéstrame más”, dices: “Voy a cerrar la puerta, porque no voy a ir allí. Para mí no se ha movido, para mí está bien.” Sin entender que sí se ha movido para ti. ¿Cómo te sientes al respecto? ¿Trabajando para nada? ¿Estás contento con esto?

Los sanadores empiezan a perder la conexión que tenían, ¡incluso los meditadores! Empiezan a preguntar, “¿A dónde se fue el Espíritu? Me siento y ya no lo siento.”  Lo dijimos antes, lo enseñamos, la frecuencia misma de Dios dentro de ustedes empieza a volverse más elevada que nunca antes, más que lo que creyeron que sería, y ustedes sintonizan la frecuencia más baja y les gusta.  Y van a decir: “Bueno, no es mi caso.”  Piénsenlo  bien, realmente.

¿Cuál es su factor de alegría?  Si Dios es real para ustedes y la frecuencia empieza a elevarse, y el velo empieza a entrar y fluir, la rejilla magnética ha cambiado, todo está bien para el alma antigua y para el trabajador de luz, ¿has aprovechado la ventaja de esto? ¿Has visto la nueva luz que llega? ¿Te has mirado a ti mismo? Has dicho “Está bien, todas las cosas que yo conocía, tal vez, quizás, ¡hayan cambiado!”  O dijiste: “Yo sé lo que hago, he sido educado, y es así como funciona.” Esto es demasiado personal, pero queridos, almas antiguas, ustedes son quienes escuchan esto y tienen que moverse hacia la luz.

Y la vieja energía es tan adictiva, ¡tan adictiva! ¿Pueden creer la historia del líder norcoreano que rechazó ser adorado toda su vida por algo simple que él no pudo ver, teniendo todo lo que él había soñado en un latido del corazón, pero nunca lo vio, no estaba en la agenda, porque él creía que sabía qué era lo que funcionaba en la oscuridad.

Lo que les estoy diciendo es esto: Si son trabajadores de luz, es hora de entrar en la luz. Las cosas que creían conocer, muy bien pueden haber cambiado ligeramente, en lugar de estar ancladas en una verdad que creen que no cambiará nunca.  Cuando se enciende la luz en un cuarto oscuro se ven cosas nuevas, en lugar de ponerse anteojeras y decir: “Solo quiero lo que ya conocía.” La luz, la energía, todas estas cosas empiezan a crear paradigmas muy nuevos. Quien entra en la luz va a vivir una vida mucho más larga, queridos. Porque va a ser frustrante quedarse en un lugar que no entienden, que va empeorando, solo porque creen saber lo que hacen.

Entonces, esta es la súplica: a tu alrededor hay un entorno, igual que esta mañana. Has venido de la Fuente Creadora; tu alma tiene una parte de Dios en ella, y está ansiosa por salir, y esa caja en que la conservas, llamada vieja energía de “yo sé lo que hago” tiene que empezar a cambiar. ¡Rompe las ataduras!  Nunca necesitarás desaprender lo que sabes, pero en el proceso de mirar a la luz, puedes realzarlo y llegar al próximo nivel, con tanta belleza y alegría, en una transición suave, no una difícil, sin sufrimiento. Esta es una nueva energía; nuevos paradigmas, simplemente esperando por ti. Esperándote.  Hablo a los sanadores que todavía usan todos los métodos que usaban, porque funcionaban y funcionaban, siempre funcionaban, y ahora les decimos ¿Qué les parecería duplicar la eficiencia de todo lo que hacen? Y dicen: “Pero yo conozco esto mejor que cualquier otra cosa, y por eso me voy a quedar en la oscuridad y a hacer lo que hago, eso es lo bastante bueno para mí.” Y yo diré: si ese es tu caso, alma antigua, no sabes para qué naciste. Naciste para estar aquí durante el cambio y la transición, para entrar en los nuevos paradigmas y mostrar la luz y llevar a muchas personas contigo. Por eso estás aquí, por eso naciste. Quedarte en la oscuridad no le sirve a la humanidad ni al planeta, no sirve.

Y en el amor que se ofrece en este salón, te digo que están extendidas las manos desde la Fuente Creadora, diciendo: Por esto estás aquí. Entra en la luz sin temer a lo que pueda pasar. No alterará lo que ya aprendiste, sino que lo realzará grandemente cuando tú, tú mismo, empieces a cambiar. Más alegría en tu corazón, más compasión, más conocimiento, piensa en esto. Imagina un equilibrio que nunca tuviste antes. Imagina la madurez y la información que tanto te interesan, que vuelan hacia ti desde fuentes que ni siquiera conoces. Estas son cosas que tú pediste.

¿Qué intentaste últimamente, en los últimos 20 años, que no funcionó?  ¿Lo vas a probar otra vez? Y la respuesta es ¡No!  Y preguntamos ¿Por qué? y nos dices: “¡No funcionó!” Ahora bien: da vuelta la página, como diría mi socio, ven a la luz, y entérate de esto: ¡No era el momento! Prueba otra vez. Y en esta otra vez me refiero a intentarlo con mayor sabiduría, en la luz, con más cooperación.

Las reuniones como esta se hacen por una razón: para que ustedes puedan conocerse y encontrar la luz. Para que estén con personas de mentes afines, y encontrarán equilibrio allí, porque conocerán a algunos que tal vez saben cosas que ustedes no saben. Porque dos o más reunidos crearán más que uno. Es por eso que están aquí.

Todo esto tiene que ver con la nueva energía y el alma antigua. Es por eso que están escuchando esto, queridos, porque hay algo que deben saber: ¡esa vieja energía es tan adictiva!  Los llama: “Ven, quédate conmigo. Quédate.”  Algún día ya no habrá más vieja energía. ¿Por qué no entrar en la luz ahora, hoy, trabajador de luz?

Tuve que decirlo de estas maneras.  Ya vieron la tontería del líder coreano del norte. Y esa tontería está en toda la decisión entre luz y oscuridad, llegando incluso al sanador, al meditador, al lector.

Los procesos que ustedes creen conocer, queridos, la sola intuición de ustedes puede hacerlos mucho mejores. Tienen al Innato listo para actuar en su cuerpo como una fuente de sanación; tienen su intuición lista para expandir todo lo que creen que saben, ¿y cuál es su decisión?  Lo dejaré allí.

Es un tiempo de gran amor, de gran cambio, de gran compasión. Aquí están, en el mundo, donde la mayoría de los ciudadanos y de los países quieren llevarse bien. ¡Y eso es nuevo!  En el pasado, un líder desequilibrado ha sido capaz de empujar a todo el mundo hacia la guerra.  Y de pronto, ya no puede. En cambio, tienen todo un planeta que quiere paz, para sus hijos, algo que otras generaciones nunca tuvieron. Una cultura tras otra, diferentes como son, entendieron la premisa de que la guerra no funciona. Y una Tierra que siente eso colectivamente, irá apartando eventualmente a los que querrían lo contrario.

Les dijimos que eso estaba llegando. Les dijimos que ese comodín que ustedes llaman Trump tiene más cosas que son salvajes (se ríe).  Les dijimos eso casi un año atrás; casi.

De modo que, queridos, esta es la encrucijada entre oscuridad y luz; en un momento en que tal vez no esperaban oírlo, les decimos que las cosas están cambiando muy rápido, y que si controlan su vida tienen todas las opciones para derribar los obstáculos y ver qué hay de nuevo. Empiecen a entender que es por eso que están aquí, y a tomar la mano extendida desde la Fuente Creadora para ustedes, que ha estado tratando de decirles durante largo tiempo que para eso nacieron. Para eso nacieron.  Sean trabajadores de luz. Sean faros de luz.

Yo soy Kryon, enamorado de la humanidad. Y para la humanidad esto está cambiando todos los días, esta oscuridad en la que crecieron. ¿Están entendiendo, se dan cuenta, de que sus hijos ya no tendrán eso? Ahora mismo hay niños entrando en esta nueva energía que nunca experimentarán la oscuridad. Ellos solo conocerán la nueva rejilla magnética, solo conocerán al Innato que está llegando. Combatirán la oscuridad mucho mejor que cualquier cosa que ustedes hacen. No comprenderán en absoluto algunas actitudes de ustedes, porque solo verán la luz. Puede que no tengan nada que  ver con la metafísica, y todo que ver con el nuevo ser humano. Puede que no sean espirituales, sin embargo tendrán todo que ver con el Dios interior. ¡Y ese es el nuevo humano! En el que la espiritualidad no es necesariamente una opción, sino algo con que han nacido, una comprensión innata de que son una pieza del Creador, y que el equilibrio y la paz son el objetivo principal de todos los humanos. ¿Eso suena como la vieja energía en que ustedes crecieron? Con ella están luchando.

Queridos, no esperen a los niños. Los necesitamos ahora, lo bastante maduros para desechar lo viejo y aceptar lo nuevo. Resistan.

Y así es.

Kryon

 

Canalización de Kryon por Lee Carroll en Stanford, Connecticut el 12 de Agosto de 2017 – www.facebook.com/kryonespanol/

 

Traducción: M. Cristina Cáffaro – www.traduccionesparaelcamino.blogspot.com.ar

Anuncios

Deja un comentario