canalizaciones

LA SINCRONIZACIÓN CON LAS REJILLAS PLANETARIAS – Maestro Jesús a través de Kai

«Tú no eres tu enojo. Tú no eres tu miedo. Tú no eres tu alegría. Tú no eres tu amor. Tú eres todo y mucho más que eso.»

ESCUCHA…

LEE…

Proyecto Conciencia Solar, Séptima Meditación Mensual

De nueva cuenta abrimos este espacio de conexión y sintonía con la energía de la Tierra y la Banda de Fotones. En el más profundo amor y respeto, saludo a cada corazón que se encuentra en sintonía con este espacio en este momento y abrazando en amor el proceso individual de cada uno, honro su existir aquí y ahora.

Las mareas del cambio continúan en movimiento a medida que Gaia ajusta la frecuencia planetaria de acuerdo al espacio tiempo en el que se encuentra. A lo largo y ancho de la Tierra se ha generado una gran sacudida que ha emergido desde las profundidades, creando una secuencia de ajustes que han afectado tanto física como emocionalmente a toda la Humanidad.

En el plano de lo que invisible a los ojos, GAIA ha generado una oleada de sincronización en la Rejillas Planetarias, iniciándose un proceso gradual de unificación y fusión que va a demorarse en concretarse aproximadamente cuatro años. El inicio de esta sincronización se dió en el espacio tiempo comprendido desde el 25 de julio hasta el 21 de agosto.

Este ciclo inicial es el que se ha sentido muy profundamente a nivel emocional y físico, pues ha sido un inicio un tanto drástico, ya que el proceso mismo de unificación de las Rejillas trae consigo el empuje para una profunda transformación para la Humanidad. Los efectos han sido tanto físicos como emocionales, viéndose afectada también la realidad en la que habitas.

Posteriormente al 21 de agosto la onda energética de ajuste continúa generando efectos, produciendo algo así como una “resaca” energética y emocional. Los efectos varían desde sentir el cuerpo físico muy adolorido y agotado, las emociones revueltas pasando por la nostalgia, la frustración y el enfado, hasta depresiones más profundas o sentimientos de pérdida y duelo que surgen sin ningún motivo aparente. En otros casos,  puede presentarse una gran lucha interior y sentimientos de profundo miedo, pues todo aquello que había permanecido oculto en el interior de las personas está surgiendo a la superficie con gran fuerza para exponer aquello que ya es momento de transformar.

Ese es el resultado directo del movimiento de sincronización de las Rejillas Planetarias, pues debido a que la Rejilla Cuántica es el espacio donde se sostiene la realidad colectiva, ha sido necesario crear ajustes en todos los sentidos para que la conexión con la Rejilla Cristica se logre manifestar. De manera que, durante este proceso, los aspectos de si mismos que aún se aferran a estructuras y creencias basadas en el miedo, quedaron expuestos y más visibles durante esos días previos al Eclipse y al mismo tiempo se extendió a través de su interior un renovado impulso de empoderamiento y transformación que muchos de ustedes aprovecharon para generar un cambio profundo o una liberación muy grande, lo que ha permitido que una nueva y más libre versión de si mismos naciera para afrontar estos tiempos.

Con este ajuste de las Rejillas, GAIA ha creado una gran ventana de oportunidad para la sanación de la memoria colectiva. La memoria de la caída de Atlántida, la memoria Lemuriana y principalmente la memoria de la separación de la energía femenina y masculina con todo el bagaje emocional que conllevan, se pusieron en movimiento para generar la liberación.

Por ello durante ese período es posible que hayan resurgido viejos temas e historias que les llevaron a ver de frente y confrontar lo más profundo de su dolor. Esa es la forma de evolucionar en esta Tierra, viendo de frente el dolor y trascenderlo desde la fuerza interior impulsada por el Amor.

La Tierra es el planeta donde las Almas vienen a aprender a través de la dualidad y como tal, aquí experimentarás tanto el Amor como el dolor, eso es inevitable. Cuanto más rehúsas observar y reconocer todos los aspectos de tu ser, más sufres. Por ello, es necesario aceptar todos los matices de tu vida y tu historia. Es necesario vivir las emociones, sentirlas y luego trascenderlas sin emparentarse con ellas, pues tú no eres definido por tu dolor o tus miedos. Las emociones que vives son transitorias. Tú no eres tu enojo. Tú no eres tu miedo. Tú no eres tu alegría. Tú no eres tu amor. Tú eres todo y mucho más que eso. Tú eres una Alma que ha elegido vivir en esta Tierra de contrastes y diversidad para aprender de todo ello, para moverse a través de todo ello. Acepta y honra tu Humanidad y con ello aceptarás y honraras tu Divinidad.

El ser humano deja de evolucionar y se estanca cuando se define a sí mismo por medio de sus emociones y comienza a vivir con ellas desde el apego, es decir cuando no dejas ir lo pasado. Ahí es cuando el ego toma el poder y crear un personaje basado en esas emociones con las que te has definido. Durante este proceso de ajuste todo ha quedado al descubierto, es decir el ego ha quedado expuesto a medida que el Alma ha puesto a prueba a cada uno de ustedes, abriéndose la puerta para la transformación. Todas esas protecciones o defensas que el ego sostiene o sostenía se derrumbaron, quedaron visibles, para que desde el poder interior cada uno de ustedes se atreviera finalmente a soltarlas.

Una puerta se abrió a través de la cual la verdadera esencia de cada uno se asomó para mostrarles otro rumbo de posibilidades. Ya no necesitas cargar más con tus miedos, pues éstos son solo una ilusión. Ya no necesitas cargar más con tus culpas, pues éstas son residuos de experiencias pasadas que te impiden avanzar. Ya no necesitas cargar más con la amargura que surgió como resultado de aquello que no pudo ser, pues en tu vida has tenido todo lo que realmente necesitabas para aprender y evolucionar. ¿Estás realmente dispuesto a auto liberarte de tu personalidad? ¿A transformarte más allá de tu ego? ¿A ser libre sin condicionamientos? Si la respuesta es SÍ, entonces estás en el camino de la Maestría y la Transformación.

Ver las cosas tal cual son no siempre es fácil. De hecho, este proceso planetario se ha percibido tan cargado de dolor y tristeza porque es un proceso que afecta directamente al ego. El que sufre es el ego. El que se enfada por queda expuesto es el ego. Pues es el ego la armadura con la que te vistes todos los días para sobrevivir en este mundo. Sin embargo, ¿qué harías si te dijera que no necesitas una armadura para estar seguro? La seguridad te la brinda la conexión misma con tu verdadero Ser, aquel que Ama desde la inocencia. Aquel que ve más allá del dolor y se conserva a si mismo en el Amor. Aquel que aprende de los golpes y de las caricias. Aquel que recuerda que esté donde esté, la Divinidad siempre se encuentra en su interior. Esa es la gran Maestría de la tercera dimensión: lograr trascender el miedo con el que se alimenta el ego y aún en las circunstancias más difíciles abrirse al Amor y a la Unidad. Cuando eso se logra, se abre la puerta de la sabiduría interior y el mundo se ve con ojos renovados. Cuando recuerdas que siempre estás sostenido por la Divinidad, las armaduras se disuelven y el ego abre paso a la manifestación del Alma y el corazón.

El Eclipse trajo consigo esa gran apertura y liberación, de las cuales aún se están viviendo los efectos.

Junto con la sincronización de las Rejillas sucedió el ajuste del Campo Electromagnético de la Tierra y el efecto de depuración interior se hizo mucho más intenso. Es como si un enorme imán se hubiese activado, generando la atracción magnética de las capas más profundas de la Tierra. Esto significa que  todo aquello que permanecía oculto o muy sepultado surgió a la superficie.

Esta depuración se ha vivido a nivel emocional, por ello en los días previos y posteriores al Eclipse  sufrieron unos cambios de humor muy drásticos. Surgieron enojos antiguos, emociones que se creían trascendidas, miedos, depresiones y dolores físicos intensos. El campo magnético del cuerpo físico, que es el espacio donde se sostiene el ego, se ha movilizado intensamente a causa de la fuerte energía magnética que el ajuste de las Rejillas ha movido a través de la Tierra.

Lo mejor que pueden hacer en este momento es no engancharse a esas emociones que surgen y tomar conciencia de que son parte de la depuración, soltarlas y dejarlas ir. Si lo que se siente es el impulso de llorar, es necesario hacerlo. Lo mismo con el dolor y el enojo, hay que dejar que fluya a través del cuerpo y dejarlo ir sin retenerlo y sin tratar de entenderlo. Tu cuerpo, tu mente y tu alma se están liberando de todo aquello que no entra en resonancia con la vibración que se está asentando en la Tierra. Respira profundamente, todo es parte del proceso. Es necesario dejar de victimizarse y dejar de ver todo con ojos de drama y dolor. Las emociones fluyen, hazlo tú con ellas.

Notarás que, a medida que no permites que tú ego tome el control actuando como siempre lo hace impulsado por la emoción y te alineas con la serenidad de tu corazón y el Amor, se abren nuevas puertas en tu vida. Es necesario ir cambiando los patrones de comportamiento, pues están tan acostumbrados a darle el poder al ego, a permitir que sus emociones tomen el control,  tan acostumbrados a interpretar los sucesos de la realidad mediante los filtros creados por sus heridas, que, por eso mismo, este proceso les está resultando tan agotador.

A cada instante la energía renovada que se mueve por las Rejillas coloca ante ustedes alguna situación para que evalúen si desean continuar actuando desde sus viejos patrones de conducta o experimentan algo nuevo. Es necesario situarse en la postura de la observación, pues así podrán notar que ante cada suceso siempre existen dos caminos: reaccionar como siempre o hacer algo diferente. Es lo segundo lo que renovará tu experiencia de vida y te impulsará hacia la expansión.

Hoy más que nunca es necesario el enraizamiento a Tierra, sobre todo para aquellos que se sienten hijos de las estrellas y que añoran la experiencia de las dimensiones elevadas. Esto se debe a que, por falta de enraizamiento y por querer permanecer permanentemente en la Luz de las dimensiones sutiles, sienten un profundo rechazo y miedo a su propia Humanidad. Queridos míos, al nacer en la tercera dimensión y vivir en un cuerpo humano inevitablemente tienes dualidad en tu interior. Tienes ego y tienes Espíritu. Eres Luz y eres sombra. Eres Amor y eres miedo. Te vas a enojar y vas a lastimar a los demás, porque has venido a esta Tierra a tener una experiencia HUMANA.

La Humanidad vive en dualidad, tú vives en la tercera dimensión. Aquellos que carecen de enraizamiento y reconocimiento de su Humanidad se vuelven fácilmente incoherentes, pues el rechazo mismo a los aspectos que actúan desde el ego, genera que los quieran ocultar a como dé lugar; creando comportamientos hipócritas y generando esclavitud a sentimientos de culpa cuando por actuar desde su Humanidad, lastiman y hieren a los demás.

 ¡Vamos, eres Humano y como tal estás destinado a cometer errores, a llorar y enojarte! Lo importante es aceptarlo y trascenderlo, pues en ello se encuentra la Maestría de la Tercera dimensión. Mientras más te niegues a aceptar esos aspectos de ti mismo, más pospondrás el encuentro con tu amorosa y sabía Luz.

No añores las estrellas mientras vivas en esta Tierra. Reconoce tu origen estelar como parte de tu esencia, no como tú todo. Honra a la Tierra. Ama tu Humanidad. Ensucia tus manos con el barro y camina descalzo. Ríe y llora. Cae y vuelve a levantarte, pues esa es la experiencia humana y en ella se halla la Divinidad.

La Tierra se está renovando y todos están invitados a participar de esta renovación.

En esta ocasión, trabajaremos directamente en conexión con la Rejilla Cristica Planetaria y con la Plantilla número 7 del Disco Glacial.  Esta Plantilla contiene energías de transmutación; es, por así decirlo, un acelerador de la frecuencia y les ayudará a equilibrar y aclarar sus pensamientos, emociones y sentimientos.

Con amor, Jesús

 

Más información y enlace a la meditación: http://quantumholoforms.com/kai/proyecto-conciencia-solar-septima-meditacion-mensual-la-sincronizacion-con-las-rejillas-planetarias/

No te pierdas el magnífico libro “Lemuria”, canalizado y escrito por Kai. Cómpralo clicando en la portada:

 

 

Anuncios

Deja un comentario