meditaciones

Meditación de Luna Llena: UNIDAD ENTRE LA PARTE FEMENINA Y LA PARTE MASCULINA DE CADA SER HUMANO – Agartam

«Dentro de cada uno de nosotros hay un hombre y una mujer, matices complementarios de la unidad.»

ESCUCHA…

A realizar el 02 de enero de 2018

 

LEE…

 

PROPÓSITO

LA UNIDAD EN EL INTERIOR 4
UNIDAD ENTRE LA PARTE FEMENINA Y LA PARTE MASCULINA DE CADA SER HUMANO

 

El ser humano es un todo en si mismo. El universo entero gira dentro de él. Posee en su interior todas las cualidades inherentes a la vida. Dios se manifiesta a través de él, al igual que lo hace a través de cualquier atisbo de vida.

Al mirar en el interior de cada persona podemos descubrir su inmensidad y el modo en que la dualidad se expresa en ella. Luz y materia, amor y miedo, mente y corazón reflejan los extremos de un constante movimiento interno, que va determinando sus vivencias.

Dentro de cada uno de nosotros también hay un hombre y una mujer, matices complementarios de la unidad. El hombre es la parte que tiende a la acción, al coraje, al impulso, y que actúa con fortaleza, seguridad y firmeza; la mujer es la parte que crea, que recoge, que siente, que abraza y sostiene. También, la que percibe las señales del corazón y las transmite a la parte masculina, para que sean llevadas a la práctica, a través de la acción. Parte femenina y parte masculina se muestran así, en el interior del ser humano, como imprescindibles y necesarias.

En muchas ocasiones, el equilibrio entre ambas se pierde como consecuencia del modo de vida, que nos arrastra hacia patrones de pensamiento que fomentan más una que la otra. Desde pequeños se nos educa en la creencia de que los hombres deben ser hombres y las mujeres, mujeres, mermando así nuestra capacidad natural de manifestar el equilibrio entre ambas.

Hoy recuperaremos la unidad interna centrándonos en ese aspecto de nosotros mismos, para poder avanzar como seres completos que utilizan con facilidad todas sus capacidades.

 

RELAJACIÓN

 

Cierra los ojos y disponte a relajarte.

PAUSA

Adopta una postura cómoda y entrégate al momento presente.

PAUSA

Centra toda tu atención aquí y ahora.

PAUSA

Solo existe este momento.

Solo existe este lugar.

PAUSA (10 segundos)

Respira y nota cómo el aire que entra y sale de ti

ejerce un movimiento automático sobre tu abdomen y sobre tu pecho.

PAUSA (20 segundos)

Un movimiento natural que, poco a poco, se acompasa a un ritmo más lento.

PAUSA (20 segundos)

Es como si soltaras toda la tensión al exhalar,

como si tu cuerpo se fuera distendiendo lentamente, con cada exhalación,

entregándose a la Tierra.

PAUSA (10 segundos)

Siente el latido de la Madre Tierra

en la parte de tu cuerpo que está en contacto con el suelo.

PAUSA (20 segundos)

Ese latido te recuerda que formas parte de este planeta,

PAUSA

que estás unido a él.

PAUSA (10 segundos)

La Tierra, tu primera madre,

PAUSA

que ahora te envía su energía de amor incondicional y fuerza infinita,

para que te sientas acompañado, sostenido y arropado.

PAUSA (20 segundos)

Percibe tu conexión con ella en todo tu cuerpo.

PAUSA

Tu cuerpo forma parte de la Tierra.

PAUSA (20 segundos)

Siente también la presencia de tu alma en el centro de tu pecho,

PAUSA

que ahora se manifiesta como una luz muy brillante,

que crece y se expande cuando colocas tu atención en ella.

PAUSA (10 segundos)

Imagínate esa luz brillando en el centro de tu pecho

PAUSA

y deja que, a través de tu imaginación, se muestre la belleza de tu alma.

PAUSA (20 segundos)

Tu alma, que está unida a Dios por medio de un hilo de luz,

que ahora también se muestra,

para guiarte hasta la Fuente, la luz original,

PAUSA

la matriz de la vida.

PAUSA

La auténtica vida se encuentra en tu corazón: tu alma inmortal,

que es una parte de Dios, de la luz primera.

PAUSA (20 segundos)

Al expandirse tu alma en el centro de tu pecho llega también hasta tu mente,

inundando de luz el interior de tu cabeza.

PAUSA (20 segundos)

Dios se manifiesta ahora en el interior de tu cabeza, gracias a tu propia alma,

PAUSA

recordándole a tu mente tu origen divino.

PAUSA (20 segundos)

Siente la fuerza de tu propia divinidad interna,

conectada permanentemente con la Fuente, con Dios, con la luz original.

PAUSA (20 segundos)

Mente y corazón se vuelven uno, aquí y ahora, en ti, gracias a tu alma.

PAUSA (1 minuto)

Siente la fuerza de esta unidad expandiéndose por todo tu cuerpo.

PAUSA (10 segundos)

También, por tu aura,

PAUSA

instalando en ella la nueva frecuencia:

ser divino y ser humano, actuando con coherencia interna.

PAUSA

El alma muestra el camino,

la mente idea el modo de llevarlo a cabo.

PAUSA (1 minuto)

Continúa respirando con normalidad,

mientras se instala en tu aura esta frecuencia.

PAUSA (40 segundos)

MEDITACIÓN

Ahora imagínate en el interior de un hermoso palacio de cristal.

PAUSA (10 segundos)

Destellos de luz arcoíris surgen por todas partes,

cuando la luz del sol toca el cristal de tu palacio.

PAUSA (20 segundos)

Mírate a ti mismo ahí adentro,

bañado por la luz arcoíris que llega por todas partes.

PAUSA (20 segundos)

Miras a tu alrededor y te das cuenta de que, al fondo de esa sala, hay un gran espejo.

PAUSA (10 segundos)

Te acercas a él

y te detienes para observar tu imagen.

PAUSA (30 segundos)

Surge un foco de luz arcoíris, desde el cielo, y te envuelve por completo.

PAUSA (10 segundos)

De repente te ves a ti mismo reflejado en ese espejo,

Bifurcándote, desdoblándote.

PAUSA

Se manifiestan ante ti dos imágenes de ti mismo.

PAUSA

Una mostrándote todas tus capacidades femeninas

PAUSA

y la otra mostrándote las masculinas.

PAUSA (10 segundos)

Tu parte femenina muestra tu sensibilidad,

tu capacidad de percibir el mundo de lo sutil,

PAUSA

tu creatividad, tu capacidad creadora.

PAUSA (10 segundos)

La facilidad para ofrecer amor incondicional a todos los seres vivos.

PAUSA (20 segundos)

Obsérvate. Mira bien esa parte de ti mismo.

PAUSA (10 segundos)

Percibe el mensaje que tu parte femenina quiere ahora transmitirte.

PAUSA (1 minuto)

Observa ahora a tu parte masculina, reflejada en ese espejo,

PAUSA

ese otro tú que manifiesta un gran coraje para afrontar la vida.

PAUSA

La seguridad en si mismo,

la confianza en sus propios recursos.

PAUSA

Ese otro tú que tiende a la acción, que avanza con voluntad y firmeza en la vida,

PAUSA

que abraza y protege, transmitiendo seguridad y fortaleza.

PAUSA

Observa bien esa parte de ti mismo

PAUSA

y percibe el mensaje que quiere transmitirte tu parte masculina.

PAUSA (1 minuto)

Tal vez sientas que es más grande una que la otra, que una de las dos está más desarrollada. PAUSA (10 segundos)

Si es así deja que te muestre, la que se siente más pequeña,

qué es lo que necesita para equilibrarse y estar a la misma altura que la otra.

PAUSA (30 segundos)

Ambas forman parte de ti y tienen el mismo derecho a desarrollarse en tu interior,

para otorgarte la belleza de sus capacidades y ayudarte a avanzar como un ser completo.

PAUSA (10 segundos)

Por eso ahora ábreles los brazos

PAUSA

e invítalas a pasar al interior de ese foco de luz arcoíris que te envuelve desde el cielo.

PAUSA

Deja que salgan del interior de ese espejo, que se acerquen a ti.

PAUSA (10 segundos)

Que entren en ti

PAUSA

y te llenen de su amor y de su entrega infinita,

PAUSA

para que ambos, en tu interior, puedan funcionar como un solo ser que trabaja en equipo.

PAUSA

La parte masculina aportando todo ese valor, confianza, seguridad,

que te ayuda a avanzar,

que lleva a la acción, que materializa.

PAUSA

La parte femenina ayudándote a sentir el camino,

a sentir todas las experiencias que te ofrece la vida,

PAUSA

a desarrollar la compasión y el amor incondicional,

hacia ti mismo y hacia todos los seres que habitan este planeta,

PAUSA

a percibir la conexión con Dios y con la Tierra,

PAUSA

a desarrollar tus capacidades psíquicas

PAUSA

y a crear.

PAUSA (10 segundos)

La una sin la otra se encuentra incompleta.

PAUSA

Permite que se abracen en tu interior

PAUSA

y decídete, a partir de hoy, a usarlas de igual manera, en ecuanimidad,

PAUSA

ambas aportándote todo lo bueno que pueden ofrecerte.

PAUSA (30 segundos)

Regresa ahora a este círculo, envuelto aún en ese tubo de luz arcoíris.

PAUSA

Deja atrás ese palacio de cristal, pero trae contigo la luz arcoíris,

que te ha permitido esta unificación interna,

este autorreconocimiento y esta sanación.

PAUSA (10 segundos)

Siéntete ahora aquí, entre nosotros, portando la luz arcoíris,

que ya te inunda también desde adentro,

PAUSA

y proyéctala hacia el centro del círculo,

para empezar a crear, entre todos, una esfera de luz arcoíris,

que llevará impresa la unidad interna entre lo femenino y lo masculino de cada ser.

PAUSA (10 segundos)

Imagina que un rayo de luz arcoíris sale de tu corazón

PAUSA

y se va uniendo, en el centro de este círculo, a la luz que proyectan los demás participantes.

PAUSA (10 segundos)

Esta esfera de luz arcoíris lleva impreso ahora un mensaje:

PAUSA

Abraza todo lo que hay en ti, permitiendo que se desarrollen todas tus capacidades.

PAUSA (20 segundos)

Poco a poco, la esfera de luz arcoíris va creciendo, con la aportación amorosa de cada uno.

PAUSA (10 segundos)

Comienza a expandirse, hasta abarcar a todo el círculo.

PAUSA (10 segundos)

Todos los asistentes nos encontramos ahora dentro de ella,

PAUSA

sintiendo su efecto renovador y mágico,

PAUSA

sintiendo la fuerza de la unidad,

PAUSA

percibiendo el mensaje que, a cada uno de nosotros,

esta luz arcoíris quiere entregarnos.

PAUSA (30 segundos)

Vamos a expandirla ahora más allá,

para que llegue a otros lugares,

PAUSA

a otras personas, que la recibirán únicamente si aceptan su energía.

PAUSA

Es también una respuesta a esas peticiones de ayuda

que otras personas han formulado al universo, a Dios,

a los ángeles, a sus guías espirituales o a la vida.

PAUSA

La expandiremos a la cuenta de tres,

como una invitación, sin imponer su energía.

PAUSA

Uno, dos, tres. Ahora. Expándela con tu intención.

PAUSA (10 segundos)

Siente cómo avanza y va dejando en el aire su preciosa luz arcoíris,

PAUSA

disponible para todos aquellos que deseen abrirse a su frecuencia.

PAUSA (30 segundos)

Se expande y se expande y va al encuentro de las demás esferas de luz arcoíris,

que se han creado hoy, en miles de lugares alrededor de la Tierra.

PAUSA

Muchas son las personas que, esta noche, se unen a esta labor,

en unidad con otras o en solitario.

PAUSA (10 segundos)

Siente cómo se expande cada esfera, grande o pequeña,

sintiéndose atraída por las demás.

PAUSA (10 segundos)

Y cómo, poco a poco, se van uniendo en una gran esfera, alrededor del planeta.

PAUSA

Una gran esfera de luz arcoíris que destella

PAUSA

y emite una señal, una invitación a recordar,

PAUSA

una invitación que se dirige a toda la humanidad:

Hermano, hermana, abrázate.

PAUSA

Abraza todas las partes de ti mismo.

Deja que todas ellas se muestren y se manifiesten en tu vida,

para que puedas avanzar como un ser completo.

PAUSA (20 segundos)

Esta esfera de luz posee una vibración tan elevada

que es capaz de sanar el aire,

PAUSA

el agua

PAUSA

y todas las capas del suelo y del subsuelo.

PAUSA

Como humanidad consciente nos responsabilizamos de lo creado por toda la humanidad, ofreciendo esta luz arcoíris como un presente de amor y de esperanza.

PAUSA

Luz arcoíris que sana, equilibra y restaurara el equilibrio original.

PAUSA (20 segundos)

El equilibrio original de todos los sistemas de este planeta.

PAUSA (10 segundos)

Comenzamos con una nueva luz.

Luz arcoíris, la frecuencia de la Nueva Tierra.

PAUSA (30 segundos)

Chispas de esa luz se desprenden ya, de manera permanente,

de la esfera que abraza a la Tierra.

PAUSA

Una esfera de amor que hemos creado entre todos, con el poder de la intención,

con la fuerza del corazón,

PAUSA

ofreciendo nuestro propio equilibrio interno como un regalo, como un ejemplo evolutivo.

PAUSA (10 segundos)

Un ejemplo que ayude a recordar.

PAUSA (10 segundos)

PAUSA

Esta Red de Luz que entre todos hemos creado continuará activa de manera permanente alrededor de este planeta. La ha creado la fuerza del uno y por eso es indisoluble y eterna.

PAUSA (20 segundos)

Damos las gracias a todos los seres de luz que voluntariamente nos han acompañado en esta meditación.

PAUSA (10 segundos)

A la Madre Tierra y a la Fuente, por aportarnos su amor incondicional y su fuerza infinita.

PAUSA (10 segundos)

A todos los asistentes, en presencia o en la distancia, por colaborar en unidad.

PAUSA (10 segundos)

Coloca tus manos sobre la Tierra y pídele que absorba de ti toda la energía que tu cuerpo físico no sea capaz de sostener.

PAUSA (20 segundos)

Desde Agartam te damos las gracias por tu hermosa colaboración en esta noche de luna llena y te invitamos a participar en la próxima meditación, que tendrá lugar el 31 de enero, con la primera luna azul de este año 2018.

Voz: Alicia Sánchez Montalbán

Mas información, calendario y actividades en www.agartam.com

 

Aportación

Si así lo sientes, puedes colaborar con nosotros para sostener la labor divulgativa de Mi Voz Es Tu Voz y audioeSSen en favor de la apertura de conciencia con la cantidad que desees. ¡Mil gracias!

€1,00

 

Libros de Alicia Sánchez Montalbán:

 

 

 

Anuncios

Deja un comentario