canalizaciones

SOBRE LOS TIEMPOS DE CADA PROCESO – Conciencia Elohim a través de Patricia Casidis

«En el camino del despertar, cada uno de ustedes tiene sus tiempos y cada uno tiene su ritmo. ¿Acaso no son todos diferentes?  Pues bien, el ritmo para el cambio también es diferente para cada quien.»

ESCUCHA…

 

 

 

 


 

LEE…

 

Aquí estamos presentes, fluyendo en esta energía que amorosamente les acercamos para generar este intercambio, este ida y vuelta del que todos nos nutrimos: ustedes al recibir nuestra energía y nosotros al recibir de ustedes las vibraciones de sus respuestas. Por eso siempre les decimos y ahora les recordamos nuevamente, que es una enorme dicha para nosotros entablar estas comunicaciones. Sépannos satisfechos y con un amor regocijante cuando las realizamos.

Si ustedes no sintonizan con nosotros este intercambio no sería posible, nosotros tampoco accederíamos a él. Es por esto, amados, que estamos muy agradecidos y deseosos de que esto se multiplique y se extienda a más seres

Hoy nos gustaría hablar sobre el tiempo y sobre los tiempos de cada proceso. Es necesario que comprendan que al lograr fluir con el tiempo del universo, todo les resultará menos frustrante.

Por supuesto comprendemos que luego que entienden un nuevo concepto estén deseosos, tal vez, de verlo materializado en su vida inmediatamente y, por lo general, lamentablemente esto no es así. No por una respuesta caprichosa, sino porque así como en la naturaleza hay un tiempo de siembra, un tiempo de espera y un tiempo de recoger la cosecha, de igual forma con sus aprendizajes y con sus cambios hay también tiempos que deben aceptar.

En el camino del despertar, cada uno de ustedes tiene sus tiempos y cada uno tiene su ritmo. Acaso no son todos diferentes?  Pues bien, su ritmo para el cambio también es diferente para cada quien.

Deben tenerse mucho amor y mucho respeto a sí mismos.

Eviten compararse con otros, eviten seguir al pie de la letra los pasos de otros porque cada uno de ustedes es un ser único, especial  y hermoso, con todas sus luces y sus sombras. Permítanse hallar su propio camino hacia la consciencia, permítanse hallar  su propio ritmo y respetarlo, con tolerancia y con amor, como lo harían con un niño que está aprendiendo a dar sus primeros pasos. Al niño no lo apurarían, ni le compararían con otros niños que caminan más rápido. Pues con ese amor, esa paciencia y tolerancia deben tratarse a ustedes mismos. Apurar el tiempo de un proceso tiene que ver con ansiedades, y las ansiedades deben ser revisadas y equilibradas.

Por supuesto no estamos diciendo que deban sentarse a esperar los cambios, claro que no… Los cambios los deben realizar ustedes, los pasos los deben dar con sus propios pies, pero sabiendo y comprendiendo que hay un ritmo.

Cuanto más comprendan como fluir con ese tiempo, más rápido se irán dando los resultados que esperan.

Esa necesidad de resultados les hace no vivir, sentir y disfrutar de los procesos. Muchas veces sienten esa urgencia,  pero no saben por qué, o de dónde viene.

Por un lado esa necesidad de resultados tiene que ver con esa gran mochila de cargas, exigencias y mandatos que están completamente incorporados en ustedes.  Por otro lado sienten urgencia por los resultados,  porque es allí donde encuentran satisfacción, mientras que el proceso de llegar a la meta lo sienten, de alguna manera como una  “pérdida de tiempo”  La búsqueda rápida de resultados no es más que apego al tiempo que se va, comprendiendo claro esto, según sus conceptos.

En la medida que acepten la continuidad del alma, comprendiendo e incorporando que viven muchas vidas, muchas experiencias, es así como este apego irá desapareciendo y entonces podrán fluir más libremente con el ritmo de sus procesos.

El apego no es más que miedo y los miedos bloquean, limitan.

Por lo tanto les decimos que revisen en su interior a qué le temen, qué es lo que les provoca tanta urgencia, qué es lo que no les permite fluir con el tiempo y los lleva a desesperar por los resultados. Revísenlo para poder transformarlo y así continuar con su proceso disfrutándolo.

Recuerden, amados, que han venido a la tierra a vivir esta experiencia aquí. Por lo tanto no desesperen por querer “iluminarse” porque la experiencia que han aceptado tener es justamente esta.

Vinieron a dar y a recibir, vinieron a experimentar y aprender de estos procesos y a recoger los aprendizajes que ellos les dejan a fin de que puedan ser la versión más iluminada de ustedes mismos. Por eso les decimos nuevamente que se amen, que se respeten, que se den su tiempo. Que comprendan que cada uno tiene su ritmo. Sean tolerantes con ustedes mismos, sean en amor…

Al amarse y comprenderse recibirán más amor y comprensión de otros y les hará amar y comprender también a los demás.

Siempre así: primero a uno mismo para luego poder brindar a otros, primero a uno mismo para que vuelva a ustedes el mismo amor.

Hasta aquí, por el momento. Les recordamos que estamos siempre acompañándolos, respetando en cada uno su luz y sus sombras.

Les saludamos. Desde nuestra realidad en integración y amor incondicional hacia ustedes, hacia nosotros y hacia cada partícula de los universos.

Conciencia Elohim

 

Canalizado por Patricia Casidis
(03/05/2019)

 


 

Aportación

Si así lo sientes, puedes colaborar con nosotros para sostener la labor divulgativa de Mi Voz Es Tu Voz en favor de la apertura de conciencia poniendo en el recuadro la cantidad que desees. ¡Mil gracias!

€1,00

 

 

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.