Anuncios
conocimiento salud y nutrición

INSENSIBILIDAD Y HERMANO ANIMAL – 2 reflexiones de Jiddu Krishnamurti

«Hermano animal, tú que estás presente con toda tu esencia, que no pretendes ser porque eres el que eres, apiádate de mi ignorancia.»

ESCUCHA…

 

 

 


 

LEE…

 

INSENSIBILIDAD

La mayoría somos físicamente insensibles porque comemos demasiado, fumamos, nos abandonamos a diferentes formas de placeres sensuales, y no digo que no deberíamos hacerlo. Pero de esa manera la mente se embota, y si la mente se embota el cuerpo se vuelve más torpe. Ese es el patrón de nuestra vida. ¿Cómo puede haber una mente realmente alerta, sensible y lúcida, si el organismo es torpe y pesado? Podemos ser sensibles a ciertas cosas que nos afectan en lo personal, pero para ser completamente sensibles a todas las implicaciones de la vida, se requiere que no haya separación entre el organismo y la psique.

Observen lo difícil que les resulta cambiar de dieta: están acostumbrados a una dieta particular, a su sabor, y deben seguir con ella todo el tiempo; si no pueden, sienten que enfermarán, se inquietan. Los hábitos físicos producen insensibilidad. Como es evidente, cualquier hábito como las drogas, el alcohol o el tabaco insensibilizan el cuerpo y eso afecta la mente; esa mente que es la totalidad de la percepción, la mente que debe ver con mucha claridad, sin confusión, y en la cual no debe haber conflicto de ninguna clase. El conflicto no sólo es una pérdida de energía, sino que también entorpece la mente, la hace pesada, densa, estúpida. La mente atrapada en el hábito es insensible y de esa insensibilidad, de ese embotamiento, no podrá aceptar nada nuevo porque tiene miedo.

 

HERMANO ANIMAL

Hermano animal…, tú que ves cuando miras, oyes cuando escuchas, estás presente con toda tu esencia, que no pretendes ser porque eres el que eres, apiádate, animal, de mi ignorancia. Tú que vibras plenamente y que te exaltas, muéstrame el secreto de la Vida: enséñame a entregarme con tu misma inocencia.

Si uno pierde contacto con la naturaleza, pierde contacto con la humanidad. Si no hay relación con la naturaleza, nos convertimos en asesinos y entonces matamos a los cachorros de foca, a las ballenas, a los delfines y al hombre, ya sea por provecho, por deporte, por comida o en aras del conocimiento. Debido a que carecemos de integridad, construimos una sociedad que es inmoral, deshonesta, una sociedad que se basa en el más absoluto egoísmo. Podemos conocer todo esto, pero el conocimiento no produce transformación alguna en nosotros. Cuando tengamos este sentimiento de lo total, entonces estaremos relacionados con el universo.

 

JIDDU KRISHNAMURTI
Libros del autor: amzn.to/2NaBRHf
Más de Krishnamurti narrado por Mi Voz Es Tu Voz pinchando AQUÍ

 


 

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: