Anuncios
conocimiento meditaciones

NUEVO ADN ARCOÍRIS – Victoria Rozengurt

«Esta energía del rayo arcoíris viene a despertar la voluntad y a alinearnos con el Plan Divino.»

ESCUCHA…

 

 

 


 

LEE…

 

Gaia es un gran cerebro conductor de neuronas y nosotros somos el fruto de su red neural y de sus impulsos eléctricos; somos sus hijos siendo canales de su  transformación. Gaia es quien nos une a todos y a todo, es nuestro hogar. 

El agua de la tierra representa los canales por donde las vías neuronales viajan, en ella se atesoran los registros evolutivos de la humanidad. En este momento las aguas están experimentando un salto de ADN, ya que el rayo arco iris está despertando. Es una frecuencia muy alta que navega en los océanos, mares, ríos y lagos, y que está pariendo su semilla desde el mismo centro de Gaia, siendo conducida por toda la hermandad de cetáceos a través de códigos armónicos que tejen las hebras de esta nueva rejilla. 

El tejido arcoíris representa el despertar de nuestras memorias más olvidadas e internas, representa la unión de los fractales de todos los chakras volviéndose un solo óvalo de luz. 

Como hijos suyos que somos, también estamos recibiendo la misma recodificación, especialmente en nuestro cerebro, siendo dirigida a equilibrar nuestros hemisferios mentales derecho e izquierdo en conexion con el físico. 

Enraizarse al corazón de Gaia es volverse uno con su latido, accionando desde su pulso lo que ella necesita para su evolución; es ahí cuando nos entretejemos con ella y somos servidores de Gaia. Esta energía del rayo arcoíris viene a despertar la voluntad y a alinearnos con el plan divino. 

Los posibles síntomas son: pitidos en los oídos, dolores de cabeza, desequilibrio emocional. Es necesario hacer limpieza de ayunos a base de agua, la energía puede marearnos si no nos enraizamos. Tenemos que mantenernos bien hidratados. 

 

Ejercicio de integración de la gama arco iris 

 

A ser posible, procura hacerlo expuesto al sol.

Vlisualiza que una flor multicolor con la que sientes afinidad, se te es entregada en las manos. Luego visualiza cómo los rayos del sol entran por tu coronilla y siembran una esfera dorada en el centro del cerebro. Siente cómo la esfera comienza a gestar un espiral dorada que desciende por todos tus chakras. Lleva la flor multicolor a tu corazón y permite que la flor se expanda. Observa cómo miles de pétalos brotan de ella. Permanece un rato sintiendo la energia solar y multicolor y, por último, posa las manos en la tierra y ancla la energía, dándole gracias a Gaia. 

 

 


 

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: