Anuncios
canalizaciones

MENSAJE DEL ARCÁNGEL ZADQUIEL a través de Laura Varela

«Todas las viejas ideas han quedado atrás, en un pasado que ha sido la herramienta que forjó su carácter de alma y que ahora les sirve como lección.»

ESCUCHA…

 

 

 

 


 

LEE…

 

Recuerda que tú eres Luz en el camino de los demás, así como lo eres en el tuyo propio.

No desperdicies el momento de brillar profundamente, el hecho en sí resulta de tu mejor disposición. Ayudar a sanar a otros es tu recompensa; ayudar a transformar esos caminos sombríos en fuentes de luz, es primordial para sustentar la conexión con el Todo y con el Ser Superior que aguarda con anhelo, aunque muy pacientemente, el momento de tu despertar.

Sigue con lo tuyo, el proceso de elevación de frecuencias te permitirá abstraer todo el concepto sobre las formas energéticas contenidas en tu campo áurico.

Todos los esfuerzos por recobrar tu conciencia son importantes para tu evolución álmica. Estamos teniendo grandes cambios planetarios de energía fundamental en el proceso de salvación de las mismas almas; en el recorrido de toda una existencia sólo cohabitan la satisfacción y el derecho a elegir la Luz, de lo contrario, se pierde la gran oportunidad de salir del círculo de encarnaciones que son tan desesperantes para cada ser.

Ustedes ya están ya listos para recorrer su camino iluminado; el concepto de karma ya está listo para formar parte del pasado. Teniendo en cuenta que fueron necesarios  muchos milenios para su entendimiento y aceptación, al fin lograremos desmantelar la red creada por los seres «oscuros» de este mundo, no sin antes recobrar los numerosos vestigios olvidados en diferentes monumentos al amor incondicional entre los seres más destacados por su cercanía a la Fuente.

Sean fuertes en el camino hacia la ascensión, impulsando hacia ella al espíritu que ha estado tan sumamente apabullado con tanto dolor. Su casa ahora será su vestidura, acérquense a los mantos sagrados en los que alguna vez fueron  plenos, plenos en alegría, en abundancia y en solidaridad, allí dónde no existe ni la más mínima idea de separación del propio Ser, el Ser espiritual lleno de regalos y sorpresas estancadas que está dando saltos para salir de su morada, de esa morada que con tanto rencor fueron construyendo para él.

Suelten las ataduras en donde quiera que estén, a donde quiera que vayan. En ese  instante de elevación áurica, encontrarán la paz de su santidad, una santidad oculta, pero que se hará real y tangible en cuanto se decidan y se hayan deshecho de las corruptas vestiduras de amargura. Amargura de vivir en un mundo en el que han sido inconformes, pero que elegieron a conciencia. Únicamente despertando, lograrán dar el salto cuántico para el que han venido ahora. Todos están listos, ahora es el momento, cuando liberan cargas energéticas contrarias a las que les corresponden. Tomen los frutos llenos de propiedades infinitas que mantienen ocultos, el acuerdo ha sido transmutado para su mayor bien, recuerden perdonar y, sobre todo, perdonarse a sí mismos, porque perdonar es la herramienta, la herramienta del Amor por excelencia.

Al final, nada es como lo perciben; cuando recuerden y asuman eso, el ambiente será más liviano. La voluntad de tu hermano es romper con todas esas ataduras que los llevan a tener esa sensación de vivir encarcelados en un mundo que no les corresponde, en un mundo construido por sus mentes a base de temores y justificaciones para no recordar que vienen de la Casa más sagrada, en la que mora su alma que ahora se halla separada por ustedes mismos. Sigan el decreto de defender las más valiosas de sus promesas hacia sí mismos, el tiempo de obtener la libertad ha llegado, la libertad que siempre han tenido y que no ven.

Su corazón está lleno de amor y de comprensión hacia los demás, pero su mente encarcelada lo reprime con el temor hecho rencor. Olvida el pasado, que solo constituye un mayor sufrimiento, y eleva tu mirada hacia la Casa del Padre/Madre que espera con gran Amor tu regreso envuelto en alegría y, sobre todo, habiéndote perdonado a ti mismo y a tus hermanos con ese perdón con el que ahora empuñas nuevos destinos formados con el corazón enmarcado de pureza, el mismo corazón que vivió enfermo de rencor e ideas equivocadas sobre lo que el Amor era.

El Amor ahora será diferente porque nunca lo conocieron así; el Amor es en realidad la Casa del Padre/Madre en donde deben habitar. El fundamento de eso corrompe toda idea de iniciar cualquier retroceso, pues la salvación es inminente y tienen que estar preparados y recibir esa idea, ya que serán muy bien acogidos en Casa, donde tengan la seguridad de que no hay nada ni nadie con intenciones de dañarlos.

Todas las viejas ideas han quedado atrás, en un pasado que ha sido la herramienta que forjó su carácter de alma y que ahora les sirve como lección.

Es inminente la fortuna que viene con cada amanecer.

Ustedes buscan la grandeza de su espíritu en el exterior. Aprendan a escuchar esa voz que viene de adentro, esa voz que hará milagros en ustedes y en los demás.

Yo Soy el que encuentran en su corazón.

Recuerden, amados hermanos, que su inteligencia intuitiva los guiará hacia la gloria de su realidad etérica.

Mi más grande agradecimiento a todos ustedes en este plano de existencia.

Recuerden que Yo transmuto todas sus dudas. 
¡Vengan a mí y recóbrense como lo que son!

Amorosamente, el arcángel Zadquiel

 

Canalizado por Laura Varela

 


 

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: