canalizaciones

SOBRE AYUDAR A OTROS – Maestro Jesús a través de Patricia Casidis

Divulga amor

«Ante aquellos problemas del otro que les afectan y pasan a ser propios, antes de ayudar, es necesario primero comprender qué es lo que esa situación les está enseñando.»


ESCUCHA…

 

 

 


 

LEE…

 

Queridas almas:

Me presento con mucha dicha y emoción ante ustedes. Como bien saben, es para nosotros una inmensa alegría poder conectar con su corazón, que reciban nuestro amor y energía, y recibir de ustedes sus estallidos de Luz cuando vibran en esta conexión.
En la medida que ustedes avanzan en su despertar, es nuestra tarea colaborar para ir ampliando su conciencia, mostrándoles una forma diferente de entender su realidad, una forma más amplia de comprender y descubrir los aprendizajes, una nueva forma de entender también aquellas situaciones que hasta ahora son un problema, desde su modo de percibirlas.

Cuando se les presenta una dificultad con otra persona, ya sea en su ámbito familiar, laboral o íntimo. Por ejemplo, si tuvieran una dificultad de conducta en un hijo, o un trastorno psíquico en algún familiar cercano, o una adicción en alguien de su intimidad. Cualquier situación que desde una primera mirada podríamos decir que es del otro, no algo que les sucede a ustedes mismos directamente.

El primer instinto o impulso que surge es el de querer ayudar, querer ayudar a ese otro, y cómo saben la mayoría de las veces esto pareciera ser inútil. Esa persona a quien quieren ayudar no tiene la respuesta que desean, inclusive hasta podría mostrarles hostilidad por su afán de querer ayudarla.

Naturalmente esto provocará confusión, dudas y enojo en ustedes: «¿Cómo es posible que no pueda ver que lo que hago es por su bien?» «¿Cómo puede ser tan mal agradecido que ni siquiera realiza un esfuerzo para estar mejor?» Y muchos reclamos de este tipo surgen en uno.

De esto, amados míos, quisiera hablarles: sobre ayudar a otros.

Cuando existe una situación que les preocupa, que les afecta, aun cuando ese problema sea en apariencia de otro, un padre, un hijo, un familiar, un amigo cercano o su pareja, es también para su propia evolución, para aprender o trascender algo en ustedes mismos.

Entonces, ¿cómo deberían actuar frente a las situaciones de ese tipo?

Es importante recordar respecto a eso, que las situaciones que tienen en su vida son escenarios de aprendizaje si recuerdan que toda experiencia conlleva un aprendizaje. Los invito entonces a abrirse a un nuevo punto de vista de aquella situación problemática que se les presenta y que, en apariencia, le corresponde a otros. Se trata de ver esa situación desde un nuevo punto de vista, dándole así una nueva dimensión.

¿Y cómo podríamos verla?

Por ejemplo, si aquella persona con sus trastornos, adicción, problema de conducta o de temperamento que es cercana a ustedes, resulta que está allí para enseñarles algo; si  inclusive, en algunos casos, ha aceptado vivir esa experiencia, además de para su propio aprendizaje, para aquello que tiene que ver con su propia evolución individual; si, además de todo ello, ha aceptado esa experiencia con el fin de que su entorno aprenda algo, ya sea aceptación, empatía, compasión, comprender el significado del amor incondicional, aprender a no juzgar o prejuzgar, aprender a no pretender decidir por el otro, aprender a actuar frente a esas situaciones en lugar de sentir miedo, rechazo o tal vez vergüenza… Ese sería un nuevo punto de vista y, sin duda, marcaría una gran diferencia.

De esa manera, entonces, esa persona enferma o conflictiva, pasa a ser su maestro, y su enseñanza es mostrarles aquello que es necesario trascender en uno mismo. Por eso es importante que, en primer lugar, antes  de intentar ayudar al otro, se tomen un momento para detenerse a revisar y ver qué puede estar enseñándole a uno esa situación.

Por supuesto, es natural que al ver mal a un ser querido o cercano tiendan en primer lugar a desear ayudarle. Pero cuando ese problema de la otra persona se convierte en un problema propio y los afecta a ustedes, es porque hay algo ahí que deberían aprender o trascender.

Ante esta situación, revisen cómo suelen reaccionar cuando el problema se manifiesta. ¿Les provoca desesperación, cansancio, ira, los bloquea, reaccionan con  molestia? Pues bien, ahí esta su aprendizaje. No en salvar al otro ni en tratar de que cambie.

De manera que, en primer lugar, es necesario cambiar el punto de vista. Comprender que esa situación les está haciendo aflorar emociones y reacciones en ustedes que deberían modificar. Cambiar el punto de vista es enfocarse en poder ver y comprender para tener una respuesta y reacción diferentes a la que uno tuvo hasta ese momento. 

Por lo tanto, ante aquellos problemas del otro que les afectan y pasan a ser propios, es necesario primero comprender qué es lo que esa situación les está enseñando porque, a partir de poder comprender y poder reaccionar o responder diferente, estarán entonces ayudando a su ser querido desde el amor incondicional y la comprensión y no desde el enojo, ni el cansancio ni la vergüenza. Como siempre les decimos que el cambio  primero es en uno y luego afuera.

La próxima vez que estés frente a esa situación pregúntate, ¿qué es lo que eso te enseña? ¿Qué desafío te presenta? ¿Qué obstáculos deberías aprender a saltar?  ¿Qué barrera te obliga a quitar? ¿Qué cambios te muestra que deberías hacer? ¿Qué paso evolutivo te invitar a dar?

Pues bien, amados, ¿pueden ver ahora el acto de amor que está implícito en esa relación? ¿Comprenden la importancia de verlo desde otra óptica?

Comprenderlo significará un gran paso hacia la auto maestría.

Con infinito amor,

Jesús

 

Canalizado por Patricia Casidis

Más canalizaciones a través de Patricia Casidis AQUÍ

 


 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: