Anuncios
canalizaciones eSSenios

SOBRE LO QUE ACONTECE (2) – Maestro Jesús a través de Patricia Casidis

«Aprovechen este momento particular que están atravesando para dar lo mejor de sí mismos a fin de colaborar en este cambio.»

ESCUCHA…

 

 

 


 

LEE…

 

Amados:

En estos momentos la realidad cotidiana ha cambiado. Se encuentran en una situación especial, diferente, inédita; se ha generado una pausa en la actividad humana habitual. Algunos de ustedes estarán atravesando esta interrupción, este detenimiento, esta pausa del mundo tal como lo conocían hasta ahora de una forma más relajada y despreocupada, otros en cambio estarán atravesando esa misma situación con menos tranquilidad.

Como ya hemos dicho, amados, la forma de mantenerse equilibrados y no verse invadidos por el miedo, es a través del Amor y la Fe. Fe en la fuerza del Amor, creyendo y estando convencidos de que se darán los mejores resultados. La fe entendida como una fuerza protectora, una energía que se produce como resultado de una fuerte convicción en algo no tangible. Les pedimos que vuelquen toda esa fe, toda esa fuerza invisible. Pero no la vuelquen afuera, ni en nosotros, ni en Dios, ni en la Divinidad, sino en ustedes mismos, en la humanidad. En su propia Divinidad interior, en su fuerza de adaptación, es su de evolución.

Al atravesar este momento de cambios es natural que se manifieste todo aquello que estaba guardado, disimulado o contenido, por eso surgen situaciones en donde las personas muestran sus peores respuestas. Pero así como en las crisis se manifiestan las peores oscuridades, también se manifiesta la luz más intensa y es en esa Luz que les pedimos que centren su atención, que centren su fe.

¡Crean en la humanidad, reconcíliense con ustedes mismos!
¡Cuántas veces se dicen y repiten frases como: “El hombre es el peor ser que hay sobre la Tierra», «somos una plaga», «somos los más destructivos»…!

Recuerden que para amar es necesario primero amarse a uno mismo, de otro modo no pueden amar a otros incondicionalmente.  Tener tan mal concepto del hombre y de la humanidad es tener tan mal concepto de sí mismos. Claro, alguno puede pensar… “No No… yo soy diferente,  yo no actúo de ese modo…”

Y sí,  es posible que así sea.  Pero para el conjunto, para la totalidad no se trata de cómo actúa uno individualmente, se trata de cómo actúa la mayoría del grupo. Esto implica que no solamente serán importantes las acciones individuales, sino que también será  importante ayudar a generar consciencia en los demás, expandiendo la luz.

Para que el cambio de conciencia y su consecuente cambio vibracional se concrete, tiene que haber un cierto número de seres dispuestos en esa dirección. Una vez que se alcanza el número mínimo requerido, lo que conocen como “masa Crítica”, el cambio toma autonomía y se mantiene por esa fuerza generada sin necesidad de estar sosteniéndolo. Esto, amados míos, significa que no basta con elevar su conciencia individualmente, ni tampoco se trata de que solo sean unos pocos aquellos que alcancen altos grados de iluminación, se trata de comprender que también deben ayudar a otros a ampliar su conciencia, a elevar su vibración; es decir, se trata de cooperar, de amar incondicionalmente.

Cuando hablas de la humanidad como algo nefasto y dices frases como: «El hombre es el  peor ser del universo», «vivir en la tierra es el peor castigo», «la humanidad está perdida» y demás frases parecidas, ¿qué clase de energía crees que estás generando hacia ti mismo? Porque recuerda que eres parte de la humanidad. ¿Puedes verlo?

Para elevar la vibración, para dar un paso más hacia la quinta dimensión, es necesario amigarse y hermanarse con la humanidad, es decir con ustedes mismos. Comprender el valor y la fuerza de la unión, de la integración, de la participación. Comprender el valor de cada ser, de todas y cada una de las partes.

Se ha generado una pausa en su actividad habitual, es importante que aprovechen este momento particular que están atravesando para dar lo mejor de sí mismos a fin de colaborar en este cambio.

Es importante que dejen de verse como individuos aislados, ya que son una gran comunidad y si asoman algunas sombras, no es para juzgar, sino, por el contrario, para que aquellos seres que puedan iluminen a los demás.

Para ello, el primer paso es reconciliarse con la humanidad, ya que tú eres parte de ella.

Céntrate en aquellos actos luminosos e ilumina las oscuridades que se manifiesten, que también son una parte tuya. Es cierto que hay respuestas incomprensibles para ti, que hay actos que muestran una oscuridad que no comprendes, que hay quienes se rigen por su egoísmo y provocan daños. Pero hoy te pido que te centres en la luz que la humanidad también emana. Céntrate en las grandes y pequeñas hazañas que el hombre hace, en el arte que crea, céntrate en una mirada de amor, céntrate en la luz, céntrate en la bondad; cambia esas frases que dices del hombre, de la humanidad, y recuerda que tú eres parte de ella. Recuerda que has decidido venir a experimentar aquí en la tierra, por lo tanto, mientras estés en ella también Tú eres la humanidad.

Como ya te hemos dicho, sé la mejor manifestación de ella, sé la mejor versión humana que puedas. Aunque tu origen sea lejano, has aceptado estar ahí para ser parte de este momento, por lo tanto, siéntete dentro, intégrate y ama.

Desde la Luz, en Amor e Integración con todos los seres que aquí habitamos.

Con todo mi amor incondicional, os saludo a ti y a la humanidad.

Yo Soy Jesús, sientan mi abrazo.

 

Canalizado por Patricia Casidis
20 de marzo de 2020
Más canalizaciones a través de Patricia Casidis AQUÍ

 


 

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: