Anuncios
canalizaciones meditaciones

LIBERACIÓN – Horus a través de Renato Guerrero

«La liberación facilita que tu ser pueda vibrar en octavas superiores y, por lo tanto, al mismo tiempo entrar a la ascensión.»

ESCUCHA…

 

 

 


 

LEE…

 

Amadas, amados:

¡Qué bellos momentos de cambios vivimos! Y sí, son momentos de muchos desafíos.

Seré directo.
¿Qué es para ustedes la liberación? ¿Qué es para ustedes ser libres?
La libertad es un espacio en el cual el ser siente expansión.
Esta expansión puede ser tanto interna como externa, ya que se crea a niveles multidimensionales, más allá de la razón, más allá del juicio.

Esa maravillosa sensación puede ser experimentada si tienen el valor de atravesar el umbral. ¿Y cuál es ese umbral? El umbral es el corazón.

La expansión de la libertad nace de su corazón, desde esos maravillosos centros cósmicos que están unidos a Todo lo que es. Lo cual significa que, siendo libre en tu universo interno, serás libre externamente.

Ahora bien, ¿cómo podemos dar el paso a la libertad si todavía tememos entrar en un espacio desconocido? ¿Cómo podemos dar un salto al vacío si no sabes volar? ¿Cómo voy a dar ese paso si desconozco el camino?

Respira, cierra tus ojos, vuelve a respirar y continúa con tus ojos cerrados.
Imagina que estás frente a una cueva totalmente oscura, acércate lentamente, no tienes una lámpara y tampoco hay luces que te iluminen, solo ves oscuridad.
¡Entra allí, ten el valor de hacerlo!
Entra en esa cueva y camina, camina con confianza a pesar de lo que vayas encontrando por el camino, ya sea que te resulte agradable o no.
Ten el valor de entrar y caminar sin juzgar.
Respira con calma, respira.
Continúa adentrándote en esa cueva y siente cómo avanzas paso a paso.
Posiblemente, ya estés viendo algo al final del camino.
Algo brilla allá, ves una luz, tu luz, nuestra luz, la Luz Infinita que todo lo conecta, la verdadera Luz.
Y esa Luz está en tu corazón.
¡Toma la antorcha del corazón, dirígela con mucho amor hacia Gaia y álzala al cielo!
Observa como la luz de la antorcha se une con las estrellas de la galaxia y cómo así mismo éstas conectan con todo el universo.
Observa que, poco a poco, se van prendiendo más y más luces.
Agradece este momento, contempla el espacio.

¿Sientes miedo? ¿Sientes dicha? ¿Qué sientes?
Permanece en ese espacio en total concentración y explora tu entorno.
Siente la expansión, dentro y fuera.
Siente la totalidad que eres, la totalidad que somos.
¡Eso eres!
Eres un ser libre de ataduras. ¡Decrétalo con fuerza puesto que eres libre!
Decreta, ¡soy un ser libre dispuesto a evolucionar!
Decreta tu liberación, puesto que en estos tiempos de cambio, la ascensión a escalas superiores requiere esa libertad.
Siente las energías del Universo abrazándote y entregándote todo su Amor.
Vuelve poco a poco, respira, respira y abre tus ojos.

Tuviste la valentía de afrontar el miedo a un espacio desconocido de manera amorosa, con calma, con amor.
Ya eres más libre, porque afrontaste una limitación sin juzgar, eres más libre porque reconociste tu propia Luz de manera amorosa. No la luz externa que encandila, la que nubla y ciega tu visión y te lleva a caminos poco auspiciosos.
Tu camino está en ti
Tu mundo está en ti
Tu universo está en ti

Al hacer esto, al reconocer esto como principio, eres libre, puesto que para ser libres es necesario liberarnos del miedo, de las ataduras, de viejos paradigmas y también de todo lo que los ate a lo que no necesitan.

Entonces, claramente, para ser libres es importante reconocer el Amor que habita en todo, puesto que todo es Amor.
Lo que consideras feo, también es Amor
Lo que consideras destructivo, también es Amor.
Lo que encuentras toxico, también es Amor.
Todo es Amor. Somos Amor.
Y sí, un virus, también es Amor.

No es posible volar si tienes cadenas en los tobillos o si eres prisionero de tus miedos, tus limitaciones y de cualquier estructura obsoleta que no esté alineada con tu evolución.
Eso no significa que tengan que darle la espalda a los problemas, puesto que los problemas son justamente lo que les brindan la oportunidad de ser más libres.

Entonces, ¿de qué manera afrontas los problemas?
Los problemas no existen, las pruebas para tu propia evolución siempre serán perfectas. Ya es hora de empezar a ver esos problemas como las pruebas que tienes que afrontar para ser mejor, para evolucionar. Y la única forma de ver la perfección en todo aquello  que no les agrada, es siendo compasivos y amorosos, entendiendo que la creación es perfecta y que existe un plan divino que es perfecto. Un plan divino del cual forman parte y en el que juegan un rol fundamental.

No todos los días serán iguales. Un día estarás de mejor humor que otros. Un día puede que no te sientas bien. Aunque eso no significa que un día tu amor sea mayor o menor, porque el amor no tiene medida.
Entonces, no juzgues tú día a día y vívelo con todo lo que puedas dar, puesto que el amor siempre está.
Posiblemente, algún día no estarás bien de ánimos y no desearás actuar. Todo es perfecto en cada uno de los intervalos electromagnéticos atemporales, puesto que todo es parte del plan.
Confía en ese plan, confía en ti, en tus capacidades. Puesto que en la medida que te ames y confíes en ti, todo seguirá alineado con el Bien Mayor.

Estos actos traen maravillosas consecuencias en tus cuerpos energético y físico, puesto que todo está unido.
Cada uno de estos actos conscientes de liberación, facilitan que tu ser pueda entrar a octavas superiores y, por lo tanto, al mismo tiempo entrar a la ascensión.
Sí, es tiempo de ascender, tiempo de volar.
¡Vuela, vuela alto!
Vuela en tu interior, navega en ese universo interno y vuela.
Luego, observa el mundo externo y ve la perfección en todo lo que ocurre, puesto que lo que ocurre, es perfecto y es Amor.

Estamos con ustedes y los animamos a seguir.
Los abrazo amorosamente y los rodeo en un manto dorado de amor.

 

HORUS

 

Canalizado por Renato Guerrero

 


 

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: