DANDO DE TU ESENCIA – Jeshua a través de Pamela Kribbe

«Tu esencia es independiente de la forma, del tiempo, del espacio y está libre de miedos y desconfianzas.»
Divulga Amor y Luz

«Tu esencia es independiente de la forma, del tiempo, del espacio y está libre de miedos y desconfianzas.»

ESCUCHA…

 

 

 


 

LEE…

 

Queridos amigos:

Soy Jeshua y estoy aquí como tu amigo de ideas afines, un amigo. Te extiendo mi mano como tu igual. No estoy por encima de ti, soy un amigo.

Me arrodillo ante ustedes porque son los pioneros en la Tierra. Estás creando espacio para que una nueva conciencia descienda a la Tierra, así que haz espacio para ti también. No tengas miedo de quién eres. Reconoce tu propia magnificencia; dentro de ti cuentas con ricos recursos del pasado distante.

Esta no es la primera vez que estás aquí en la Tierra. Has estado aquí muchas veces y también has viajado a otros lugares del universo y allí has ganado experiencia. Conéctate a la sabiduría que has acumulado en tu corazón a partir de todas tus experiencias. El corazón es el lugar donde todas las corrientes fluyen juntas como una y se unen en una luz que es a la vez suave y brillante. Conéctate ahora con su corazón; desciende con tu conciencia al área de tu pecho y siente la luz que allí se halla. Siente el poder de tu luz, a través del miedo y el dolor que se encuentra ahí, al cual también se le permite estar ahí.

Estás aquí en la Tierra, en esta vida, para curarte a ti mismo; para ser libre. Ese es el significado más profundo de tu vida en la Tierra: hacer un viaje a través del miedo e ir más allá. Para saborear la libertad de lo que realmente eres, libre del tiempo y el espacio, libre de ese cuerpo. Solo puedes adquirir verdaderamente esa libertad si te enfrentas al miedo, si te atreves a plantarte en el centro de ese miedo para permitir que se muestre tu amor. Esa es también tu tarea en este mundo, que no es huir del miedo, ni del mundo, ni de ti mismo, sino permanecer erguido y presente desde tu corazón en medio del miedo.

El miedo es la raíz de toda la negatividad que ves en este mundo. El miedo genera tensión en las personas y una sensación de amenaza contra la que debéis defenderos. De esa manera, las personas se cierran a sí mismas ante los demás. El miedo también conduce a la falta de confianza, por lo que cuando hay una sensación constante de inseguridad dentro de ti, no puedes desarrollar tu potencial. Construyes cercas, muros, que brindan una sensación de seguridad, pero esa seguridad es una ilusión. Te volverás dependiente de esos muros y vallas, pero tarde o temprano la vida se abrirá paso.

La verdadera seguridad proviene de estar conectado con tu centro más profundo, tu propia divinidad. Ese es el lugar donde sabes, te sientes, eres libre. Ya no tienes que convertirte en algo porque ya lo eres . Eres libre de viajar de una vida a otra. No estás atado a una forma, ni una personalidad, ni una determinada máscara o mecanismo de defensa.

Siente esa libertad en lo más profundo de tu ser. Eso es lo que deseas y lo que es bueno y natural para ti. Estás aquí para lograr esa libertad por ti mismo. Toda persona que hace eso, que viaja a través de sus miedos humanos y permanece fiel al amor, irradia una luz en este mundo que toca los corazones de los demás. Por eso os llamamos trabajadores de la luz, es decir, aquellos que difunden una nueva conciencia, que traen luz a un mundo de miedo con todos los excesos que acompañan a ese miedo.

Pero ser un trabajador de la luz significa que el trabajo esencial está en ti. Si la luz está en tu corazón, si te envuelven las llamas de la compasión, si puedes mirar tu propio miedo, tu propia oscuridad, entonces la luz fluye de tus ojos y a través de las palabras que dices, al mundo. Con tu forma de hablar y actuar, te conviertes en una luz viva. De eso también trata lo de ser un verdadero canal. Se trata de transmitir tu esencia, que es independiente de la forma, del tiempo, del espacio, y está libre de miedos y desconfianzas.

Toda canalización tiene como objetivo liberar esa esencia dentro de ti. Todos los guías que están contigo quieren cumplir ese propósito: que sientas la presencia de esos guías. Siente a los ángeles o energías de ayuda que están ahí para ti, aquellos que son adecuados para ti y quieren trabajar contigo, porque se trata de una asociación entre iguales. Esas energías de luz se reúnen en este espacio a tu alrededor. Siente cómo te mereces plenamente su energía, su sabiduría, porque tú eres el traductor, el constructor de puentes. Construyes una conexión entre su vibración y la de la Tierra, y puedes hacerlo porque eres sabio. Entiendes la esencia de su mensaje, pero al mismo tiempo estás conectado con el funcionamiento del mundo humano. Sabes cómo piensa y se siente la gente, cuáles son sus dudas y sus miedos, y por eso eres el traductor, el constructor de puentes. Puedes comprender la experiencia de otra persona porque tú conoces el miedo, la oscuridad y la duda que sienten los humanos dentro de ti mismo.

La sabiduría, los mensajes sabios, cobran vida, se arraigan realmente en el corazón de las personas si se sienten comprendidas y elevadas en un fluir de amor y compasión. La sabiduría que consiste solo en palabras o principios no se arraiga lo suficiente. Por eso tu trabajo es sagrado; no consiste simplemente en palabras. No es solo conocimiento lo que tú proporcionas, sino que tocas a otros en su corazón. Quieres que recuerden su propia divinidad, su santidad. Y cuando te amas a ti mismo con humanidad y calidez, creas un espacio sagrado allí dentro de ti, te inclinas ante ti mismo . No intentas cambiarte a ti mismo, ni permites que te moldeen en un ideal o un principio superior. No, eres tú mismo desde el interior del silencio, que no es un silencio vacío, sino un silencio lleno de comprensión.

Cuando alguien realmente te escucha, puedes sentir que todas las palabras que dices se entienden realmente. En un espacio que es común para ambos, que es íntimo, realmente te sientes visto, así que te vas a apreciar más. Es como si la otra persona te iluminara y, por lo tanto, se dejara que todo fuera como es: todo lo corriente y natural. Esa luz tranquiliza tu mente y crea esperanza y optimismo en tu corazón. Tu vida vuelve a tener sentido; el canal está abierto para que tu alma pueda fluir. Eso sucede en un encuentro sagrado entre dos personas cuando ambos reconocen abiertamente su dolor más profundo, las emociones más pesadas, sus dudas internas, y ambos las escuchan realmente. No es que desees que estas emociones desaparezcan de inmediato, ni que quieras ignorarlas o superarlas,

Estás aquí en la Tierra, en esta vida, para trabajar con esas partes oscuras dentro de ti y para viajar con ellas hacia la luz. Es precisamente en el camino a la luz donde esas parte oscuras cambian: el miedo, la ira, la resistencia se transforman en las más hermosas joyas, en sabiduría madura, en alegría, humor y verdadero conocimiento. Así que honra esas partes oscuras dentro de ti. Cuando te haces amigo de ellas, tu corazón también es un espacio abierto para otras personas. Ya no estás tan inclinado a juzgar lo que hacen o no hacen. Miras a los demás y, a veces, sonríes porque todo te resulta muy familiar. Y esa familiaridad crea la capacidad de escuchar y estar ahí como un puente para la otra persona.

Esa es también la relación que tienes con un guía, un maestro o un ángel del otro lado. Ellos quieren ser ese amigo que te escucha, y no de forma pasiva, sino viéndote activamente como eres. Eso es lo que los guías te brindan: quieren que seas consciente de quién eres realmente y de que puedes estar aquí tal como eres, con tus talentos únicos. Una guía te hace más grande, no menos. Todos ellos están a tu servicio y quieren ayudarte a alcanzar tu esencia divina. Y mientras haces eso, tu luz se esparcirá por la Tierra, y eso es algo evidente.

Finalmente, te pido que te abras y que te conectes con un guía o maestro que esté energéticamente presente contigo. No te esfuerces demasiado en sentir esa conexión; solo mira lo que hay ahí. Siéntete en paz contigo mismo. Estás bien como estás; no es necesario hacer nada para obtener su aprobación. Imagina que tu guía particular quiere decirte lo hermoso o hermosa que eres, lo puras que son tus intenciones. Siente la energía de la aceptación y el reposo. Si tus guías quieren regalarte algo, es eso: reposo . No tener que juzgar constantemente, ni tener un millón de dudas, sino saber que eres bueno tal como eres, así que relájate.

Recibe la energía de tu guía. Puedes sentir un nombre o ver una imagen o un color. Mantente abierto a ello. No descartes lo que sientes pensando que es simplemente tu imaginación. Atrévete a confiar en tu intuición y en lo que se presenta de inmediato sin pensarlo. Tu intuición habla el idioma de tu alma. Vuelve a confiar en lo que sientes.

Los saludo a todos con respeto y con amor en mi corazón.

JESHUA

 

Canalizado por Pamela Kribbe

 

Traducción de Maria Baes y Frank Tehan
Más canalizaciones de Pamela Kribbe narradas por Mi Voz Es Tu Voz  AQUÍ
Escucha y sigue en YouTube nuestra playlist «JESÚS AL HABLA» pinchando AQUÍ

 


 

Un comentario en “DANDO DE TU ESENCIA – Jeshua a través de Pamela Kribbe

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.