EXPECTATIVAS DEL CAMBIO – Saúl a través de John Smallman

«Colectivamente, la mayoría ha optado por recordar su verdadera naturaleza, y es por eso que ahora se están produciendo tantos cambios en todo el mundo.»
Divulga Amor y Luz

«Colectivamente, la mayoría ha optado por recordar su verdadera naturaleza, y es por eso que ahora se están produciendo tantos cambios en todo el mundo.»

ESCUCHA…

 

 

 


 

LEE…

 

Mientras esperan con expectación el despertar de la Humanidad, sepan que ese es un hecho inminente, aunque no lo parezca al conocer las noticias diarias de todo el mundo y ver que solo hablan de dolor, sufrimiento y carencia de armonía política.

Estos son tiempos muy interesantes, y es muy fácil deprimirse y desilusionarse ya que los que están ejerciendo la autoridad continúan intentando restringir tu libertad y tu soberanía, tratando de convencerte de que obedezcas reglas socialmente divisivas, que solo causan conflictos con los demás.

La preocupación ante los cambios que están surgiendo en la sociedad es normal, aunque se trata de un camino que la Humanidad eligió conscientemente.

Muchos de quienes ostentan poder están haciendo intentos desesperados por controlar a los demás que se están volviendo auto destructivos, a medida que más y más personas comienzan a darse cuenta de que los motivos que ellos revelan y defienden son extremadamente egoístas. Prácticamente no tienen nada que ver con servir a los mejores intereses de la Humanidad, a pesar de todos sus reclamos sobre lo contrario.

Cuando se producen cambios cruciales en la forma en que la humanidad se percibe a sí misma, ello lleva a alteraciones importantes en la forma en que las personas se relacionan entre sí. El caos y la confusión también surgen, porque las personas están siendo sacudidas de su rutina diaria, al mismo tiempo que se intensifica la sensación subyacente de incertidumbre. Y este es un aspecto importante e inquietante de la vida cuando se tiene una forma física.

Esto es precisamente lo que está sucediendo ahora en todo el mundo. La confusión global es muy inquietante para las personas, extremadamente inquietante, y hay muy pocos entre ustedes que no sientan incertidumbre y ansiedad, e incluso miedo, al preguntarse: «¿Qué está pasando en la Tierra y qué sucederá después?»

Todos ustedes crecieron transitando desde la infancia hasta la edad adulta y, naturalmente y hasta cierto punto, aprendieron a vivir en la incertidumbre.

Siempre se han preguntado cosas así: ¿Cómo será el clima mañana? ¿Tendré problemas de salud? ¿Mi pareja me ama realmente? ¿Cómo los niños afrontarán la escuela, la universidad, el mundo de los adultos? Sin embargo, esta incertidumbre de ahora es mucho más intensa y alarmante que cualquier otra experiencia previa.

Parece que las cosas no volverán a lo que antes era «normal», porque las restricciones a la libertad personal siguen vigentes todavía en la actualidad. Tienes prohibido reunirte con otros, salvo en grupos muy reducidos, mientras mantienes el «distanciamiento social». Y tal vez ahora mismo estés dándote cuenta de que no eras tan libre como creías que eras antes de la aparición del coronavirus, y que esas restricciones que ha impuesto el virus cambiaron la forma en que vivías tu vida cotidiana.

Muchos han cambiado sus hábitos de una manera que no habrían podido ni sospechar.

Durante la mayor parte de la historia registrada de la humanidad, pequeños grupos de personas influyentes, realeza, aristocracia, organizaciones religiosas y líderes militares, han desarrollado reglamentos para controlar y dirigir la vida de las masas. Y todo con el fin de proporcionarse a ellos mismos un estándar de vida mejor y más agradable, al tiempo que obligaban a esas masas a vivir en la servidumbre y en la pobreza más desgarradora.

Ahora, a medida que más y más de ustedes se dan cuenta de la deshonestidad y la falta de integridad en muchos de los que ostentan cargos de poder y autoridad, su capacidad para mantener el control se está derrumbando y, en su desesperación para mantener el status quo, tratan de imponer restricciones más y más estrictas sobre las libertades humanas que fueron divinamente dadas. Su tiempo ha terminado.

Como muchos maestros sabios les han dicho con tanta frecuencia, el amor es el único camino que puede guiarte de manera segura y exitosa a través de esas interacciones humanas en las que intensos desacuerdos los dividen a todos. Sobre todo, en aquellos en los cuales el conflicto y la fuerza parecen ser los únicos recursos para conseguir resultados satisfactorios. El conflicto solamente conduce a una mayor división y sufrimiento para muchos, como la historia lo demuestra muy claramente. La gran mayoría ya se dió cuenta de eso, así que cada vez hay menos de ustedes dispuestos a involucrarse en conflictos.

Afortunadamente las personas están ideando formas más inteligentes de resolver aquellos problemas que las dividen. Y por fin se están dando cuenta de eso que los sabios les han venido diciendo desde hace tanto tiempo y que hoy por hoy es absolutamente válido: el AMOR es el único camino a seguir.

Se necesita valor en un mundo donde el poder de la fuerza ha gobernado durante tanto tiempo para afrontar lo que surja escudados únicamente en el amor. Pero aquellos que han comenzado a hacerlo están descubriendo que definitivamente funciona.

Visitar a diario tus sagrados recintos interiores, permitirte el tiempo para relajarte allí en silencio sin ser molestado por otros, te traerá un respiro de las preocupaciones, los cambios y ansiedades de tu vida humana diaria. Y con el respiro establecido, le darás al Amor la posibilidad de fluir en tu corazón y que demuestre su eficacia al hacer que tus ansiedades y preocupaciones pierdan intensidad. Si puedes mantener la práctica regular, ininterrumpida, de ir a ese espacio interior tranquilo, todos los días durante aproximadamente tres semanas, por ejemplo, esos 21 días bastarán para que descubras que estás más en paz contigo mismo y menos perturbado por los eventos o las interacciones inesperadas y problemáticas. Verás que puedes lidiar con los conflictos cotidianos y esos retos que te presenta la vida como humano, con mucha más calma y efectividad.

El amor es el campo energético de la Vida, de la Conciencia, de la Fuente, dentro del cual todo lo que ha sido creado tiene su existencia eterna. No hay nada ni nadie más. Lo que estás experimentando en la forma humana es un estado de existencia irreal, una idea o concepto que colectivamente elegiste establecer para experimentar únicamente lo irreal y hacer que parezca completamente real.

Lo irreal es un estado de separación del Amor, aunque en realidad sea imposible separarse del Amor. Un estado en oposición o de no alineación con el Amor es lo que parece real. Y eso, como bien sabes, es extremadamente convincente cuando vives una vida con forma. Pero la forma en sí misma es irreal, porque solo hay energía: AMOR.

Al final, todos escogerán la senda del amor.

Una enorme conciencia que ya está percibiendo ese poder infinito del Amor, está surgiendo dentro de la humanidad; una conciencia de que el Amor es el único poder, y que cualquier otro poder es irreal y se disuelve, se desintegra, falla, una vez que te permites invitar al Amor a entrar en tu vida.

Cuando las personas eligen, -y todos tienen libre albedrío para tomar decisiones en todo momento,- involucrarse con la ira, el resentimiento, el odio y el juicio, están bloqueando el Amor de su corazón. Pero el Amor no se va a ninguna parte porque siempre está presente, ya que es la fuerza vital que mantiene tu existencia eterna. Sin embargo, cuando alguien se aferra a esas emociones negativas, esa persona elige no reconocer y no acoger el Amor en su vida y en su conciencia. Mientras tales personas se  involucran en esos procesos, el Amor aguarda pacientemente tanto tiempo como sea necesario para que ellas cambien de opinión.

Más tarde o más temprano tendremos que elegir dirigir el rumbo hacia nuestra verdadera naturaleza y entonces todos cambiaremos de opinión, porque llegará el momento en que elegiremos la naturaleza verdadera y eterna. Esa es la Voluntad Divina y, por lo tanto, la voluntad de cada ser, aunque cada quien es libre de elegir cuándo será.

Colectivamente, la mayoría ha optado por recordar su verdadera naturaleza, y es por eso que ahora se están produciendo tantos cambios en todo el mundo para aquellos que han optado por despertar. Y muchos todavía no se dan cuenta de que esa es una elección que solo ellos pueden tomar por sí mismos, y que de hecho ya han tomado.

El gran despertar está muy cerca. En estos momentos trascendentales, es vital que te asegures de establecer la intención, al menos una vez al día, de ser amoroso y amar todo aquello que surja.

Si lo haces así, desempeñarás de manera más efectiva tu parte esencial en el proceso del despertar individual y colectivo.

Con mucho amor,

SAÚL

 

Canalizado por John Smallman
Traducción: Lurdes Sarmiento – hermandadblanca.org
Más canalizaciones a través de John Smallman narradas por Mi Voz Es Tu Voz  AQUÍ

 


 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.