LA CLAVE ES EL CAMBIO INTERIOR – Jeshua a través de Pamela Kribbe

«El cambio interior ocurre a un nivel profundo. No es como pulsar un botón en tu cabeza para que se encienda o se apague.»
Divulga Amor y Luz

«El cambio interior ocurre a un nivel profundo, no es como pulsar un botón en tu cabeza para que se encienda o se apague.»

ESCUCHA…

 

 


LEE…

 

Amados amigos:

Yo Soy Jeshua, su hermano y alma gemela.

Yo fui un ser humano en la Tierra, no lo olvides. Yo era un ser humano que vivía entre personas que venían a traer algo nuevo, una chispa de conciencia que tocaba el corazón de la gente. En mi humanidad, a menudo me atormentaba y me llenaba de desesperación porque me sentía como si estuviera llevando agua a un desierto, un desierto en el que yo también sufrí. Energéticamente, había una conciencia colectiva que estaba velada o cerrada por el miedo y los pensamientos de poder.

En la época en la yo que viví, había una fuerte jerarquía. Aquella jerarquía mantuvo a todo y a todos, ricos y pobres, poderosos e impotentes, hombres y mujeres, separados y en su lugar. Como resultado, la energía del alma, que es una energía de libertad y creatividad, tuvo dificultades para fluir. Yo vine para traer innovación, a menudo sintiéndome atrapado en la realidad de la época.

Te digo esto porque tú estás pasando por algo muy similar. En tu corazón se ha despertado una conciencia en la que hay algo nuevo. Sientes la llamada de tu corazón mientras que, al mismo tiempo, también sientes que no puedes adaptarte y encajar con la conciencia tradicional existente, y eso crea una división dentro de ti. Realmente quieres seguir la llamada de tu corazón viviendo con pasión e inspiración y dar forma a lo nuevo, pero sientes la oposición, la resistencia y la inercia de las estructuras de poder existentes. Esas estructuras se basan en el miedo y quieren aferrarse al pasado; son rígidas, quieren mantener el control a toda costa y se resisten al libre fluir del alma. 

Estás en el mismo dilema que yo estuve, tu camino no es tan diferente al mío. Por eso me dirijo a ti como hermano y alma gemela, para que puedas ver y entender quién eres: ¡Eres un mensajero!

Sin embargo, al mismo tiempo, también eres un ser humano que quiere experimentar una conexión con los demás de una manera humana. Entonces, la pregunta es: «¿Cómo vas a traer lo Nuevo y ser un líder de la Nueva Era, y al mismo tiempo defenderte y protegerte lo suficiente en una realidad que no te conviene a nivel del alma?»

Muchos trabajadores de la luz experimentan el mismo problema. Son personas sensibles, de gran complejidad, que experimentan la resistencia de la sociedad que las rodea y se sienten tocadas por el dolor, el sufrimiento de los demás y también por el dolor en la Naturaleza debido a la violencia infligida sobre la Tierra. La humanidad se enfrenta a una crisis global de la Naturaleza, así como a desastres y sufrimiento humanos, por lo que hay cada vez más indicios de la necesidad de un cambio fundamental.

Ya sientes ese llamado dentro de ti: el impulso de abrirse a otra conciencia . Pero cuando experimentas ese llamado, el llamado de una conciencia transmitida por el corazón, también te das cuenta de que eres un extraño, un paria. Miras la realidad y ves y sientes que no encajas en ella. 

Primero te pido que te des cuenta de que el aislamiento y la soledad que experimentas tienen una fuerte conexión con quién eres y con lo que traes de tu alma. Por lo tanto, siente tu grandezasiente la Luz de tu alma. A menudo te sientes abandonado o repudiado y crees que no puedes participar en este mundo, pero tienes que saber que no es porque hayas fallado o hayas renunciado. Te distancias precisamente porque no puedes vivir de la manera aceptada desde tu corazón expandido y tu sensibilidad.

Tu respuesta también es el resultado de todas las imágenes de éxito en tu mundo, de las cosas que se supone que debes lograr. Esas imágenes han penetrado en tu conciencia y te hacen sentir como un extraño que fracasará si no logra esas falsas imágenes de éxito; y el resultado es que pueden hacerte sentir inseguro. Por eso es muy importante que veas a través de esas imágenes, que comprendas realmente cuál es tu papel en esta época, que eres un precursor de la Nueva. Ese es el primer paso: comprender quién eres tú, comprender por qué necesitas espacio para ti, por qué eres diferente y por qué a menudo no puedes ser tú mismo en las formas existentes de pensar y hacer. Y no solo es importante comprenderlo mentalmente, sino sentirlo en el corazón y recordar su llamado. 

Ahora céntrate en tu corazón. ¡Siempre eres bienvenido ahí! Siéntete un pionero. Siente que recuerdas algo significativo, que tienes una profundidad y una sabiduría dentro de ti que son de gran importancia para este mundo, aunque el mundo todavía no reconozca esa sabiduría. Sin embargo, cada vez más cosas están comenzando a cambiar, especialmente debido a las crisis actuales que acontecen en la Tierra. Se están perforando agujeros en la vieja conciencia. Las imágenes de liderazgo tradicional salen más a la luz, especialmente las imágenes de ese liderazgo masculino, dogmático y rígido. Es precisamente esa forma de liderazgo la que ahora está muy presente en muchos sectores del mundo. Ese modo de liderazgo socava su propia validez porque les muestra a más y más personas cómo funcionan el poder y el control en todas las áreas de la vida. Las viejas estructuras están cada vez más expuestas. 

Tú estás desempeñando un papel en ese proceso al incorporar una conciencia que se desvía de las estructuras existentes. Sin embargo, todavía tienes representaciones antiguas de cuál es la mejor manera de cambiar las cosas como Trabajador de la Luz y, a menudo, respondes entrando en un modo que solo se orienta a la acción. Pero las cosas a tu alrededor cambian principalmente por la calidad de tu conciencia y eso tiene una gran influencia. Impulsado por las imágenes de tu sociedad, a menudo todavía te centras en conseguir resultados tangibles: «¿Qué debo hacer? ¿Qué tipo de trabajo? ¿Cuál es mi papel?» El énfasis en “hacer” a menudo te desequilibra y te impacienta porque ves muy pocos resultados tangibles en el mundo exterior. 

Sin embargo, un verdadero cambio de conciencia se produce internamente y solo tiene consecuencias externas a largo plazo, y eso también se te aplica a ti individualmente, en tu propia vida. Cuando miras hacia atrás en tu vida, puedes sentir las profundas transformaciones emocionales que solo fructificarán más tarde. A menudo, eso sucede mucho más tarde de lo que crees o esperas porque los cambios internos transformadores ocurren a un nivel profundo. No es como pulsar un botón en tu cabeza para que se enciendan o se apaguen; no es tanto un proceso mental como un proceso emocional. Cada uno de ustedes tiene hábitos y patrones emocionales que requieren de mucha fuerza, auto reflexión silenciosa y voluntad para abrirse paso. Y eso se aplica no solo a nivel individual, sino también a nivel colectivo en todo el mundo. 

Su mayor fortaleza radica en la labor interna que todos hacen, y esa labor tiene consecuencias externas. No te fijes demasiado en lo que ves cuando observas la condición del mundo que te rodea, porque la clave es el cambio interior. Especialmente en esta vida que llevas, en esta época, es muy importante que te centres en tu ser interior, porque ahí es donde se obran los milagros. Enfrentándote a ti mismo con amor y apertura mental, sin juzgarte y borrando las representaciones e imágenes de la sociedad que tanto te han condicionado. Ahí es donde reside tu mayor misión, y el caso es que la transmites a otros sin tú saberlo.

Reflexiona un momento en los juicios sobre tu vida o sobre ser ti mismo que guardas dentro de ti. Céntrate en algo que no creas que va bien en tu vida y que consideras que es culpa tuya o de los demás. Siempre hay un cierto acento en el juicio. La condena conlleva agresión, que también puede volverse contra ti mismo. Mira si puedes ver en tí mismo cómo lo hace y siente cómo la energía del juicio te bloquea. Los juicios cierran la puerta y eso es lo opuesto a la apertura que fluye con tu alma. 

Pregúntale a tu cuerpo: «¿Dónde me bloqueo al juzgar?» Descubre qué parte de tu organismo reacciona a ese juicio y está conectada a él. Quizá haya una parte que se sienta contraída porque te estás apartando de la vida a causa de la decepción y la desilusión. ¡Abre esa puerta de nuevo!

Siente la parte estrecha de ti mismo e imagina que el agua fluye hacia ella, una especie de agua energética suave, cálida y agradable. Siente que el agua quiere transportarte a una nueva vida, a una nueva conciencia. Siente que puedes desprenderte del juicio. 

Date espacio. Permanece abierto a lo nuevo que todavía no puedes captar con tu mente pensante. Ten en cuenta que estás inmerso en una transformación de tu conciencia y que una verdadera transformación siempre le lleva a uno más allá de los límites de lo conocido. Y eso significa que todavía no sabes exactamente qué va a pasar. Trata de no ver ni comprender ni predecir nada a partir de lo viejo ni lo conocido, sino procura más bien estar abierto a lo nuevo, a una nueva conciencia. Eso es lo más importante. El resto, los eventos externos, se sucederán por sí solos.

Muchas gracias por tu atención. Nunca estás solo. Estás conectado a un campo de almas afines, de almas de ideas semejantes. Siempre eres abrazado. 

Muchas gracias.

 

Canalizado por Pamela Kribbe

 
 
Más canalizaciones de Pamela Kribbe narradas por Mi Voz Es Tu Voz  AQUÍ

 

Una única vez
Mensual
Anual

Haz una donación puntual a Mi Voz Es Tu Voz

Haz una donación mensual a Mi Voz Es Tu Voz

Haz una donación anual a Mi Voz Es Tu Voz

Escoge entre las siguientes cantidades…

€11,00
€22,00
€55,00
€11,00
€22,00
€55,00
€66,00
€122,00
€244,00

O bien, dona la cantidad que desees.


¡Mil gracias por tu valiosa colaboración!

Your contribution is appreciated.

Your contribution is appreciated.

DonateDonate monthlyDonate yearly

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.