LA DECISIÓN ES TUYA – Bruce Lipton

«Hay que tomar una decisión personal en cuanto a si nos centramos en el colapso que provocan miedo o en un futuro más brillante y saludable.»
Divulga Amor y Luz
«Hay que tomar una decisión personal en cuanto a si nos centramos en el colapso que provoca el miedo o en un futuro brillante y saludable.»
ESCUCHA…

 


LEE…

 

Cuando yo era niño, a mediados del siglo pasado, el mundo estaba en medio de una lucha de poder: Occidente contra Oriente, democracia contra comunismo. A principios de los años 50, la fisión nuclear, la bomba atómica, estaba calentando la guerra fría. El gobierno y los medios de comunicación de los EE. UU. lanzaban continuamente el temor de una inminente guerra nuclear con los rusos. Poco sabía el público que la Unión Soviética estaba al borde del colapso y con poca capacidad real para provocar una guerra. Sin embargo, ¡nos tragamos la pompa publicitaria!

Para aumentar el miedo, el gobierno mostró pruebas de bombas atómicas en vivo por la televisión. Se construyeron aldeas modelo en la zona de la explosión, para que pudiéramos experimentar el horror de cómo una explosión nuclear podría erradicar instantáneamente cualquier ciudad. Las imágenes provocaron miedo y amenazas de aniquilación. Como consecuencia, el sonido de las sirenas a todo volumen marcaban simulacros de ataques aéreos, lo que provocaba que la ciudadanía detuviera sus tareas de subsistencia y buscara protección descendiendo a refugios antiaéreos subterráneos. Participar en la respuesta de protección llevó al cese de las acciones relacionadas con el crecimiento. Después de que sonó la señal clara que anunciaba la finalización de la prueba, las personas regresaron a sus labores y la comunidad reanudó sus actividades de crecimiento.

Ahora, considere por un momento las consecuencias de que no hubiese habido tal finalización. La población se habría visto obligada a permanecer en los albergues en continuo estado de protección. ¿Y cuánto tiempo pueden sobrevivir las personas en ese estado? Solo mientras se mantuvieran las reservas de alimentos, agua y otros suministros energéticos. Sin embargo, la comunidad colapsaría ante la disminución de los suministros, tras lo cual, perecerían.

Ahora, considere el destino de una comunidad celular de aproximadamente 40 billones de individuos que vive bajo su piel. En un estado de crecimiento, los ciudadanos celulares y sus comunidades (es decir, los órganos) colaboran para mantener la salud y apoyar la vitalidad del cuerpo. Una de las principales funciones del cerebro, el equivalente al gobierno del cuerpo, es la de interpretar lo que está sucediendo en el mundo «exterior». Luego, el cerebro coordina el comportamiento de supervivencia de la comunidad celular enviando noticias del mundo mediante la liberación de señales hormonales.

En un entorno seguro y de apoyo, el cerebro libera señales como las endorfinas y la hormona del crecimiento para fomentar el crecimiento comunitario y el mantenimiento del cuerpo. Cuando el cuerpo está amenazado por fuerzas externas, el cerebro libera estrés y hormonas inflamatorias, el equivalente a las sirenas de ataque aéreo, para dirigir a la comunidad celular a detener las actividades de crecimiento y participar en una respuesta de protección.

Para una respuesta de protección aguda o de corto plazo, el cuerpo todavía puede mantener su salud y viabilidad. Sin embargo, una respuesta de miedo crónica durante las 24 horas del día, los 7 días de la semana, los 365 días del año hace que los sistemas del cuerpo se apaguen a la espera de una señal clara que quizá nunca llegue.

Una comunidad, ya sea de personas o de células, puede sobrevivir fácilmente al estrés a corto plazo, como lo sería un simulacro de ataque aéreo. Pero, cuando las señales de estrés continúan, el cese del crecimiento conduce inevitablemente al colapso de la comunidad y a la materialización de disfunciones y enfermedades.

La civilización global está claramente en estrés crónico porque hemos precipitado la sexta extinción masiva del planeta que, por supuesto, incluirá a la Humanidad.

Para sobrevivir y prosperar en el futuro, debemos enfrentarnos a un inminente trastorno evolutivo. Mientras la civilización insostenible se derrumba y se forma una nueva civilización, estamos en un estado de transición. La ciencia más válida, que es la física cuántica, reconoce que la conciencia está creando nuestras experiencias de vida.

Nunca antes había sido tan importante reconocer que tenemos que tomar una decisión personal en cuanto a si enfocamos nuestra conciencia en los síntomas del colapso que provocan miedo, como el cambio climático, COVID-19 y una miríada de otras “sirenas de ataque aéreo sociales , o si centramos nuestra atención en un futuro más brillante y saludable en el que la civilización se une para apoyarse mutuamente mientras trabaja en armonía con la Madre Naturaleza.

Una famosa cita de Rumi ofrece una visión y una conclusión muy importantes: «Más allá de las ideas del bien y del  mal, hay un campo. Nos vemos allí.» Rumi se refiere a un «campo» de AMOR que existe más allá de las amenazas del miedo crónico. En otras palabras, deberíamos enfocarnos en el crecimiento que nos ofrecen el Amor y la Armonía y renunciar al estruendo debilitante del miedo.

Con amor y luz,

Bruce

 

BRUCE LIPTON

 

Traducción y Difusión:

El Manantial del Caduceo en la Era del Ahora

Más de Bruce Lipton narrado por Mi Voz Es Tu Voz  AQUÍ

Una única vez
Mensual
Anual

Haz una donación a Mi Voz Es Tu Voz

Haz una donación mensual a Mi Voz Es Tu Voz

Haz una donación anual a Mi Voz Es Tu Voz

Elige una cantidad…

€11,00
€22,00
€55,00
€11,00
€22,00
€55,00
€66,00
€155,00
€333,00

O introduce en la casilla de abajo el importe que quieras donar:


¡Mil gracias por tu generosa aportación!

¡Mil gracias por tu generosa aportación!

¡Mil gracias por tu generosa aportación!

DonarDonar mensualmenteDonar anualmente

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.