CONÉCTATE CONMIGO – La Tierra a través de Pamela Kribbe

«Siente mi energía y mi fuerza a través de tu cuerpo físico y conéctate conmigo, porque tu cuerpo físico es el puente entre tú y yo.»
Divulga Amor y Luz

«Siente mi energía y mi fuerza a través de tu cuerpo físico y conéctate conmigo, porque tu cuerpo físico es el puente entre tú y yo.»

ESCUCHA…

 

 


LEE…

 

Amados:

Yo Soy la Tierra.

Siente mi energía y mi fuerza a través de tu cuerpo físico y conéctate conmigo, porque tu cuerpo físico es el puente entre tú y yo.

Déjame entrar en tu vida, para que pueda ofrecerte lo que necesitas, lo cual solo es posible cuando estás dispuesto a recibir.

Aquí, en la Tierra, te has vuelto humano porque has recibido mis Elementos en tu cuerpo, ya que solo a través de una conexión profunda conmigo, puedes manifestar en la carne al Ser tan profundo y completo que Eres realmente.

Quiero recibir el calor y la Luz interior de  tu alma, y a cambio te daré todo lo que necesitas como ser humano para florecer y brillar, manifestar e irradiar aquello que Eres.

Cuando se trata de recibir, los humanos interponen una barrera que me impide darles todo lo que necesitan. En ustedes hay una incapacidad que no les permite conectarse conmigo, la Tierra, y tampoco recibir mi energía, cosa que no ocurre solo a nivel individual, sino también colectivamente.

Esa es la razón por la que, en conjunto, la Humanidad está tan perdida a nivel mental y se halla en un terreno inestable e incierto. Muchas personas se desconectan del presente a medida que se pierden en pensamientos continuos y agitados, que los enredan en el pasado o los impulsan hacia el futuro, y los atrapan en el estrés y la presión del mundo exterior.

Yo no puedo alcanzarte cuando tú estás atrapado en tu mente, y por eso estoy pidiéndote que, por un momento, visualices y experimentes esa brecha que hay entre tú y yo.

Percíbete frente a ti, percibe a esa personalidad que está completamente ofuscada y cautivada por los pensamientos que giran y se agitan, a medida que te aprisionan en tu propia mente. Observa cómo, a medida que te alimentas de ello, tu cuerpo físico va perdiendo su poder y su vitalidad. Nota cómo, de esa manera, no puedes ser inspirado por los poderes de la Tierra y de la Naturaleza. Tu personalidad pierde la conexión con los sentimientos y con el flujo de energía que, como ser humano, se concentra en el interior de tu cuerpo físico.

Como seres humanos, ninguno de ustedes puede ser otra cosa; sin embargo, debido a que durante siglos han sido enormemente influenciados por la forma en que han sido educados, han concentrado toda esa energía en la cabeza. ¿Y por qué se ha concentrado en la cabeza esa energía? Pues, principalmente, para que, al seguir el dictado de la mente, se produzca una ruptura entre tú y la Tierra.

Un animal permanece naturalmente conectado con su entorno, conforma un todo orgánico, primero con su propia especie y luego con su extenso entorno. Se siente intrincadamente parte del Todo, siente que pertenece a él y se sumerge en él sin creer que está separado del mismo.

La mayoría de las personas carece de la experiencia natural de esa conexión con la vida que los capacita para darle sentido y significado, porque al estar atrapadas en su mente, experimentan la sensación de estar perdidas, solas y separadas de todo y de todos. Por eso no es extraño que comiencen a comportarse de una manera que los separa y los aleja aún más de sí mismos, de los demás y de mí, la Tierra.

Aquellos que viven conforme a su mente tienen miedo, y el resultado de eso, es la necesidad de controlar para poder borrar o, al menos, disimular la sombra de sus temores.

Desafortunadamente, en realidad nunca alivian sus miedos, porque siguen enfrascados en su actividad mental, por lo que crean más barreras contra la vida, debido a los muchos juicios emanados de su mente que se desprenden de los debería, tendría o podría ser.

Ahora te pido que, por un momento, te imagines a alguien cuya energía no esté tan concentrada alrededor de su mente. Observa a ese ser humano, porque el Ser que habita en su cuerpo hace que sea individual y único. Podría ser que, en tu imaginación, esa visión te muestre a una persona que está descalza y vestida con ropa ligera. Mira el corazón y la Esencia de esa persona, y notarás que ese ser humano es parte del Todo, que escucha lo que la Naturaleza tiene que decirle y que es consciente del flujo de vida que hay dentro de su cuerpo.

Esa persona siente en su abdomen lo que necesita físicamente, ya sea tocante a la comida, a la ropa, y a otras sensaciones. Desde el corazón, siente lo que necesita a nivel emocional y que es inherente a la conexión con otros Seres: pasión, inspiración y creatividad.

Este es el nuevo Ser humano que quiere nacer a través de ti para que establezcas una conexión entre tú y la Nueva Tierra.

Tú puedes imaginarte a ese Nuevo Humano. Mediante una conexión con la Naturaleza, podrás invocar en tu imaginación a esa entidad que ya está dentro de ti; visualizarás a tu Yo Futuro.

A medida que vayas descendiendo más profundamente en tu corazón y abdomen, la actividad en tu cabeza se aquietará y se silenciará; ya no tratarás de regular y de poner orden a través de tus pensamientos, lo que facilitará que puedas armonizarte con todo.

A partir de esa actitud aparentemente más pasiva, estarás más abierto y receptivo, y ya no tendrás deseos de poseer y controlar, y será así como podrás recibir a tu Alma en la Tierra.

Tu Alma es como la Luz de las Estrellas desde la cual se extiende un Rayo a la Tierra que penetra y brilla a través de la receptividad de tu Ser humano.

Imagina que dentro de tu Alma hay una Estrella de Luz y llámala, cosa que te resultará muy fácil, ya que esa Estrella eres tú. Imagina que la Luz de esa Estrella cae sobre ti y observa qué parte de tu cuerpo que no sea la cabeza recibe su Luz. Luego deja que la Luz de tu Eterna Estrella fluya por tu cuerpo, pasando por tu corazón y bajando por tu abdomen, coxis, piernas y pies.

Como Ser humano, tú eres un canal para la Luz de tu Alma, por eso es tan esencial que aprecies tu propia humanidad a fin de que puedas comprenderla y amarla.

Tu humanidad no es un obstáculo para tu Alma, sino una compañera, porque todas tus emociones, pensamientos y tu cuerpo físico, son parte de tu vida aquí, son el canal a través del cual tu Alma quiere fluir y abrazar tu dignidad como un Ser humano.

El resultado de vivir conforme a la mente, es lo que propicia que siempre te esfuerces mucho para demostrar que eres alguien digno de ser amado. Pasas por alto quién eres realmente, porque siempre buscas fuera de ti aquello que deseas; pero al hacer eso, no puedes ser el canal receptor de la energía de tu alma.

Sólo cuando realmente asumes ser el humano que eres y decides actuar como tal, puedes superar todas las inseguridades e incertidumbres que son parte de tal condición y puedes volver al Hogar de tu Alma; y, entonces, ya no necesitar demostrar tu valía, porque sabes qué y quién eres en realidad. Todo lo que eres, todas las facetas de tu ser humano, son parte de esta vida en la Tierra y no necesitas borrar ni disimular  nada.

Cuando dices «sí» a tu humanidad, te liberas, dejas de luchar contigo mismo y te conviertes en parte del Todo. Cada Ser humano es único y recorre su propio camino. Por eso, precisamente, tienen tanto para darse los unos a los otros, porque cada uno de ustedes tiene una perspectiva única e irremplazable dentro del Todo.

Finalmente, me gustaría pedirles que imaginen que están en la Nueva Tierra, un lugar donde la gente vive con más armonía para consigo mismos, la Naturaleza y las demás personas.

Mírate allí y durante un momento deja que tu imaginación vague libremente. Observa cómo vives, si estás en un entorno natural, si puedes ser tú mismo por completo, si sientes paz y relajación…

Percibe si experimentas una conexión con todo ese entorno y si sientes más calma y tranquilidad.

Quizá tengas tu propia cabaña, una que refleje completamente quién eres. Ahora, experimenta la seguridad y la protección que te brinda esa construcción, deja que el entorno te influya, porque es importante que sientas eso.

Luego, mira a tu alrededor y observa si hay otras personas, percibe si experimentas alguna conexión con ellas, nota si esa comunidad pertenece a la Nueva Tierra.

Ahora da un paso más; imagina que te unes a un círculo formado por esas personas, ya sea en un centro o en una plaza. Percibe la naturalidad con la que te reúnes con ellas, simplemente, porque no tienes nada que demostrarles, dado que puedes ser tú mismo.

Ese es tu papel en esa comunidad, la de Ser tú mismo para que, así, puedas irradiar tu energía única desde allí.

Ahora, experimenta agradecimiento hacia esas personas que conforman tu comunidad, siente cómo te aprecian por quién eres, lo mucho que les inspira tu presencia y tu contribución.

Imagínalas formando un círculo contigo en el que todos estáis agarrados de la mano y, entre todos, generáis algo hermoso para la Tierra y para la Humanidad. De esa manera, el flujo de dar y recibir fluirá sin esfuerzo, sabrás quién eres y, naturalmente, recibirás lo que necesitas para vivir bien y en armonía.

Valórate a ti mismo como ser humano, porque mi deseo es que te tomes muy en serio y que dejes de denigrarte, tal como haces habitualmente.

Ustedes son el canal para la Nueva Tierra que quiere surgir desde su interior y desde las cenizas de los viejos miedos y juicios. La Nueva Tierra quiere manifestarse, así que álzate como precursor de este Nuevo Tiempo. Abraza totalmente tu humanidad, porque ese es el canal para que ocurra la manifestación. Tu humanidad individual te hace una parte indispensable y única del Todo.

Este es mi llamado para ti: cree en ti mismo, valórate, incorpórate y atrévete a brillar.

¡Atrévete a dar y a recibir!

Con Amor,

LA TIERRA

Canalizado por Pamela Kribbe

www.jeshua.net

Más canalizaciones de Pamela Kribbe narradas por Mi Voz Es Tu Voz  AQUÍ

Una única vez
Mensual
Anual

¿Deseas colaborar con Mi Voz Es Tu Voz?

¿Deseas colaborar mensualmente con Mi Voz Es Tu Voz?

¿Deseas colaborar anualmente con Mi Voz Es Tu Voz?

Elige una cantidad…

€11,00
€22,00
€55,00
€11,00
€22,00
€55,00
€66,00
€155,00
€333,00

O introduce en la casilla de abajo el importe que quieras donar:


¡Mil gracias por tu generosa aportación!

¡Mil gracias por tu generosa aportación!

¡Mil gracias por tu generosa aportación!

DonarDonar mensualmenteDonar anualmente

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.