UN TIEMPO DE CELEBRACIÓN – Jeshua a través de Pamela Kribbe

«Este es un tiempo de celebración porque hay tantas almas en la Tierra que anhelan la Unidad, que las cosas ya han empezado a cambiar.»
Divulga Amor y Luz

«Hay tantas almas en la Tierra que anhelan la Unidad, que las cosas ya han empezado a cambiar.»

ESCUCHA…

 
 
LEE…

Amad@s amig@s:

Estoy en medio de vosotros; Yo Soy Jeshua y me encanta estar contigo; siente mi presencia. Soy un igual, tu amigo y hermano.

Me gustaría decirte que este es un tiempo de celebración. Ya sé que muchos de vosotros todavía tenéis dudas y temores sobre las decisiones que debéis tomar en vuestra vida. Pero la Conciencia Crística está despertando en el corazón de todos y cada uno como una llama. Todavía está muy tierna y aún no es estable, pero está ahí y está despertando. Estar juntos, como lo estamos ahora, y reconocernos desde el corazón y desde el alma, nos permite encender un fuego dentro de nosotros.

Por favor, siénteme en tu corazón. Yo era tan humano como tú, así que no me veas como un maestro elevado que está por encima de ti. Quiero compartir contigo tanto tu alegría y tu risa, como tu dolor y tu soledad. Quiero estar contigo a través de todo. Siente el abrazo de la Esperanza. Relájate y hazlo desde casa. Lo has hecho muy bien, has sido muy valiente.

Estás recorriendo un camino difícil en tu vida en la Tierra y voy a contarte algo más acerca de ese camino. Tú perteneces a una familia de almas a las que yo llamo «Trabajadores de la Luz» y has vivido en la Tierra en numerosas ocasiones. Tu alma ha evolucionado a lo largo de muchísimos siglos, pero en cierto momento, se produjo un cambio profundo en tu corazón y en tu alma. Es difícil resumir ese cambio en pocas palabras, pero lo intentaré de la siguiente manera:

Al comenzar el viaje como alma individual, comienzas a explorar el cosmos y a experimentar la vida, no solo en la Tierra, sino en varios lugares del Universo, que es infinito. Pero también te sientes separado del Hogar, de la Unidad Original de la que eras parte, por lo que nacer como un alma individual conlleva un dolor de parto.

En las etapas iniciales de tu viaje como alma, tratas de curar ese dolor de la separación buscando fuera de ti. Tu ego intenta ganar poder para sentirse bien y en casa; para acumular poder y gobernar a otros con el fin de tener una sensación de control, lo que te otorga una especie de paz temporal. Pero a medida que avanzas y evolucionas, descubres que no hay ninguna forma externa de aliviar el dolor de la separación. Cuando te das cuenta profunda y verdaderamente de eso, es cuando comienzas tu viaje espiritual.

Aunque todavía no tienes las respuestas, te das cuenta de que las respuestas están dentro de ti y no fuera, y es entonces cuando te conviertes en un «Trabajador de la Luz». Empiezas a soltar el ego y empiezas a abrirte a la conciencia del corazón, aunque durante mucho tiempo estás atrapado en el medio. Quieres deshacerte de la conciencia basada en el ego, pero todavía no puedes confiar verdaderamente en la conciencia basada en el corazón.

Lo que ahora les está sucediendo a muchos «Trabajadores de la Luz« en la Tierra es que han nacido con un deseo genuino y profundo de alcanzar la conciencia basada en el corazón en esta vida. Pero la sociedad, tal como se desarrolla actualmente en la Tierra, aún no ha dado el salto a la conciencia basada en el corazón.

Cuando eres niño, te bombardean con información sobre lo que se supone que es una «buena vida». Se te enseña a encajar en la sociedad y a alcanzar los ideales que la sociedad te ofrece. Hay muchas imágenes de la sociedad que se te han grabado durante tu educación sobre lo que es ser un ser humano bueno y exitoso. Pero como Trabajador de la Luz, no encajas con esos ideales o requisitos; no resuenan con tu alma. De manera que te sientes diferente y notas que no puedes adaptarte a lo que te dice la sociedad.

Cuando no te reconoces en las personas que te rodean, empiezas a sentirte solo e incluso desesperado. Empiezas a dudar de ti mismo y a tener juicios negativos sobre quién eres, y hacer eso es perjudicial para ti. Lo trágico, y la paradoja a la vez, es que en la Tierra tienes que sentirte diferente, que no tienes por qué encajar. ¿No sientes que, siendo diferente, ya cumples la misión de tu alma, que traes una Nueva Conciencia a la Tierra?

Lo que está sucediendo ahora mismo en el planeta a escala global, es que el dominio de la conciencia basada en el ego está destruyendo la Naturaleza y a la Tierra. La conciencia basada en el ego está dirigida por una necesidad de control y, por lo tanto, no puede mantener una armonía completa con la Naturaleza y otros seres. El ego siempre anhela el control; es como un gran agujero que debe llenarse constantemente, por lo que anhela todo aquello que proviene del exterior, cosas como el reconocimiento y el éxito.

Yo no estoy aquí para juzgar ese tipo de conciencia, porque es parte de la evolución del alma, pero sí estoy aquí para deciros que vosotros vais más allá de eso, que no tenéis que escuchar las reglas y los estándares de la sociedad que todavía se basan en la conciencia del ego. Por eso os digo que tengáis autoestima y que os valoréis verdaderamente. Me gustaría que os incorporarais y que estuvieseis orgullosos de vosotros mismos. Los maestros sois vosotros, vosotros sois los portadores de Luz en este mundo.

Siente mi llamado. Lo que estoy pidiéndote que hagas es nada menos que ser tú mismo, que seas  diferente. Comparte con el mundo tus puntos de vista, tus ideas originales, tu intuición… No le tengas miedo al rechazo y no busques el reconocimiento fuera de ti. Siente tu fuerza interior; sé consciente de ello. ¡Eso es lo que se necesita ahora mismo en el mundo!

Aquí hay una paradoja. Cuando os pido que os sintáis orgullosos de vosotros mismos, no me refiero al orgullo del ego. Lo que os estoy pidiendo es que os abráis al verdadero poder y resplandor de vuestro corazón. El mayor escollo para los Trabajadores de la Luz en la Tierra es una profunda falta de autoestima. A menudo os sentís solos y abandonados por la sociedad, y vuestro niño interior necesita amor y protección. Por eso, muchas veces hago hincapié en lo importante que es abrazar a vuestro niño interior, porque esa es la parte más vulnerable y propensa a buscar soluciones externas.

Así que abraza a tu niño interior; sé consciente de tu belleza, de la vibración de amor y compasión que llevas en tu corazón. Siente por un momento la vibración que está presente ahí donde estás, la vibración de tu alma. Siente la Luz y la Sabiduría que has ido reuniendo a lo largo de tantas vidas. Esa Luz que ahora está presente es tuya, no mía. Yo solo estoy recordándotela. Y también te recuerdo que está muy bien ser diferente; en realidad, estás destinado a ser diferente; tú eres un mensajero de otra dimensión.

Tú estás destinado a ir más allá de la conciencia del ego. Naturalmente, todavía tienes que lidiar con el miedo y las dudas que hay dentro de ti, pero ya tienes la comprensión y la compasión en tu corazón para verte a ti mismo con ojos de aceptación. Sé amable y gentil contigo mismo, porque ya está bien de juzgarte y dañarte a ti mismo de la manera en la que te has acostumbrado a hacerlo.

Me gustaría finalizar con este  ejercicio: Imagina que estás sosteniendo una antorcha en tu mano derecha y que ya no la escondes. Mírate a ti mismo en tu entorno cotidiano sosteniendo esa antorcha visiblemente frente a ti. Ahora observa si hay algo en tu vida que quiera cambiar, algo que cambiaría si sostuvieras tu Luz de esa manera. ¿Es algo que existe en tu relación o en tu entorno laboral? Deja que la antorcha de luz, que es tu Luz, te guíe.

Nunca te avergüences de esa Luz y mírala por lo que realmente es. Esa es tu Luz, ¿qué te dice? Siente su pureza. Es una Luz eterna; es la Luz de tu alma. Tu alma quiere volver a Casa, quiere dejar atrás la separación. Después de muchos, de muchísimos viajes por el universo, quiere regresar al centro de la Unidad. Quiere experimentar la alegría y la inspiración que pertenecen a ese estado de Unidad.

He comenzado este mensaje diciendo que éste es un momento de celebración. Y el motivo de ello es porque ahora hay tantas personas en la Tierra, tantos Trabajadores de la Luz que tienen ese mismo anhelo por la Unidad, por el Hogar, que las cosas están comenzando a cambiar realmente. El propósito de tu vida es traer el Hogar a la Tierra. Cuando alcanzas el estado de Unidad, de entrega a la conciencia del corazón en tu vida en la Tierra, entonces has alcanzado tu meta. Y cuando eres capaz de mantener esa conciencia en un entorno que todavía está en transición del ego al corazón, entonces eres el maestro que debes ser, de manera que sé el maestro que eres.

Te amo profundamente y siempre estoy contigo como hermano y amigo.

Gracias.

JESHUA

Canalizado por Pamela Kribbe

 
 
Más canalizaciones de Pamela Kribbe narradas por Mi Voz Es Tu Voz,  AQUÍ
Más canalizaciones de Jeshua narradas por Mi Voz Es Tu Voz, AQUÍ
Una única vez
Mensual
Anual

¿Deseas colaborar con Mi Voz Es Tu Voz?

¿Deseas colaborar mensualmente con Mi Voz Es Tu Voz?

¿Deseas colaborar anualmente con Mi Voz Es Tu Voz?

Elige una cantidad…

€11,00
€22,00
€55,00
€11,00
€22,00
€55,00
€66,00
€155,00
€333,00

O introduce en la casilla de abajo el importe que quieras donar:


¡Mil gracias por tu generosa aportación!

¡Mil gracias por tu generosa aportación!

¡Mil gracias por tu generosa aportación!

DonarDonar mensualmenteDonar anualmente

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.