LA LUZ DEL ALMA – Ep. 7: «El lago del Cielo»

«Concluida la serie que dedicamos al “Genio del Corazón”, surge la necesidad de seguir reencontrándonos en la esfera de Luz.»
Divulga Amor y Luz

«¿No te apetece respirar el aire fresco de la Libertad y sentir el impulso de la Vida? ¡A mí, sí!»

ESCUCHA…

LEE…

No te apetece respirar el aire fresco de la libertad?… ¡A  mí sí!… Y sentir el impulso de la vida… descubrir los caprichos que dibujan las nubes… abrir senderos entre matorrales olorosos… y ¡ay, ojala pudiera!… conversar con los animalitos de sus cosas… que con seguridad que, para ellos, son muchas…

¡Y seguro que tú… amigo, amiga que me escuchas… también necesitas respirar ese aire… ¡Venga pues!… ¡Saquemos a pasear a nuestra imaginación!… ¡Vayamos de excursión al “Lago del Cielo”!…

¿Qué dónde está?… ¿Acaso está muy lejos?… ¡qué más da!… ¡Que el Corazón no conoce distancias!… dibujémoslo con trazos de colores… y vistámoslo con los reflejos del cielo…

Y unámonos  en una agradable conversación y deseemos  volar  como  pajarillos… ¡y que gozada de libertad para el niño que… para los grandes momentos… siempre aguarda en nuestro Corazón!… ¡Ahhh, volar por encima del  verde-azul de la bruma  que confunde bosques y montañas!…  

¡Y  qué   nos acompañe la sed de la certeza!… esa certeza que siempre parece jugar con nosotros al escondite… pero amiga mía… ¡bien sabes que  cuando se despereza en ti una corazonada…  cuando renace un  impulso que parecía dormido… cuando  dibujas en tu cara una sonrisa amable…  es entonces cuando parecen despejarse las dudas… Es cuando… ¿cómo diría?… te sientes integrada en “lo cierto” de ti misma…

¡Ayyy, las dudas!… ¡que obstinadas pero que grandes maestras son!… ¡Y cómo nos muestran al  aprendiz de la Vida que somos y encarnamos!…  Pero convendrás  conmigo que es a través de ellas como percibes en ti al maestro que encierras!… O acaso… ¿No eres tú… no soy yo…  aprendiz y maestro de nuestras cosas… en cada uno de los trabajos de nuestra vida?… Escucha el silencio de tu Corazón… ¿Que puedes decir que en ese silencio no sepas ya?…

¡Pero vaya!… ¡mira que belleza!… ¡que aguas de plata serpentean entre las siemprevivas y las piedras redondeadas por su paciencia  y por el tiempo!… ¡bebamos en él y compartamos su alegría!…

¡Y ánimo que ya falta  poco!… Calmada la sed y envueltos en el aroma de las manzanillas y la flor de mayo… un rato de silencio y  ¡venga… un repecho más!… y por fin… el “Lago del Cielo”…  ¡Una obra de los dioses!… Una mezcla de agua… cielo azul…  reflejos de árboles y montañas… y el reflejo de la imaginación creadora del Corazón hecha realidad…

Y allá al fondo… como guardián de  una pineda… un hotelito de madera y salpicado de rojo por las muchas macetas de geranios en sus ventanas…

¡Vayamos a él!… Leamos la leyenda grabada a fuego y colgada a la entrada…

“El sentido del tacto expresa la delicadeza de ti mismo… tu prudencia mide la experiencia que has acumulado en los tiempos… y tu precipitación advierte cuanto… aún…  has de  pulir. ”

Leer la frase y percibir una extraña sensación de  “aquí y ahora” es todo uno… mientras que el recepcionista… atento y amable… nos comenta que el leerlo le sugiere la complejidad del Ser Humano… sus carencias… pero también los tesoros  que encierra… la capacidad para sentir la sutileza del Amor y la medida con la que la sensibilidad lo expresa en la vida…

Y como que la Vida nos ofrece este regalo… ¡aquí nos quedamos unos días!… ¿Te parece bien?… ¿Qué no tienes tiempo?… Bueno… recuerda que en tu Corazón hay muchos espacios… y que tu… la realidad de ti mismo… ¡está al margen del tiempo!…

Y pasear… perder la mirada apoyado en un pino… silenciar la mente… ¡Ah, amigo, amiga mía!… ¿Cómo perderte el sentir de la magia de sus aguas  deslizando… sutilmente… tu mano por ellas?…

E inspirar… sentir en tu cara el aire fresco de la montaña… y preguntarnos… más bien sentir la belleza del  silencio… de la sutilidad…

¡Alejarnos del tiempo!… acompañarnos de un dialogo intenso… y deseando un pequeño sorbo del Manantial de la Belleza, Perfección y Vida que brota en ti… en mi…

“Si proteges una flor entre tus  manos … ¿Es lo mismo que si la acaricias?…

¿Has intentado hacerlo en alguna ocasión?…

 ¿No es la sutilidad de tu tacto la diadema con la que el Amor te corona?…

¿No reverdece tu sensibilidad? …

¿No sientes como la magia  de la energía se irradia por tus manos?…

¿No se difunde tu  Luz  más allá de la densidad?”…

¿Acaso  el tacto y la sutileza de tu Corazón…  no te sugiere el misterio de la Perfección oculta en todas las formas?…

Pero… ¿Cómo percibir ese misterio en las formas?… ¿Cómo advertir en ellas el Gran  Propósito?… ¿Cuál es el cemento que puede unificar todas las formas de mí vida y comprenderlas?… ¿será la compasión por todas ellas?…

“¡Bien dices!… la Compasión es el colirio que disuelve de tu mirada toda diferencia!… ¡El Amor es principio y fin en sí mismo…! 

Porque en la medida que distingues la sutileza contenida en lo exterior… percibes que tu  Corazón es una ventana abierta por la que te asomas a la Perfección de tu Interior”…

Y  cuando la sensibilidad  parezca haberse ausentado… no será sino el aviso de una renovada delicadeza que se dispone a tomar … de nuevo… cuerpo en ti…

Que tu sensibilidad del “buen hacer”…  sea la ventana por la que captes la  Luz que expreso  a través de  ti…  

Mira… comprende… y actúa  por Mi…

Porque Yo soy tu…”

Amigos… ¿Cómo no alquilar una habitación en ese hotelito y hacer de él como una avanzada del Hogar Celeste…

¿Cómo no pasar unos días paseando por las orillas del lago… tirar de remo y navegar… sentirte gratamente ocioso bajo la sombra de los pinos… y observar… contemplar… vivir… ¿Vivir?… ¡Si!… ¡vivir!… y que tu corazón responda…   ¿por qué no?… ¿No te reserva la Vida una infinitud de sorpresas cuánticas?… ¡Toma la que desees ya que sea la que sea!… ¡Siempre es la tuya!…

Desde el Lago del Cielo… allá en el Corazón…

Juan

JUAN A. SÁNCHEZ DE LEÓN

www.lasendadefuego.com/

Más textos del autor narrados por Mi Voz Es Tu Voz AQUÍ

Sigue la serie en su lista de reproducción

Sigue la serie El Genio del Corazón

Una única vez
Mensual
Anual

¿Deseas colaborar con Mi Voz Es Tu Voz?

¿Deseas colaborar mensualmente con Mi Voz Es Tu Voz?

¿Deseas colaborar anualmente con Mi Voz Es Tu Voz?

Elige una cantidad…

€11,00
€22,00
€55,00
€11,00
€22,00
€55,00
€66,00
€155,00
€333,00

O introduce en la casilla de abajo el importe que quieras donar:


¡Mil gracias por tu generosa aportación!

¡Mil gracias por tu generosa aportación!

¡Mil gracias por tu generosa aportación!

DonarDonar mensualmenteDonar anualmente

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.