VOSOTROS SOIS PRECURSORES – Jeshua a través de Pamela Kribbe

«Vosotros sois precursores, en algún lugar de la memoria de tu alma hay un recuerdo que te confirma que aquí es donde tienes que estar ahora.»
Divulga Amor y Luz

«Vosotros sois precursores, en algún lugar de la memoria de tu alma hay un recuerdo que te confirma que aquí es donde tienes que estar ahora.»

ESCUCHA…

 

 
 
LEE…

 

Amadas amigas y amigos:

Yo Soy Jeshua.

Una vez representé el nacimiento de la energía Crística en la Tierra. Fui un comienzo, pero ese comienzo tiene que completarse, y eso es lo que está pasando en estos momentos que estás viviendo. Ahora aquella ola de energía Crística que yo era al principio, está cobrando impulso y tiene la capacidad de abarcar todas las conciencias que hay en la Tierra, incluida la del propio planeta. En la conciencia tanto de la Humanidad como de la Tierra misma, ahora hay presiones que apuntan a la necesidad de un cambio interior. A nivel externo, puede verse que muchas cosas van mal o se estancan. Eso es algo que ocurre especialmente en los acontecimientos políticos: las luchas de poder entre países, los diferentes grupos de personas y culturas… Pero ese cambio también afecta al destino de la Tierra misma y a la relación de la Humanidad con la vida de la Naturaleza.

Ciertos problemas y dilemas están siendo puestos de manifiesto en estos días y tú has venido en este tiempo para ayudar a que ese cambio cada vez más intenso nazca de la manera más amorosa posible. En este momento, el cambio es tan intenso y tangible en el corazón de todas las personas que conduce a una crisis y a menudo a un pensamiento basado en puntos de vista extremos y posiciones contradictorias a escala mundial.

Como base de esta transformación se necesita una conciencia equilibrada. Hacen falta personas que tengan visión de futuro y entiendan la voz del Amor. El Amor abarca los extremos de la visión humana con todos sus diferentes tipos de conductas y formas de expresión. El Amor te trae de vuelta a la Fuente. En definitiva, esa Fuente que lleváis cada uno de vosotros como una chispa divina indestructible, una Luz Viva que es creativa. ¡Esa Luz eres tú! Y tu Luz es única e individual, tiene su propio resplandor, su propia profundidad, su propia naturaleza.

Lo que más se necesita ahora en la Tierra es que las personas comiencen a escuchar de nuevo a su propia Naturaleza Divina, a quienes realmente son, y que no estén determinadas por todas las influencias sociales aprendidas, los temores y las limitaciones.

Vosotros sois precursores. En algún lugar de la memoria de tu alma hay un recuerdo que te confirma que aquí es donde tienes que estar ahora. Tú sabes que hay algo en ti que te impulsa a seguir esta ola de cambio y apoyarla.

Te pido que te tomes un momento para distanciarte de tus preocupaciones diarias, de los temas cotidianos en los que suele estar ocupada tu mente – esas cosas por las que te preocupas – y que te sientas más amplio. Tú no eres sólo un cuerpo ni una personalidad moldeada por el pasado por ideas aprendidas y reflejos condicionados. ¡Tú eres infinitamente más que eso! Has vivido muchas vidas en la Tierra y en el universo. Eres realmente mucho más grande de lo que crees e incluso de lo que puedes comprender.

Para que esa sensación, esa conciencia de tu núcleo divino, se vuelva más tangible, te pido que dirijas la atención a tu columna vertebral y que la sientas muy conscientemente por un momento. Siéntate erguido y siente cómo una luz fluye a través de ti: una energía que entra por tu coronilla y fluye por tu columna a través de la cabeza, el cuello, la espalda superior…  Sigue ese flujo. Quizá sientas una sensación de hormigueo. Guía ese flujo con la atención hacia tu corazón y dale la bienvenida. Recuerda quién eres conectándote con la luz brillante en esa corriente.

Luego, deja que la Luz fluya por tu columna vertebral a través del estómago y el abdomen hasta el coxis. Ve una energía clara allí, una energía que parece un cristal. Un cristal es transparente, similar a una conciencia abierta e imparcial que lo abarca todo sin juzgar. Siente lo agradable que es estar en ese campo de conciencia donde puedes liberarte porque ya no tienes que tener miedo a tus miedos. Puedes verlos, mirarlos, pero en calma. Deja que ese campo cristalino crezca a tu alrededor hasta que envuelva todo tu cuerpo. 

A través de esa conciencia cristalina, estás unido a las grandes y profundas fuerzas del universo. Tú no estás solo, eso es siempre una ilusión. En cuanto te sientes separado y solo, pierdes el contacto contigo mismo, pero puedes corregirlo conectándote con una perspectiva más amplia. 

Para experimentar esa conexión de una manera tangible, pregunta si aparecerá un guía que esté conectado a ti; un guía que te ayuda, que forma un puente entre tú y esa realidad más amplia de la que eres parte. Puedes sentir a ese guía, y quizá veas un color, un símbolo, una forma, una cara… Deja que ese guía restaure la conexión entre tú y tu Yo Superior, tu alma: la parte infinita de ti. 

Pregúntale a ese guía qué necesitas para confiar más en ti mismo; qué necesitas para seguir el camino de tu alma. La respuesta puede venir en forma de un sentimiento, algo que se te entrega o un mensaje en palabras, no importa. Siente que hay fuerzas de ayuda que siempre desean darte una pista sobre a dónde ir o dónde está el camino que permite que tu luz brille más. 

A menudo sucede que algo que te atrae, que sientes que es bueno para ti y te da un sentimiento de inspiración te guía interiormente en una dirección determinada, y ahí es donde tu alma quiere que vayas para que puedas manifestarte y expresarte. Encontrar ese «algo» inicialmente te evoca sensaciones de alegría y entusiasmo, como si fueras un niño que sueña y se llena de algo; y ese «algo», es la voz de tu alma que te trae vida y renovación, rejuvenecimiento e inspiración.

Pero al mismo tiempo, te has visto influenciado por toda clase de ideas de la sociedad en la que vives. Y esas ideas suelen transmitirte cosas negativas, como que ciertas cosas no pueden suceder porque hay un montón de limitaciones y objeciones; que lo que quieres es ingenuo y poco realista, y que no es posible.

Yo te animo a descubrir tu mayor temor en esa área. Todos vosotros albergáis un cierto sueño en vosotros, una inspiración, algo que hace que vuestro corazón lata más rápido mientras que, al mismo tiempo, os provoca miedo. ¿Y sabes por qué ocurre eso? Porque tú eres diferente. Por lo general, tus sueños, tus inspiraciones, no encajan con la conciencia imperante de la sociedad y de tu entorno. Tú eres diferente precisamente porque eres un precursor. Eres alguien que ha venido a traer algo nuevo, y eso nuevo es extremadamente bienvenido y necesario en la Tierra.

Sin embargo, a nivel cotidiano, y desde la perspectiva de las viejas estructuras imperantes en la sociedad, lo nuevo no es bienvenido en absoluto, por eso te resulta incómodo manifestar esta nueva forma de energía. Además de vuestra inspiración, casi todos vosotros tenéis un gran temor de manifestar realmente los estímulos de ese impulso interno que sentís. 

Ahora y de manera muy simple, observa tu cuerpo o el campo de energía que lo rodea. Observa si sientes o ves un lugar que está restringido, que se muestra más oscuro, el lugar donde se halla ese miedo: el miedo de romper con lo viejo y entrar en lo nuevo. Tu cuerpo se aferra a lo que sientes, por lo que puede ser una excelente herramienta para el autoconocimiento. Así que mira desde la conciencia cristalina interna aquello que te detiene y deja que surja. 

Invoca ese miedo; invítalo a mostrarse. Pregúntate qué es lo que más te asusta y te impide seguir a tu alma. Haz que el miedo se haga tangible nombrándolo: «Tengo miedo de…» Nómbralo tú mismo. ¿Es miedo al rechazo, a la deficiencia, a la vulnerabilidad, a la soledad, a no ser comprendido? Trata de ponerle nombres. Date cuenta de que adquieres una gran fortaleza al enfrentarte a tus miedos y nombrarlos, porque creas un espacio que es más grande que el miedo y te elevas por encima de él. Cuanto más directo y honesto seas al examinar y aceptar tus miedos, más fácil será que te libres de ellos. Trabaja con tu miedo, con esa parte más oscura que hay dentro de ti. Al hacerlo, surge una alquimia interior, una transformación que te ayuda y que también te abre a recibir ayuda.

Vosotros sois pioneros de lo nuevo y esa no es una tarea fácil porque tenéis un yo humano que se ha visto condicionado por el pasado. Tenéis miedos y sois vulnerables, y es muy importante no negarlo. Sin embargo, tu alma quiere sembrar algo en esa atmósfera terrenal y preparar el camino hacia una Nueva Conciencia en la Tierra. Reconócete como parte de esa Nueva Conciencia. Es importante que entiendas quién eres y que seas consciente de la Luz que llevas dentro de ti.

Te saludo desde nuestra profunda conexión.

Yo Soy Uno Contigo.

Muchas gracias.

JESHUA

 

Canalizado por Pamela Kribbe

 
 
Más canalizaciones de Pamela Kribbe narradas por Mi Voz Es Tu Voz,  AQUÍ
Más canalizaciones de Jeshua narradas por Mi Voz Es Tu Voz, AQUÍ
Una única vez
Mensual
Anual

Haz una donación única

Haz una donación mensual

Haz una donación anual

Elige una cantidad

€11,00
€22,00
€55,00
€11,00
€22,00
€55,00
€111,00
€222,00
€555,00

O introduce un monto personalizado


¡Mil gracias por tu generosa colaboración!

¡Mil gracias por tu generosa colaboración!

¡Mil gracias por tu generosa colaboración!

DonarDonar mensualmenteDonar anualmente

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.