NADA QUEDA POR ESCONDER – Ashtar Sherán a través de Vania Rodríguez

«Eso es lo que está sucediendo en todo el planeta, que no hay nada más que esconder. Aunque lo malo es que hay mucha suciedad.»
Divulga Amor y Luz

«Eso es lo que está sucediendo en todo el planeta, que no hay nada más que esconder. Aunque lo malo es que hay mucha suciedad.»

ESCUCHA…

 

 

LEE…

 

Amadas y amados hermanos de la Tierra:

Yo Soy Ashtar Sherán.

Gracias a la energía que llega a este planeta, hemos visto emerger muchas cosas a la superficie. Y cada quien se empeña en comprender y visualizar todas las cosas malas que están surgiendo, todo lo absurdo, lo contradictorio, todo lo que todavía te choca. Esas son las cosas que percibes y por eso te parece que el mundo está empeorando.

Así que te voy a proponer algo. Imagina que la Luz del Sol Central es un gran ángel; un hermoso ángel. No muy grande, de tu tamaño (ten en cuenta de que estoy creando un ser imaginario).

Ese ángel entra en tu hogar y, gracias a su Luz tan intensa, los puntos que en tu vida diaria ves tan tenues, como oscuros, se iluminan de repente porque ese ángel tiene esa propiedad: la de traer la Luz donde no la hay. No importa que sea un lugar al que no llegue la luz física; la Luz de ese ángel llena cada sitio por donde pasa, hasta la más mínima grieta en las paredes, hasta los muebles se iluminan, y te aseguro que, precisamente porque son lugares oscuros en los que no acostumbras a mirar, tú descubrirás muchas cosas.

Seguramente verás mucha suciedad, principalmente eso; y también encontrarás objetos que perdiste hace tiempo y que no lograbas encontrar, como los juguetes de tus hijos por ejemplo. Podrás encontrar cualquier cosa en esos lugares, porque ahora están extremadamente iluminados. La Luz atraviesa muebles, paredes, todo lo que toca. Nada se puede esconder.

De esa forma, la simple presencia del ángel es suficiente para que tu casa se ilumine como si no hubiera paredes ni muebles ni utensilios ni nada de nada; si todo hubiese estado limpio, lo habrías visto todo.

Bien, ahora tomemos esa imagen que hemos creado y transformemos a ese ángel en la Luz del Sol Central. Esa Luz está iluminándolo todo, por eso aparece la suciedad, ya sea por descuido o por la dificultad para acceder a ella o porque fue escondida intencionalmente.

Ya nada queda oculto, y por eso tienes la sensación de que tu mundo está empeorando, pero yo te pregunto: si descubres algo escondido, algo malo que alguien ocultó durante mucho tiempo y de repente sale y se muestra ¿tú consideras que eso sea malo? ¿Quiere decir eso que tu mundo está empeorando?

Muchos dirán que sí es malo, porque es mejor tener la ilusión de que el mundo es perfecto. Y eso es algo así como negarse a ver los errores ajenos para que no tener que ver los propios en algún momento.

Bueno, pues lo que pasa hoy en día es que ya nada puede permanecer oculto y quienes cuidan del equilibrio de vuestro planeta, aunque sea de forma indirecta, pueden ver mucho de lo que nunca vieron antes y son capaces de actuar de manera eficiente y eficaz.

Eso es lo que está sucediendo en todo el planeta, que no hay más que esconder.

Lo malo es que hay mucha suciedad. Piensa en lo que ocurriría si formases parte de un grupo de personas que limpian las calles y que todos los días limpiarais un poco de una montaña de basura que aparece de la nada. No se puede limpiar todo de una vez. Y es más, para todo lo que se va descubriendo, tiene que haber un destino, una acción. Y todavía hay que llevar a cabo muchas acciones para que pueda resolverse ese problema que apareció.

De manera que no, tu mundo no está empeorando; tu mundo se está limpiando.

Estás conociendo todos los hechos, estás encontrándote con personas que creías que eran perfectas y ahora te das cuenta de que tenían mucho que esconder, mucha basura debajo de la alfombra.

Y a medida que esas montañas se limpian de suciedad, las verdades, muchas verdades terribles están a punto de aparecer. Puedo decirte que muchos están muy preocupados porque están viendo que las cosas toman protagonismo rápidamente y ya no pueden ocultar nada de lo que han venido haciendo durante tanto tiempo.

Se acerca el momento de la limpieza final; esa limpieza donde surgirán las grandes verdades. Esas verdades no son verdades sobre personas únicamente, son verdades sobre grupos, sobre líderes, en todos los aspectos. Nada quedará oculto.

¿Y a qué nos referimos cuando hablamos de grandes verdades?

Primero, a la historia de su planeta, la historia que nunca se ha contado. Las creencias creadas por vuestras religiones están viniéndose abajo. Eso será lo primero en ser eliminado. Se contará la gran verdad sobre cada Ser de Luz, y de ahí en adelante, lo que pase será consecuencia de las acciones de todos esos mismos líderes, que manipularon a los habitantes de este planeta.

Así que en este momento de nada sirve tener miedo ni estar impaciente ni temer lo que está por venir. Es momento de confiar en cada Ser de Luz con el que te sintonices. Aunque tampoco tiene que ser así para todos. No queremos crear una hegemonía, sino que te sientas seguro teniendo solo a un ser a tu alrededor y que confíes en que él hará todo lo posible por protegerte.

Eso es lo que pedimos, que no es mucho. Y esto es lo que te ofrecemos: apoyo y protección para ti.

Por eso, no te preguntes a cada rato «¿Qué voy a escuchar, qué voy a ver?», porque ahora cada pensamiento que tienes crea algo afín de inmediato.

Ya lo he dicho en otras ocasiones, si quieres imaginar el gran momento de las verdades, imagina a las personas aplaudiendo y en paz. Imagínatelas resistiendo, pero con calma, con amor en el corazón, sin rebeldía, sin odio… Eso es algo que es necesario que reverbere, nada más. Es inútil que emane miedo por lo que eventualmente sucederá.

Si emanas miedo, es porque no confías en nosotros, lo cual significa que aún no has hecho la alianza con un Ser de Luz, porque si la hubieras hecho, no tendrías miedo, ya que confiarías en que ese ser estaría a tu lado, ahí, acogiendo tu oración, dándote un gran abrazo lleno de amor, escuchando tus problemas y, principalmente, equilibrando todo tu ser.

Emanar miedo es lo peor que puedes hacer ahora mismo, porque quien lo hace baja sus vibraciones y se une a la gran masa que sabe poco o nada o finge no saberlo. Por el contrario, el que confía y tiene fe, simplemente espera; aguarda el gran momento de las revelaciones.

¿Cómo será? No importa, qué más da. Lo que importa es que todo habitante de este planeta lo sabrá todo, incluso lo que hay dentro de una cueva inaccesible y aislada del mundo; lo sabrá todo.

Así que ahora, hermanos míos, es el momento de confiar, de hacer esa lista de salvaguardas y simplemente confiar. Esta es la palabra clave: Confianza. Quien confía no le teme a nada, mientras que quien no confía vive en el miedo.

Pero no se trata solo de decir «¡Confío!». No es así como funciona. Tienes que demostrar que tu confianza es total y que, pase lo que pase, no estás preocupado porque sabes que lo que sucederá será lo mejor para tu alma y, ahora mismo, la atención se centra en tu alma, no en ti.

Vuestra alma necesita ser limpiada, necesita tener la vibración necesaria para la Quinta Dimensión, porque son ellas las que portan la vibración, no el cuerpo.

Tu mente y tu alma son una. Tu alma te intuye y tú recibes intuición. Tú piensas y tu alma recibe tu pensamiento. 

De ahí que necesitemos tratar a las almas, porque son las que llevan la vibración de eones de tiempo de dolor, sufrimiento, magia negra, maldad, violencia, todo.

Ahora es el momento de mirar a los cielos, despedirse de nosotros que estamos aquí arriba y confiar en que seguimos ahí y que siempre atendemos a todo aquel que nos llama.

Sí, os vemos, creedlo. Porque lo que nos une a cada uno de vosotros es la conexión de amor que todos sentís. Así que, si nos respetas y nos amas, la conexión con nosotros se crea de inmediato y venimos a verte individualmente.

Nosotros conocemos con quién podemos ponernos en contacto en la superficie del planeta y lo hacemos. Además, no quiero decir cómo ni cuándo, pero os haremos una visita que será una sorpresa.

Para ello, mantén la casa ordenada, perfumada, preparada para nuestra visita… Aunque ya te digo que esa casa a la que me refiero no es tu casa física, sino tu corazón.

Tú mantén el corazón abierto, amoroso, puro, y seguro que nosotros lo alcanzaremos y, sí, nos uniremos en un solo pensamiento, en un solo momento, en una sola energía, y no hará falta que nos veas, será suficiente que nos sientas y escuches nuestras palabras en tu mente. Ten la seguridad de que sentirás nuestro abrazo y que estaremos juntos en una gran fusión de energía y amor.

Confía en mis hermanos, no lo dudes ni un minuto. Confía en tus Guardianes, en tus Maestros… Actúa con naturalidad, sin ansiedad ni desesperación, porque cuando llegue el momento estarás equilibrado y preparado y atravesarás todo con la certeza de que nos tendrás ahí, justo a tu lado, secándote las lágrimas, susurrándote palabras de apoyo y, sobre todo, diciendo: «¡Estamos aquí y te amamos incondicionalmente!». 

ASHTAR SHERÁN

 

Canalizado por Vania Rodríguez

Más narraciones de Ashtar Sherán AQUÍ

Una única vez
Mensual
Anual

Haz una donación única

Haz una donación mensual

Haz una donación anual

Elige una cantidad

€11,00
€22,00
€55,00
€11,00
€22,00
€55,00
€111,00
€222,00
€555,00

O introduce un monto personalizado


¡Mil gracias por tu generosa colaboración!

¡Mil gracias por tu generosa colaboración!

¡Mil gracias por tu generosa colaboración!

DonarDonar mensualmenteDonar anualmente

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.