REENCAUZANDO EL RÍO DE LA HUMANIDAD – Maestro Jesús a través de Patricia Casidis

«Ya es hora de variar la dirección de la Humanidad, reencauzando las aguas en una dirección mucho más elevada y consciente.»
Divulga Amor y Luz

«Ya es hora de variar el rumbo de la Humanidad, reencauzando las aguas en una dirección mucho más elevada y consciente.»

ESCUCHA…

 

 


 
LEE…

 

Amadas y amados:

Desde tiempos inmemoriales, la Humanidad ha ido buscando una manera de encauzar sus aguas. Al Igual que sucede con un río, que, para que sus aguas no se dispersen, es necesario un cauce, algo que lo contenga y que dirija su energía en una misma dirección.

Pues bien, en el río de la Humanidad, ése cauce estaría formado por las estructuras y sistemas que han armado o construido.

Es importante señalar que esas estructuras los han dirigido en una dirección acorde al grado de conciencia que hubo en cada tiempo.

Debido al gran despertar y al cambio que están transitando en su nivel de conciencia actual en estos momentos, muchos de ustedes, al ver que el viejo cauce no los dirige en una dirección acorde a su sentir, a sus deseos y a su percepción, se sienten impulsados a salirse de él para encontrar una nueva dirección hacia donde dirigirse.

El espacio y tiempo para que eso suceda es aquí y ahora. Éste es el momento de modificar la dirección de la Humanidad, creando ustedes mismos una estructura que dirija las aguas y las reencauce en una dirección mucho más elevada y consciente.

Siguiendo con esta comparación, igual que sucede con las aguas del río, si solo unas pocas gotas intentaran salirse del cauce, simplemente se evaporarían o serían absorbidas y se perderían. Por el contrario, si fuese una gran cantidad de agua la que saliese del cauce principal y se separara y se dirigiera en diferentes direcciones, sólo formaría charcos o pequeños lagos aislados.

Respecto a esto, es importante tener en cuenta la necesidad de hacerlo de forma conjunta y en cooperación con aquellos otros que sienten el mismo impulso, de ser necesario, creando una bifurcación. 

Como ya saben, dentro del conjunto de la Humanidad hay diferentes grados de conciencia y, como no es posible ni es debido intentar acelerar los procesos de otros, recuerden que SIEMPRE hay opciones, que SIEMPRE se presentarán salidas.

Al igual que sucede con las aguas, es necesario hallar y definir una dirección, un nuevo curso. Y eso no puede lograrse sin trabajar hermanados y organizados, aportando cada ser desde su saber y desde sus peculiaridades a fin de crear ese nuevo cauce con una nueva estructura, una nueva organización que los dirija hacia una vida acorde al nuevo nivel de conciencia.

Eso no es algo que deban realizar desde la mente; no se trata de diseñar un sofisticado sistema pensado desde estrategias, sino, por el contrario, se trata de crearlo basándose en la esencia de Todo, en el Amor Incondicional. Cuando conectan profundamente con la energía del Amor, todo lo que crean desde esa vibración se transforma en igualdad, claridad, certeza, simplicidad y perfección.

Como ya hemos dicho y como estarán percibiendo en el entorno, no todos sienten el mismo llamado al mismo tiempo. Muchos quieren continuar en el mismo río, en el cauce conocido, en la misma dirección.

Y en este punto deseo dirigir mis palabras a ustedes, a quienes sí sienten el llamado al cambio. Ustedes, quienes han logrado ampliar la conciencia, quienes sienten en su interior que han venido a marcar una diferencia, quienes han estado preparándose para este cambio. Aquellos quienes han venido especialmente a ser parte activa de él.

Almas valientes, uno de los grandes desafíos a los que se enfrentan es no  tratar de convencer a los demás ni entrar en confrontaciones. Recuerden que esas otras personas que no están listas aún, no tienen la misma forma de ver ni de entender que tienen ustedes hoy sobre lo que están viviendo. Es aquí donde deberían sintonizarse una vez más con el Amor Incondicional y anclarlo al basar sus acciones y respuestas en ese Amor, en esa vibración.

Pues sí, puede parecer que la tarea no es sencilla. Pero tienen dentro de sí algo inmensamente valioso: LA SEGURIDAD Y LA CERTEZA QUE LES DA SEGUIR SU PROPIA VERDAD. ¡Siéntanla y afiáncense en ella! La confrontación sólo les situará nuevamente en el lugar del que tratan de salir. Es decir, que para que eso sea posible, deberían hacerlo desde un estado de equilibrio personal.

Para lograr el equilibrio y coherencia necesarios y poder gestionar todo ese gran cambio, resulta primordial individualmente sanar su alma, restableciendo así su equilibrio para ir recuperando su esencia, su significado y su poder. Alcanzando así una mayor madurez espiritual (de eso hablaremos en el siguiente contacto).

De lo contrario, todo aquello que realicen e incluso las respuestas que den frente a las presiones y posturas diferentes, se verán afectadas y condicionadas por toda la carga de mandatos, de miedos, de dolor y de viejas programaciones.

Al continuar con esas cargas, todo su accionar es desde el lugar de un alma herida y fragmentada, un alma opacada. Recuperar su poder es dejar de ser un alma herida para poder así manifestar su Energía Divina, su Luz.

De modo que, para relacionarse con el exterior de manera armoniosa y tener la fortaleza de cambiar el rumbo que hasta ahora se seguía, es necesario realizar ese proceso individual de limpieza, de equilibrio y de sanación; de lo contrario continuarán repitiendo patrones. Es decir, sanar y elevarse individualmente para sanar y elevar a la Humanidad. 

Es posible que muchos de ustedes piensen que ya han tenido suficiente de todo eso, que ya han sanado y equilibrado, que ya han ampliado su conciencia, y seguramente sea así. Pero recuerden que, hasta volver a ser Uno con la Fuente, no hay límite para elevar la conciencia. Y a mayor profundidad lograda en sanar, equilibrar y recuperar su Esencia, mayor profundidad de conexión y mayor expansión lograrán también, ya que estarán mucho más sintonizados en la frecuencia del Amor Incondicional. Por lo tanto, a mayor nivel de conciencia, mayor equilibrio y amor tendrán sus acciones y respuestas.

El sistema o estructura que encauzó al río de la Humanidad hasta ahora, buscó desconectarlos de su propia esencia, de su poder, ocultando su diversidad y singularidades, tratando de unificarlos aunque no desde la intención de aunar, sino más bien buscando uniformarlos, igualarlos, retirando la identidad propia de cada ser, para de esa forma restarles su poder. Igualarse para no reconocerse, para debilitar. Como ya saben, al ser menos conscientes, son más vulnerables y pueden ser dirigidos según los intereses y objetivos de quienes diseñan y arman las estructuras o las manejan. (De ello, de su poder y de la importancia de recuperarlo a través “empoderamiento”, también hablaremos en un siguiente contacto)

Les pido ahora que piensen en la Humanidad como colectivo, como UNO, como un SER para que resulte más sencillo entender esta idea, ya que, a primera vista, puede resultar molesta y hasta rechazada. 

La realidad que viven hoy no fue creada por otros, fue creada por ustedes mismos, siendo acorde siempre al grado de conciencia de cada tiempo.

De igual modo que individualmente cada ser tiene sus luces y sus sombras, que cada ser en su recorrido vive experiencias a veces más y a veces menos iluminadas, la Humanidad como colectivo también ha transitado experiencias y tiempos de mayor luz y de mayores sombras en su recorrido evolutivo. Y también como unidad tiene partes luminosas y tiene sus sombras.

Igual que cada uno de ustedes personalmente, la Humanidad como conjunto también ha estado cargando el peso de viejas heridas y viejas programaciones en ciclos repetitivos; reiterando una y otra vez el patrón de dominantes y dominados, de dirigentes y dirigidos, de víctimas y victimarios.

Si bien existen fuerzas externas que han influido, es importante durante este proceso enorme que están atravesando, que sean conscientes también y ASUMAN LA RESPONSABILIDAD DEL TIPO DE SISTEMA QUE HAN CREADO para poder, de igual modo que lo hacen individualmente, sanar el pasado, iluminarlo e integrarlo, recogiendo las enseñanzas y experiencias para construir un camino diferente, reencauzando el río de la Humanidad hacia una vida en equilibrio acorde al nuevo nivel de conciencia.

Asumir que han sido ustedes mismos, ustedes y sus antecesores, ustedes y cada generación hacia los comienzos, ustedes como conjunto, como colectivo, unos pocos siempre ejerciendo dominio y otros muchos cediendo su poder, 

Sin asumir la propia responsabilidad y culpando a fuerzas externas,  no habría un verdadero crecimiento ni un verdadero avance.

De igual modo que este es tiempo de sanar, trascender, integrar e iluminar las sombras de cada uno particularmente, es tiempo también de hacerlo como colectivo

A medida que asuman y acepten los desaciertos igual que los aciertos, en la medida que salgan de los bucles de repetición, podrán crear algo nuevo porque lo harán desde un punto de inicio diferente, desde una conciencia y vibración más elevadas.

Y eso es justamente lo que está ocurriendo ahora masivamente; muchos han comenzado a salir de esa uniformidad y ya comienzan a manifestar su esencia, sus convicciones y fortalezas, saliendo así del esquema de dominados y dominantes, y comenzando a convertirse en protagonistas activos de este gran cambio en la Humanidad.

Así, al estar individualmente en equilibrio, al deshacerse de sus cargas, al recuperar su esencia, su poder, su verdad, son libres para elegir su camino.

Cada uno de ustedes está colmado de virtudes y características que los hace únicos y especiales; cada uno de ustedes juega un papel igualmente importante; cada uno de ustedes define el mundo en el que viven con cada decisión que toman, con cada acción que realizan, con cada respuesta que dan. ¡Siempre se puede elegir!

Limpien ya esas sombras del pasado, quiten el polvo que hasta ahora los opacaba, fortalézcanse y expresen su verdad, su Luz.

Recuerden que la oscuridad SÓLO puede manifestarse y crecer, cuando la Luz deja de brillar. Por eso, ¡mantén siempre tu faro encendido!

Desde la Luz, les abrazo con profundo amor y respeto. ¡Sepan que siempre estamos acompañándolos!

 

MAESTRO JESÚS (En conjunto, acompañado…)

 

Canalizado por Patricia Casidis
 
Más canalizaciones de Patricia Casidis narradas por Mi Voz Es Tu Voz AQUÍ
Una única vez
Mensual
Anual

Haz una donación única

Haz una donación mensual

Haz una donación anual

Elige una cantidad

€11,00
€22,00
€55,00
€11,00
€22,00
€55,00
€111,00
€222,00
€555,00

O introduce un monto personalizado


¡Mil gracias por tu generosa colaboración!

¡Mil gracias por tu generosa colaboración!

¡Mil gracias por tu generosa colaboración!

DonarDonar mensualmenteDonar anualmente

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.